¡Estos juegos sí que son una penitencia! Jugando con caspa en los Chocheluismos

Chocheluismos - Penitencia - Batman Forever

Batman Forever, Rise of the Robots o Dragon Ball Z Taiketsu son algunos de los peores juegos que hemos probado nunca. Ahora, José Luis Sanz debe hacer penitencia y enfrentarse a ellos.

Bienvenidos un sábado más a los Chocheluismos, la sección de Hobby Consolas en la que repasamos grandes hitos de los videojuegos retro junto a nuestro anfitrión José Luis Sanz, alias JL Skywalker.

Lo de esta semana es un poco "contrario a la calidad", ya que en estas fechas nos toca expiar nuestros pecados y hacer algo de penitencia.

VIDEO

Juegos tan malos que son una penitencia - Chocheluismos

Por eso, vamos a probar varios juegos malos de la época de Mega Drive y uno de Game Boy Advance: el terrible Dragon Ball Z Taiketsu.

José Luis se va a atrever con ese Batman Forever de Mega Drive que más de una carcajada (y no en el buen sentido) ha generado, un poco a la altura de la propia película protagonizada por Val Kilmer. pero tampoco podía faltar un clásico de la pochez como es Rise of the Robots

¡Con lo que se nos vendió en su momento! De hecho, en Hobby Consolas recibió una nota de 80 que, sinceramente, nos parece bastaaaante alta. ¡Los gráficos pre-renderizados flipaban mucho en la época, eso está claro!

Para rematar la faena, José Luis se ha traído una joyita de cosecha propia: una beta del juego navideño Daze Before Christmas que nos ha servido para reírnos un buen rato a costa del pobre Santa Claus. ¡Lo ideal para Semana Santa, por supuesto!

Ahora os toca opinar a vosotros: ¿cuál es el peor videojuego que habéis probado nunca, sea en la consola que sea? No dudéis en dejarlo en los comentarios y, quién sabe, igual tomamos nota para que José Luis tenga que enfrentarse a ellos en próximos vídeos.

Y, por supuesto, aceptamos sugerencias sobre otros juegos o consolas (sean casposos o buenos) que os gustaría que recordáramos en próximas entregas de los Chocheluismos. Volveremos cada sábado con nuevos vídeos... Aunque por ahora solo nos toca ARREPENTIRNOS.

Y además