Análisis Elgato 4K60 S+, una de las mejores capturadoras de vídeo del mercado

Análisis elgato 4K60 S+
Probamos a fondo la capturadora de vídeo elgato 4K60 S+ para traeros el que es el análisis, para nosotros, de una de las mejores soluciones de vídeo del mercado. 4K, 60 fps, sin retraso en el passthrough, autónoma, compacta y con un robusto software. ¿Se le puede pedir algo más? ¿Merece la pena? Vamos a verlo...

Ya seas streamer, periodista o un jugador que graba sus partidas y las comparte en Youtube como pasión o trabajo, dar con el hardware y el software que mejor cubra tus necesidades puede ser complicado. Pero si buscas una solución "completa", para todas las plataformas y con las mejores opciones posibles, nosotros ya tenemos un candidato. Como vamos a ver en este análisis de elgato 4K60 S+, hoy por hoy es la mejor capturadora de vídeo externa del mercado. Así de sencillo.

VIDEO

elgato 4K60 S+ Trailer

Hace 15-20 años, dar con una buena capturadora o digitalizadora de vídeo era una tarea complicada. Bien por la escasez de propuestas, bien por el software, que estaba en pañales, bien por sus características técnicas. Pero en los últimos años, numerosas marcas han creado soluciones de todo tipo, y el auge de youtube y de las plataformas de streamingha espoleado la competición entre los fabricantes, que cada vez sacan mejores modelos y propuestas de la manga.

Por su concepto y planteamiento, uno de los modelos que más nos ha gustado recientemente es elgato 4K60 S+, un pequeño cajetín de 142 x 111 x 32 mm (o lo que es lo mismo, dos dedos más ancho que un móvil actual y algo más pequeño que la palma de la mano con los dedos incluidos) y de apenas 340 gr, con el que han ido un poco más allá al incluir todas las posibilidades imaginables... al menos para el uso que nosotros hacemos de una capturadora.

análisis elgato 4K60 S+

Hoy por hoy elgato es una marca que no necesita presentación: en la actual generación fue de las primeras marcas en lanzar un modelo que capturaba a 1080p y 60 fps, con un precio razonable y un gran software, compatible con PC, MAC y los principales software de streaming, el modelo HD60. Ya con este primer modelo lanzaron un software, Game Capture HD, que no ha hecho sino mejorar con cada nueva actualización, y con el que también es compatible elgato 4K60 S+.

¿Y porqué es una solución "total" para capturar vídeo? Pues muy sencillo: tanto por opciones como por características técnicas, es uno de los pocos modelos del mercado que te permitirán grabar a 4K y 60 frames por segundo, incluso sin necesidad de ordenador.

Casi todas las capturadoras de vídeo a 4K y 60 fps o bien son internas, o requieren de un ordenador para capturar. No es el caso de elgato 4K60 S+. Este modelo cuenta con un "modo autónomo", que te permite llevar la capturadora en la mochila, conectarla a cualquier consola o PC, capturar a máxima resolución y almacenar el vídeo grabado en una tarjeta SD (que debe tener unos mínimos de velocidad, y estar formateada en FAT32 o ExFAT).

análisis elgato 4K60 S+

La conexión y el manejo de elgato 4K60 S+ no puede ser más sencillo: conectamos el cable HDMI de la consola al puerto In de la capturadora, y otro HDMI del puerto Out a la tele o monitor. Después, basta con conectar el cable de alimentación a la corriente e insertar la tarjeta SD. El anillo del frontal se encenderá: si lo pulsamos (es táctil), comenzará a grabar y nos lo indicará parpadeando; si volvemos a pulsarlo, detendrá la grabación, y un parpadeo más rápido nos indicará que está copiando el archivo a la SD. Cuando la luz vuelva a estar sin parpadeos, es que podemos volver a grabar, algo que apenas lleva unos 3-5 segundos. Como decimos, más sencillo imposible...     

             

En este modo autónomo, dependiendo del formato de la tarjeta y la fuente de vídeo a capturar, usa un códec y formato de vídeo u otro. Si la tarjeta está en ExFat, y la fuente de vídeo es 4K con HDR, elgato 4K60 S+ grabará en formato mp4 con el códec HECV o H.265 y AAC para el audio, dando como resultado archivos "más ligeros" que guardan la información del alto rango dinámico o HDR. Si el contenido de vídeo está en SDR, es decir, rango dinámico estándar (vamos, sin HDR), captura con el códec AVC/H.264.

Si por el contrario, la tarjeta está en formato Fat32, generará segmentos en formato mov de hasta 4 GB, con sonido PCM. Al usarlo, genera un archivo de texto con la configuración, aunque podemos modificar algunos parámetros para que guarde el vídeo con el contenedor mkv o podemos forzar un bitrate de grabación (por defecto es variable) o incluso elegir la fuente de audio o el volumen al que queremos que lo grabe.

análisis elgato 4K60 S+

Pero, sin trastear nada, con enchufarla a una consola y empezar a grabar sin tocar nada, los resultados son muy buenos. Hemos hecho pruebas con distintos tipos de juegos en distintas plataformas (PS4 Pro, Xbox One X...) y los resultados siempre son sobresalientes.

