Ir al contenido principal
Imagen de perfil de Sonia Herranz
La opinión de
Sonia Herranz

Juegos viejos para consolas nuevas o no hay mal que por bien no venga

Juegos que se actualizan gratis a next-gen

Cada vez que anuncian que tal juego se actualiza a PS5, se presenta un remake o un remaster (que cada uno elija) o un port para Switch de un juego de Wii U, a mí se me queda cara tonta… Pienso: hay nada nuevo bajo el sol, que tostón, otra vez lo mismo, qué desperdicio, ¿no se los ocurre nada o qué?… 

Las opiniones expresadas en este artículo son las del autor y no tienen por qué coincidir necesariamente o exactamente con la posición de Axel Springer o de Hobby Consolas.

Parezco una abuela amargá, a la que nada le gusta, que está de vuelta de todo y la que a todo le saca pegas. Por suerte se me pasa (casi siempre) bastante rápido. Solo necesito levantar la vista de mis cosas y mirar a mi alrededor. Al fin y al cabo, no todo el mundo tiene la suerte que yo he tenido de poder jugar a tantas cosas, tener tantas consolas y haber visto tantos juegos… 

Que Nintendo rescate los exclusivos de Wii U (y que lo haga tan bien como, por ejemplo, con Super Mario 3D World) es una manera fantástica de recuperar juegos que mucha gente se perdió en su día. Pocos jugadores se lanzaron a la aventura de descubrir los secretos de la consola menos exitosa de Nintendo (sin contar Virtual Boy), y lanzarlos ahora, con Switch a toda máquina, es una fantástica manera de darles una segunda vida. Y aún faltan más que no nos sobrarían... ¿Cuántos jugadores de Switch los habían jugado? Seguro que muy pocos. 

ttps://www.dailymotion.com/video/k6aQjDppNvicwNwC4U4

Es más, incluso los remakes de juegos de Wii (consola que sí que tuvo un éxito arrollador), vienen muy a cuento si tenemos valoramos que han pasado 15 años desde su lanzamiento y que tiene algunos exclusivos que merecen un altar. Tengo en casa un nintendero de pro emocionado por el remake de The Legend of Zelda: Skyward Sword HD. Forjar la Espada Maestra puede provocar muchas emociones.  

Pero podemos ir más allá. Mientras yo me desinflé un poco con aquel Direct donde se anunció el remake de Pokémon Mundo Misterioso, él daba botes de alegría a mi alrededor… Está claro que nunca llueve a gustos de todos. Lo bueno es que este tipo de lluvia, si no te gusta, basta con ignorarla para que no te moje. 

No todos hemos jugado a todos los juegos y que nos den ocasión de recuperar juegos míticos, pero vestidos con nuevas galas, siempre es una buena noticia, aunque a veces no lo parezca. Sigo pensado que no hay mucho estímulo para saltar de generación. Que no hay nada especial que justifique la compra de una PS5 o una Xbox Series X|S, pero lo cierto es que los que se las compran, aunque tengan poco exclusivo next-gen con los que alimentarlas, sí que tienen mucho y bueno para jugar.

Solo con la colección de PlayStation Plus y sus veinte juegazos tienes para meses de diversión, porque la lista es alucinante. Eso sí, a mí, personalmente, no me emociona en exceso, porque no me veo jugándome otra vez God of War, Uncharted 4, The Last Guardian o Resident Evil 7, por mucho que mejore la cosa al instalarlos en PS5. Está claro que quien no los tuviera todos va a pasárselo en grande. Y, si encima llegas de nuevas (porque te saltaste una generación o porque venías de la competencia), pues todo es un descubrimiento. Y en 4K se descubre mejor. 

Han cambiado mucho las cosas en los últimos 30 años. Antes, con cada nueva consola que se ponía a la venta llegaba un torrente de emoción por ver con qué eran capaces de sorprendernos gracias a las nuevas capacidades de la última máquina. Ahora, las diferencias son más sutiles. Ya no se trata de ofrecer juegos nuevos y mejores, sino de hacernos jugar mejor, más cómodo y más sencillo. No sé si me gusta este cambio, porque creo que sigo prefiriendo las sorpresas, pero, claro, a cada año que pasa es más difícil que algo me sorprenda… 

En un par de años, lo que ahora llamamos next-gen nos abrirá los ojos a nuevas posibilidades, pero, mientras eso llegue a ocurrir, tendremos tiempo de ir recuperando esos juegos que nos perdimos en su días, que quizá despreciamos por exceso de oferta o, sencillamente, pasamos de largo. 

Me seguirá pareciendo poco emocionante que se anuncien actualizaciones next-gen de juegos de old-gen, seguiré sintiendo que no es suficiente, pero, al mismo tiempo, me alegraré por los que no pudieron disfrutarlos en su día. Y hasta puede que me una al clan. Para empezar, creo que voy a darle un tiento a Mass Effect Legendary Edition, que confieso que no pasé del primero. Aunque siendo tan largo… Creo que, al final, como siempre, me tiraré a por lo nuevo y, ahora mismo, Ratchet & Clank: Una dimensión aparte está el primero de mi lista. Y al fin y al cabo sigo prefiriendo descubrir si me sorprenden… 

Y además