Imagen de perfil de Jesús Delgado
La opinión de
Jesús Delgado

Jack Kirby: Cien años del genial dibujante de comics

Jack Kirby: Un centenario de genialidad
Jack Kirby, el gran guionista y dibujante de cómic, hubiera cumplido 100 años el lunes 28 de agosto. En su centenario, recordamos al creador del Cuarto Mundo, del Capitán América y de muchos de los grandes hitos del cómic americano.

Esta semana el nombre de moda es Jack Kirby. Perdonadme el arranque de cinismo, pero ya sabemos como es esto del neo-frikismo en el que todo el mundo parece tener que aparentar de entendido, subiéndose al carro del comic al tiempor que se llenan la boca para dárselas de conocedor de una materia. Ora sea diciendo que el único "cómic de superhéroes" que merece leerse es Watchmen (sic), ora que después de La Muerte del Capitán Marvel toda la industria del cómic "no existe". 

Bilis aparte, y sea o no una moda pasajera, hemos de decirlo: Jack Kirby es muy grande y sin él el mundo del cómic no sería, ni de remota coña (sí, he dicho remota) lo que es a día de hoy. Por eso, aquellos que disfrutamos con los cómics (o simplemente con las películas basadas en ellos) deberíamos estar muy agradecidos de la contribución que este genio neoyorkino realizó al Noveno Arte.  Y no nos referimos únicamente en cuanto a su producción se refiere, sino también su calidad como profesional, bregando para que las figuras del ilustrador y del creador fuesen reconocidas por los editores y empresarios.  De ahí que tampoco esté de más celebrar que este 28 de agosto, Kirby celebre su 100 años de su centenario. 

Pero no os vamos a aburrir con otra historia de este señor nacido allá por 1917 en Nueva York bajo el nombre de Jacob Kurtzberg, que en 1941 co-creó con Joe Simon al Capitán América poco antes de irse a la II Guerra Mundial, donde sirvió como explorar. Ni tampoco os vamos hablar de su intento de crear su propio sello editorial junto al citado Joe Simon en los 50, ni su colaboración con Stan Lee dando a luz al Universo Marvel Clásico. Y aunque quisiéramos no entraremos en detalles sobre su aportación en DC Comics, creando la saga de El Cuarto Mundo, con personajes tan emblemáticos como el villano Darkseid. No, ni hablaremos de sus últimos años, de su legado a la industria del cómic, ni la larga sombra que dejó tras de sí al morir en los 90 del pasado siglo. Si queréis saber más de todo eso, lo tenéis en Wikipedia, bastante bien resumidito, sirviendo de de base para cualquier artículo-biografía que se precie.

¿Te gustan los cómics? No dejes de leer nuestro especial de The Defenders

Aunque, la verdad sea dicha, es una lástima, teniendo en cuenta que da para muchas anécdotas. Como el curioso detalle de que La Cosa de los 4 Fantásticos se inspiraba en él (un tipo rudo y ancho de cuerpo, que fumaba puros y era de origen judío) o la leyenda de que su paso por el frente europeo, Kirby se metió en un bosque armado únicamente con un cuchillo, siendo perseguido por un grupo de soldados alemanes. Y que Kirby salió, pero los boches no. 

Lo que sí os proponemos, si me dejáis, es hablaros de algunas claves detrás de la figura de Jack Kirby, exponiendo las contribuciones a la industria con motivo de su centenario. Y luego, si nos da tiempo, ya os proponeros una breve guía de lectura. 

Kirby, el Rey

Stan Lee fue el responsable de ponerle a Jack Kirby el sobrenombre de "The King" ("El Rey"). En honor a la verdad, no sabría deciros si fue fruto del espíritu trilero de Lee y su visión de mercado para vender humo y espejos o un título concedido desde el respeto y el cariño. Voy a ser bienpensado, atendiendo a que entre ambos no había mala sangre, a pesar de lo que dicen las malas lenguas, y que el guionista y ejecutivo en efecto tenía a Jack Kirby por un auténtico fuera de serie, merecedor de todos los honores. 