Sirva como ejemplo, Ori and the Will of Wisps en Xbox One X. Hemos capturado los 10 primeros minutos, a 4K HDR y 60 fps, y el archivo generado no ha llegado a ocupar 6 GB (ojo, sin un panel HDR, podéis ver la imagen algo más apagada). Juegos más movidos, como Call of Duty Warzone, con resolución 4K reescalado y 60 fps, un vídeo de 4 minutos y medio ocupa casi 2,5 GB. Vamos, que con una SD de 128 GB fácilmente podéis capturar 2 horas de vídeo a máxima calidad.

VIDEO

Ori and the Will of Wisps - gameplay a 4K, 60 fps y HDR

Hemos hecho más pruebas, con juegos que no alcanzan resoluciones 4K, con juegos de distintos géneros, y el resultado es siempre similar: el vídeo es muy, muy nítido, no genera artefacto o "cuadraditos" cuando hay giros de cámara bruscos o mucha acción intensa, y en general, siempre se ve siempre de lujo, ya sean los textos o las imágenes en movimiento. Sobra decir que podemos conectar nuestro micro o headset con micrófono y narrar la partida mientras jugamos...

La cosa no se queda aquí, y al usar elgato 4K60 S+ con un ordenador, el catálogo de bondades se amplía. La primera, y quizá más importante, es que no hay retraso en el "passthrough", es decir, entre lo que pasa en la consola, lo que se ve en la pantalla del ordenador y lo que vemos en la tele. En la anterior generación de capturadoras, podía haber un desfase de, fácilmente, 2-3 segundos, lo que hacía prácticamente imposible seguir la acción en el monitor, y hacía imprescindible una tele o pantalla, donde la acción transcurría sin retardo. Ahora el retardo en el ordenador, es prácticamente inapreciable... si es que lo hay.

No es la única ventaja: con un ordenador, el software entra en juego, y permite algunas opciones muy, muy interesantes.. aunque eso sí debes tener un equipo con puertos USB 3.0 y una configuración medianamente potente (procesador i5 o Ryzen 7, gráfica GTX de la serie 1000, 8 GB de RAM...).

El software Game Capture ya era muy robusto con las anteriores capturadoras, y aquí sigue siendo el aliado perfecto. De manera mucho más intuitiva podemos configurar la resolución, los fps y el bitrate del vídeo, podemos acceder a nuestra galería de vídeos (en la que, por cierto, permite guardar nuestra pista de voz en un archivo aparte), tomar capturas de imagen, ajustar el volumen...

Pero sin duda, lo más interesante es su "buffer", que guarda en memoria lo que ha pasado minutos atrás y nos permite recuperar ese momento que no estábamos grabando con elgato 4K60 S+ y que era tan espectacular, permitiendo incluso rescatar nuestra locución si estábamos hablando...

4K60 S+ passthrough

Por ser, es incluso compatible con herramientas de streaming como OBS, que nos permite transmitir nuestra partida a 4K y 60 fps a plataformas compatibles como Youtube o Twitch, por mencionar un par de las que hay...

Sin duda, un catálogo de funciones y posibilidades enorme, y con unos resultados de gran calidad. Como decíamos antes, es una muy buena solución para los que quieran una capturadora "todo en uno", tanto en resolución como calidad de vídeo o funciones como capturar de manera autónoma sin PC.

Ahora bien, todo tiene un precio... y el de elgato 4K60 S+ es elevado, aunque no disparatado frente a los modelos de otras compañías con propuestas "similares". Hoy por hoy elgato 4K60 S+ cuesta 399 euros, un precio que no está al alcance de todos los bolsillos pero que, visto con perspectiva, es un modelo preparado para capturar incluso con las consolas de nueva generación, como PS5 o Xbox Series X.

Para que fuera perfecta, se le podría pedir alguna característica más, como un estuche o funda de transporte que nos permitiera transportarla protegida, junto a sus cables, o una microSD, ya que los contenidos de la caja son bastantes justitos (y los podéis ver debajo de estas líneas... la capturadora, el adaptador de corriente con los distintos conectores y los cables necesarios). 

Análisis 4K60S+ contenidos de la caja

En la parte técnica, puestos a pedir, sólo se echa en falta que pudiera grabar a 144 o 240 fps, tasas de refresco que incluso algunos de los juegos de la next gen ya prometen, como Dirt 5 ... pero aun con todo, no nos cabe la menor duda de que elgato 4K60 S+ es una de las mejores capturadoras de vídeo del mercado.

VALORACIÓN FINAL:

Como ya hemos dicho, elgato 4K60 S+ lo tiene todo para estar entre las mejores capturadoras del mercado, al menos en este 2020. Su precio es algo elevado, pero los resultados y opciones que ofrece lo justifican. Es una de las pocas soluciones que permite grabar a estas resoluciones de manera autónoma, sin necesidad de ordenador, y eso para muchos es ya un plus.

Cuenta además con un diseño sobrio, pero muy robusto, que va al grano y cuenta con los puertos y botones justos para funcionar, sin estridencias ni detalles de más. Está bien construida, con un cuerpo de aluminio y plástico que por la parte inferior está repleta de rendijas para que no se caliente, y con un tamaño compacto que facilita el transporte.

Pero, ante todo y sobre todo, es funcional y cumple su tarea con creces, ya sea sin PC, o respaldada por un software realmente bueno y altamente funcional. Es por eso, que como solución todo en uno, hoy por hoy no tiene rival. Se le puede echar en cara la falta de extras, o que no capture a mayor tasa de frames, pero para la inmensa mayoría de usos, cumple con creces su cometido, y además con nota.. 

Y además