Ir al contenido principal
Imagen de perfil de David Martínez
La opinión de
David Martínez

El mayor descubrimiento de la "nueva" Star Wars son los droides

droides

Nunca llueve a gusto de todos (esto no es un chiste sobre Death Stranding, que conste). La cuestión es que me he pasado "dos vidas" esperando que se lanzasen nuevas películas de Star Wars. Como casi todos los que me estarán leyendo, soy uno de esos niños que se educaron con la trilogía clásica -en el cine y en VHS- y que disfrutó como nadie el reestreno de la edición especial. Dejando a un lado que Han disparó primero, por supuesto. 

Star Wars Una nueva esperanza

16 años después de El retorno del Jedi, se me saltaban las lágrimas con aquellas primeras imágenes de La Amenaza Fantasma (ese tráiler por el que la gente iba al cine y no se quedaba a ver la película). Soy de esos que disfrutaron las precuelas pese a Jar Jar Binks, pese al exceso de CG, pese a la secuencia de la manzana de El ataque de los clones... y a los diálogos "graciosillos" entre Obi Wan y Anakin Skywalker en la batalla sobre Coruscant. 

Unboxing de los droides hinchables de Star Wars a tamaño real

La "segunda vida" fue esperar 10 años más (desde el Episodio III a El despertar de la Fuerza) para que la saga de los Skywalker llegase a su fin. Algo que parece que ocurrirá este año y que me provoca una inmensa tristeza, como si se pusiera punto final a un viaje de 42 años. Quizá esta tercera trilogía es la que menos me ha entusiasmado. Puede ser por muchos motivos -el principal es la repetición de situaciones o los personaje vacíos- pero el caso es que también le he encontrado algunas virtudes. 

De hecho, creo que lo mejor de la Star Wars actual son los droides. Y ahora me explico.

Unboxing del ATAT por radiocontrol de Star Wars

BB-8

En la nueva trilogía (El despertar de la Fuerza, Los últimos Jedi y El ascenso de Skywalker) tenemos a BB-8. De hecho, era famoso antes del estreno de la película de JJ. Abrams, y con razón. No sólo es el modo en que encaja con la gran pareja formada por R2-D2 y C3-PO, sino su personalidad especial -sin decir ni una palabra-. ¿No os acordáis de ese "thumbs up" que le hace a Finn? Es el mejor compañero para Rey, y su diseño -basado en los prototipos iniciales de R2- ha sido todo un acierto.

En Star Wars Rebels, tenemos al cascarrabias Chopper. Parece un astrodroide anticuado si lo comparamos con BB-8, y sin embargo también es capaz de "robar el show". Nuestro querido Chopper no sólo es un complemento de la tripulación, más bien se trata de uno más a bordo del Espíritu, junto a Kanan Jarrus, Ezra, Sabine... Es como si nos encontrásemos con una versión más vieja y malhumorada de R2-D2 y nos encanta. 

KS-2O representa el lado opuesto. Y sin embargo, es otro de esos droides que le han dado más valor a las nuevas películas de Star Wars. El androide imperial de Star Wars Rogue One es la fuerza bruta... ese compañero al que no quieres poner de mal humor, y en este caso ocupa el papel que tenía Chewbacca -deja ganar al wookie- en la saga original. Y así funciona perfectamente. 

Rogue One Star Wars

Construye tu propio sable láser con este kit

Pero para el final dejamos a BD-1, el droide que acompaña a Cal Kestis en Star Wars Jedi Fallen Order (el juego que aparece mañana para PS4, Xbox One y PC). Aquí no vamos a hablaros sobre su papel en el argumento -que lo tiene- ni sobre las funciones, que permiten a nuestro joven Jedi abrirse paso por los planetas del juego.

En realidad, lo importante es que tiene un diseño que encaja perfectamente con la era en que transcurre el juego, entre Star Wars Episodio III y Rogue One, y una personalidad adorable. 

Análisis de Star Wars Jedi Fallen Order

Jedi Fallen Order

BD-1 protagoniza alguno de los momentos más divertidos del juego, es el contrapunto perfecto para la personalidad de Cal, y apenas tardamos unos minutos en cogerle cariño. Sin duda, lo mejor de la nueva Star Wars (ya sea en el cine, en Tv o en los videojuegos) son los droides. 

¿Y qué pasa con The Mandalorian? Pues la serie que acaba de estrenarse en Disney + también tiene su ración de droides, pero en este caso, al menos en el primer capítulo, su papel es muy diferente. Puede que aún no hayáis visto la serie, así que lo dejamos en que se trata de un droide asesino, modelo IG, y que los diálogos no son su fuerte. 

Y además