Imagen de perfil de Jesús Delgado
La opinión de
Jesús Delgado

Spider-Man se va del Universo Cinematográfico de Marvel Studios... ¿Y ahora qué?

Spider-Man: Lejos de casa

Spider-Man se va del Universo Cinematográfico de Marvel, debido a que Sony y Marvel Studios no han alcanzado aún un acuerdo ¿Y ahora qué? ¿Qué futuro le espera al personaje de Tom Holland en las películas próximamente?

Bueno, parece que la cosa va en serio. Sony y Marvel Studios no están ya en el amor. El acuerdo entre ambos, para integrar a Spider-Man en el UCM se ha roto. La colaboración que comenzara con Capitán América: Civil War ha hecho aguas a las puertas de la Fase 4 del UCM por un tema, aparentemente, de reparto de derechos de explotación. Según parece, Disney quería más tajada "del pastel" y Sony se ha negado a aumentar los beneficios para la Casa del Ratón.

Consigue el pack con todas las películas de Spider-Man

Como consecuencia, Disney cobraría cerca de un 5% de taquilla en lo sucesivo y Kevin Feige, CEO de Marvel Studios no tendría control creativo sobre las futuras películas de Spider-Man. Motivos económicos aparte, esta noticia ya ha hecho que se ponga en marcha el movimiento que se genere el movimiento #SaveSpiderMan, para alentar a que ambas compañías vuelvan a sentarse a negociar.

Ahora bien, ¿es esto el final de Spider-Man en el UCM? Y si es así, ¿qué le depara el futuro al Spidey de Tom Holland? Vamos por partes, porque la cosa merece un examen más detenido, antes de venirnos arriba para rasgarnos las vestiduras o (en el caso de algunos) celebrarlo. Seguid leyendo, que os lo cuento rápidamente. 

¿Se acabó lo que se daba?

En primer lugar, vamos a ser cínicos con todo el asunto, antes de tirarnos de los pelos. Posiblemente, todo esto no sea sino un teatrillo que se han marcado Sony y Marvel Studios, en un pulso para ver quién puede más. Los unos, a los que la ley ampara por tener los derechos de explotación del personaje, o los otros, que lo han hecho brillar, introduciéndolo en su UCM. Al final, todo se reduce en una cuestión de tajada de derechos y de una serie de millones arriba o abajo. De hecho ya desde el estreno de Lejos de Casa en los corrillos del mundillo se hablaba de que Disney quería aumentar la parte que le tocaba de beneficios. 

Con esto, lo que quiero decir es que, por mucho que Sony haya dicho que Kevin Feige se quede fuera del control creativo de Spidey no significa que no volvamos a saber de esta versión del héroe. Es decir, que haya menciones o cameos. ¿Acaso no es factible pensar que se realizaría serían películas INDEPENDIENTES de Spider-Man, aunque el personaje seguiría relacionado con el resto de héroes llegando a aparecer en alguna cinta? Viable es, aunque claro, es para cogerlo con pinzas. No hace falta decir que esto del baile de derechos está escrito con letra pequeña y hay que leerlo como tal.

En este sentido no descartemos que durante los dos años que va a durar la Fase 4, Marvel Studios y Sony renegocien un nuevo acuerdo de cara a la Fase 5, en tanto Sony hace la guerra por su parte entre 2020 y 2022 y todo esta disputa haya sido una pelea de gallos en las que sendas compañías han sacado pecho, rearmándose y viendo cómo funcionan sus otras franquicias antes de volver a sentarse a hablar.

A saber, Marvel Studios tiene que ver cómo les va a sus nuevas apuestas en su intrincado plan de la Fase 4. Es decir, ¿lograrán Shang-Chi y el resto de nuevas franquicias arrastrar un número decente de público? ¿Y Sony? ¿Acaso no tiene todavía que ver cómo les va con Venom 2, Morbius y todas esas películas que planean sobre los villanos de Spider-Man? Precisamente a eso vamos, no descartemos que esto sea una toma de distancia para que cada una de las compañías afilen sus palos y hagan sus apuestas antes de sentarse a renegociar un pacto.

Por otro lado, la exclusión del Spider-Man de Tom Holland del UCM y un reboot en frío sería una torpeza que Sony no puede permitirse. Por lo que este escenario es bastante peregrino. Y más después del fiasco de la segunda película de The Amazing Spider-Man. La imagen pública que daría sería, cuanto menos, bastante pobre, dando la impresión de ser unos estudios incapaces de gestionar una marca. Algo que en una empresa como es Sony no se van a permitir. 

Por otro lado, a nivel narrativo, LA ESCENA postcréditos de Spider-Man: Lejos de Casa deja un escenario de compleja resolución, sobre todo con las fuertes relaciones que ha tenido Spidey con el resto del UCM. Claro que esto podría ser la clave para que el personaje tomara algo de distancia respecto al resto de héroes de Marvel volviendo a su singularidad. Lo que nos lleva al siguiente punto.

Pero si se acaba.. ¿cómo lo arreglamos?

Vale, imaginemos que esto se acaba, que ya no hay más Spider-Man en el UCM. Fuera Vengadores, Happy Hogan y los elementos integrados por Marvel Studios. ¡Que no cunda el pánico! Como decimos, es peregrino pensar que Sony vaya a despachar a Holland. Más bien podemos pensar que mientras el UCM omite la existencia de Spidey, este último se vaya a vivir sus propias aventuras, relacionadas con Venom, Morbius y el resto de películas en producción. 

Imaginad, por un momento, que el Spidey de Tom Holland da un brusco giro de sordidez y comienza a desarrollar lazos con el Veneno de Tom Hardy, llegando a poseer el simbionte una temporada. Sería un cambio radical de tono y de enfoque, pero no es descabellado contemplarlo. Si nos ponemos a analizarlo, es una idea que lleva tiempo flotando en el aire.

¡Más todavía! ¿Quién nos dice que, en un futuro no muy lejano, este Spider-Man se convierta en parte del Spider-verso? Es decir, una suerte de reunión de Spider-Men alternativos, alentada al calor del éxito de la película de animación de Spider-Man: Un nuevo universoEl fandom apuesta por esa reunión de Tobey Maguire, Andrew Garfield y Tom Holland... ¿Por qué no dársela entonces?

En realidad, hay bastantes posibilidades sobre la mesa para que Sony Pictures haga la guerra por su lado, aunque el sacrificio sea que Spider-Man no se integre con las X-Men, 4 F y el resto de franquicias de la Casa de las Ideas. De hecho, como ya apuntaba antes, sería volver al paradigma de Spider-Man encerrado en su propio microcosmos, que, en realidad, da para bastante.

No obstante, no hagamos cuitas todavía. Aun queda mucho por hablarse y nada es inmutable a perpetuidad. Hace años pensábamos que nunca veríamos a X-Men en Marvel Studios y el anterior acuerdo entre Sony y Marvel parecía algo imposible de materializarse. En honor a la verdad, aquí no es el fandom el que manda, por mucho que nos guste creernos importantes por nuestra presencia en Redes Sociales. Quien manda no es sino el poderoso caballero que es Don Dinero. Si ambas empresas logran un acuerdo futuro o no, será en virtud de que la proporción de reparto de beneficios sea o no del gusto de sendos socios

Y además