¡Y no es para menos! Al repasar la figura de Jack Kirby y su importancia en su centenario, uno debe entender que se trata de un autor que estuvo presente en la era de los superhéroes casi desde sus principios hasta el arranque de la edad oscura de los 90, que supuso un ocaso antes del renacer de los 2000. Tanto en Marvel como en DC, como en editoriales menos conocidas, Kirby fue un referente y, en muchos casos, un vanguardista. 

Por un lado, como ya hemos dicho, fue el co-creador de numerosos personajes. A saber, sabemos que en Marvel ayudó con los 4 Fantásticos, que estuvo detrás del mérito de Thor y que Los Vengadores fueron cosa suya. También sabemos que colaboró creando el uniforme original de Daredevil (en tanto Bill Everett, dibujante del primer número, procastinaba la conclusión de dicho capítulo inaugural) y que el Capitán América fue uno de los héroes en los que trabajó con más mimo, debido a los lazos que les unían como criatura y padre. En este aspecto, el tándem Stan Lee y Jack Kirby, uno como mente, el otro como artífice y demiurgo, fue la simiente de la que brotó lo que hoy conocemos como Universo Marvel, siendo una de las marcas más rentables en el cine actualmente.

Pero es que en la competencia tampoco nos lo tenemos que perder. Si bien las desavenencias con DC en los 50 no son desconocidas, tras un rebote con Marvel a finales de los 60, Kirby pasó a la casa de Superman. Y no lo hizo para reciclar héroes de capa caída, sino para impulsar tres nuevas colecciones de creación propia: New Gods, Mister Miracle y The Forever People (Nuevos Dioses, Míster Milagro y Jóvenes Eternos). A estas se añadiría una cuarta colección, de la que se haría cargo para reflotar sus ventas: Jimmy Olsen: Superman's Pal (Jimmy Olsen, el amigo de Superman).

Las cuatro series se convertirían en el llamado El Cuarto Mundo, un relato épico y cósmico que serviría para presentar al villano Darkseid, el fascista supremo de DC, y a una miríada de nuevos héroes con toques mitológicos. En este punto, no ahondaré sobre este punto. Podéis saber más, leyendo la crítica del volumen 1 de El Cuarto Mundo.

Aunque si eres más de Marvel también puedes leer la crítica del sus Cuatro Fantásticos junto a Stan Lee

Al margen de todas estas creaciones, también hemos de entender que Kirby era un tipo que vivía en el mundo. A diferencia de muchos autores que se han quedado estancados en una visión de la vida, en un momento y con un planteamiento inamovible, y sobre cuyos nombres no hace falta ni mencionar, Jack Kirby era un individuo que le tenía cogido el pulso al momento y a la actualidad.

Este artista trataba de estar en constante contacto con la juventud, su público objetivo. De esta manera, Kirby tenía interiorizado el mensaje de los movimientos de la Contracultura, las preocupaciones de los jóvenes, el discurso antibelicista nacido durante los 60 y 70, así como muchas otras cuestiones que evidenciaban que sus historias no solo eran relatos narrados desde la editorial para el público, sino historias hechas por y para su público.

En este sentido, podemos decir que Kirby era un individuo que entendía las demandas de los lectores y también encontraba la forma de contarlas. Sus relatos, aquellos que él escribía, bebían de la mitología y de los relatos épicos, haciendo que lo grande y divino se encontrase con lo mundano y ordinario, creando unas historias conmovedoras y a la vez bastante sesudas. Las metáforas y las vueltas de tuerca que pretendía presentar eran algo muy avanzado para su momento. 

Tampoco hemos de olvidarnos de su faceta más conocida, la de dibujante. A ojos del lector neófito de hoy, Jack Kirby puede ser acusado de "dibujar siempre igual", de hacer cuerpos fornidos, de recaer en poco realismo anatómico, pasarse por el forro la pespectiva y demás topicazos propios de lo que debería ser el "buen dibujo". Sin embargo, en honor a la verdad, su trabajo era fruto de su época, que evolucionó a lo largo de los años, dando pie a un trazo y un estilo reconocido y nada fácilmente imitable. Principalmente por la fuerza de sus dibujos, la prodigalidad de sus producciones (cuatro colecciones mensuales llegaba a ilustrar en su cenit). 

