ediciones especiales sin disco, opinión

De manera cada vez más recurrente, algunos esperados títulos con edición coleccionista no incluyen el juego en formato físico, es decir el disco o tarjeta, y en su lugar añaden un código digital. Hoy reflexionamos sobre ello.

Este artículo se forma parte de nuestra newsletter exclusiva, si quieres recibirlo en tu correo electrónico antes que nadie solo tienes que suscribirte... ¡Es gratis!

  • - No es una tendencia nueva, pero desde 2020, muchas compañías están probando a no incluir el disco en las ediciones especiales físicas de sus juegos.
  • - Es una jugada extraña, dado que quien se compra la edición física, es porque quiere todo el contenido tangible.
  • - El resultado suele ser la recepción negativa de los usuarios, y en ocasiones, el “recule” o rectificación por parte de la compañía.

Como amante del formato físico y coleccionista, que una edición especial no incluya el disco del juego me parece una de las peores bromas que se le puede gastar a un jugador. Es como ir a comprar un bocadillo de jamón y que sólo te den el pan. Puede ser el mejor pan del mundo, pero nunca sabrá igual.

Es, por decirlo mal y pronto, la “leche deslechada de vaca desvacada” de los videojuegos, una frase que uso de manera recurrente para referirme a algo a lo que se le van quitando partes o capas de su razón de ser para convertirlo en otra cosa.

¿De dónde viene la frasecita? Pues de hace casi 30 años, del irreverente “El Peor Programa de la Semana”, en el que era posible ver a un joven Santiago Segura antes de saltar al estrellato con El Día de la Bestia o arrasara en taquilla con Padre no hay más que uno 3, junto a otros conocidos actores.

El gag en cuestión, a pesar de los años, repasaba de manera bastante irónica la, por entonces, creciente variedad de tipos de leche disponible en los supermercados, añadiendo un nueva modalidad... que era de todo menos leche.

Y eso es lo que me viene a la cabeza cada vez que se anuncia alguna edición especial en formato físico y, contra todo pronóstico, no incluye el disco o tarjeta. Siguiendo con el gag, es como comprar leche a la que le han quitado todas las propiedades de la leche, valga el chiste malo, la leche.

Porque, si compras la edición especial de un juego, y justo es el juego lo que no viene… ¿qué sentido tiene? Que el formato digital sigue creciendo es algo de lo que ya hemos hablado largo y tendido… pero una cosa no se debe confundir la otra: el que se compra una edición física es porque quiere ese juego y los extras que trae, sea un manual o una figura.

Un caso sonado relativamente reciente fue el de Ubisoft con Assassin’s Creed Valhalla, que en el caso de las ediciones para Xbox Series X|S y One anunciaron que no incluiría el disco.

God of War Ragnarok

Más recientemente lo hemos visto con God of War Ragnarok o Xenoblade Chronicles 3 (el caso de este último es distinto, debido a motivos logísticos), pero son dos ejemplos que me hacen pensar en los males que castigan al formato físico y las posibles soluciones para evitarlos y que conviva plácidamente con el digital.

- lanzamiento digital primero, edición física completa después: cada vez veo más claro que prefiero esperar unos meses, y lo que tenga en el disco o cartucho sea el juego completo, con parches y DLC y no un producto incompleto. ¿Para qué pagar 60 euros o más por algo que está a medias en el disco? Prefiero el 100%, de cara a conservarlo.

- Ediciones físicas “completas” en pre-venta: siguiendo el modelo de muchas de las empresas de ediciones limitadas, ¿por qué no abrir periodos de reserva antes del lanzamiento y así producir las unidades necesarias, sin que nadie interesado se quede sin ella o que arrasen los especuladores? Al final, compras lo que quieres, sin competir con bots.

- ¿Por qué no abrir la puerta a “ediciones a la carta”? El comprador es quien elige los contenidos que quiere tener (entre una lista cerrada de extras a elegir, claro) y dependiendo de lo incluido, pagas más o menos por tu edición.

- Puestos a pedir, ¿por qué no explorar ediciones “duales”, con el juego digital para disfrutarlo en lanzamiento y físico “completo” al terminar de actualizarlo y lanzar el DLC?

Sea cual sea el futuro del formato físico, aun quedamos unos cuantos por el mundo que preferimos esta opción, ya sea por coleccionismo, preservación o simplemente nostalgia por un tiempo que cada vez parece quedar más lejos… Sólo hace falta que lo cuiden un poquito más para que dure muchos años, porque mercado e interés, sigue habiendo.

Y además