Además, no solo como ilustrador destaca, sino también como creativo y diseñador de personajes. Sus diseños resultan a día de hoy revolucionarios, pergeñando una estética propia, que veremos homenajeada en cierta manera en la película Thor: Ragnarok, que según se dice, bebe mucho de sus trabajo. El estilo con el que dibujo y reflejó, sobre todo, los seres cósmicos son irrepetibles y emblemáticos. Podriamos hablar del propio Galactus, o del atormentado héroe Orión, así como obras crepusculares como Captain Victory and the Galactic Rangers o su aportación a la serie animada The Centurions

En conclusión, no solo como currito, sino como demiurgo de mundos  podemos decir que Kirby es un hito del cómic del siglo XX. Por supuesto, se trata de un autor clásico, que muchos encontrarán difícil en la actualidad. Sin embargo, no por ello desmerece la pena el echar un ojo a su obra en cómic. Lo que me lleva al siguiente punto. 

Cómics de Kirby que has de leer

Aunque os parezca extraño, en la actualidad no existe mucho material de Jack Kirby publicado en España. Si acaso las grandes obras, las más conocidas. Esto implica que trabajos clásicos de Kirby, así como los de su última etapa, se han perdido para el público nacional. Sin embargo, gracias a las grandes editoriales de nuestro país, tenemos obras muy destacadas de su producción en cómic.

Por un lado, Ecc ediciones ha publicado en nuestro país El Cuarto Mundo. En el momento que se escribe este texto, es posible encontrar los tresprimeros tomos de los cuatro que forman la antología de esta serie. Esto es, El Cuarto Mundo, de Jack Kirby vol. 1El Cuarto Mundo, de Jack Kirby vol. 2 y El Cuarto Mundo, de Jack Kirby vol. 3.

En tanto Panini cuenta con una interesante selección de cómics de su etapa en Marvel. Destacan dentro de su aportación a los 4 Fantásticos los tomos 1 al 5 de la línea Marvel Gold. Los comprendidos entre Marvel Gold Los 4 Fantásticos. Tomo 1: Génesis y Marvel Gold Los 4 Fantásticos Tomo 5: El Largo Camino a Casa. En esta misma línea, su trabajo en el Capitán América resulta impresionante. Destaca claro está, la Saga de la Bomba Loca como obra magna, ya que con ella Jack Kirby planteó los problemas que en 1975 EEUU vivía de cara a su bicentenario. 

De manera más clásica, y ya alejados de los superhéroes, también contáis con la antología Jack Kirby/Joe Simon, en la que se refleja el trabajo de estos dos autores realizando relatos de cómic de misterio, terror y suspense. Actualmente, podéis encontrar los tomos Horror! (Biblioteca Simon y Kirby), Science Fiction! (Biblioteca Simon y Kirby) y Crime (Biblioteca Simon y Kirby). Todos ellos publicados en España por la editorial Diabolo. 

Por último, y ya a modo anecdótico, también queda la serie de dos números titulada Génesis. Propiamente no es una obra de Kirby, sino un trabajo tributo firmado por Kurt Busiek, Alex Ross y Mark Buckingham (entre otros), que toman elementos de la producción final del Rey en los años 90 y lo reformulan como un relato épico a modo de homenaje. Resulta una lectura bastante interesante, debido a que es lo que podríamos denominar como "Kirby a través de los ojos de otros autores" a modo de relato de Ciencia-Ficción. 

Y hasta aquí hemos llegado. Si queréis saber más sobre Kirby, y buscáis más lecturas sobre él, os recomendamos encarecidamente pasaros por vuestra tienda de cómics de confianza y le preguntéis a vuestro librero. Seguro que él os orienta como nadie. 

Y además