Ring Fit Adventure
Reportaje

Análisis de Ring Fit Adventure para Nintendo Switch, la evolución espiritual de Wii Fit

Por Alberto Lloret

Ring Fit Adventure es la propuesta más original de cuantas va a lanzar Nintendo estas navidades. Un híbrido entre videojuego y entrenador personal, con el que podrás ponerte en forma dedicando todos los días un rato. Un concepto que inició Wii Fit, y que aquí explota mucho más el concepto de videojuego. Te contamos todo lo que puedes esperar de el, y si merece o no la pena.

Probablemente ya has bajado al final de este artículo, para ver la nota que le hemos puesto a esta nueva propuesta de Nintendo... y habrás visto que este análisis de Ring Fit Adventure para Nintendo Switch no lleva nota. ¿Por qué? Pues porque no es un juego al uso, sino más bien algo nuevo y bastante más complicado de calificar. ¿Os imagináis a alguien puntuando a Pong en 1972? Pues salvando ciertas distancias es básicamente es lo mismo, porque se trata de algo nuevo y distinto.

Ring Fit Adventure se puede considerar algo nuevo por múltiples razones. No es Wii Fit, una sucesión de ejercicios físicos con un entrenador "virtual". Aquí, el ejercicio físico es el método de control en una aventura al uso. Si sólo quieres el ejercicio suelo, también lo tienes, pero la gracia es que todos los ejercicios se integran en la parte de juego.

Esta microSD de 128GB es la más barata de Amazon y es perfecta para tu Switch

El factor "novedad" no termina aquí. Como os adelantamos en nuestras impresiones de Ring Fit Adventure de la semana pasada, el sistema de control tampoco es el convencional. Ring Fit Adventure no es sólo el juego, y al estilo Nintendo Labo incluye en su caja otros dos componentes tan necesarios como imprescindibles para cerrar la experiencia.

Por un lado está el Ring-Con, un aro de plástico con dos agarraderas a ambos lados, y una ranura para conectar el Joy-Con derecho. Pese aunque lo hemos descrito como un aro de plástico, lo cierto es que está cuenta con sensores que miden su tensión (si apretamos hacia el centro) y extensión (estirar hacia fuera). Sumados a los sensores del propio Joy-Con, Nintendo Switch sabe en todo momento la posición del Ring-Con en la habitación, y lo que estamos haciendo con él.

Análisis Ring Fit Adventure

Podemos girar el Ring-Con, elevarlo por encima de la cabeza, apretarlo... algo que, como veremos más adelante, nos permite recrear en el salón de casa más de 40 rutinas deportivas para trabajar distintos grupos de músculos, desde los cuádriceps a los deltoides, a cosas más mundanas, como movernos por los menús.

Los mejores 20 juegos de Nintendo Switch (hasta septiembre de 2019)

El otro componente que viene en la caja es una cinta para la pierna izquierda, en la que insertamos el Joy-Con izquierdo. Aquí no hay misterio ni tecnología, es simplemente tejido y son los sensores del mando los que detectarán cuando corremos en el sitio, aceleramos o levantamos la rodilla, acciones que debemos hacer en el juego, por ejemplo, para huir de unas aves o salir rápido de un pantano.

Análisis Ring Fit Adventure

Estos dos ejemplos ya dejan entrever que la actividad física es el eje del modo aventura de Ring Fit Adventure, que es sin duda lo más novedoso que ofrece lo nuevo de Nintendo. Se trata de una aventura "de verdad" con historia, diálogos (en castellano), experiencia y niveles y otros toques RPG, en el que encarnamos a un atleta que debe ponerse en forma para derrotar a Draco, un malvado dragón, al que liberamos por accidente a manipular a Ring, su captor.

Será el mismo Ring, quien tras ponernos a prueba nos elija para restaurar el orden, en una aventura que encierra más de lo que parece. Como en los juegos de Mario 2D, disponemos de un mapa con distintos puntos o "niveles", entre los que nos vamos moviendo para poder desbloquear los posteriores.

Cada nivel suele ofrecer desarrollos más o menos parecidos: nosotros tenemos que correr en el sitio que nuestro personaje avance. No controlamos, en ningún caso, la dirección en la que avanza, que es automática. Como hemos adelantado, si hay escaleras, o nos metemos en un estanque, debemos subir más las piernas para atravesar esos escollos más rápidos; además, podemos esprintar para ir más rápido, huir de peligros...

Mientras corremos, el Ring-Con tiene numerosas funcionalidades. La primera es que al moverlo, el personaje mirará en esa dirección, en tiempo real y sin retardo. Si lo apretamos, dispararemos en la dirección en la que miramos, útil para romper cajas o acertar dianas que pueden darnos medallas y objetos ocultos.

Análisis Ring Fit Adventure

Si, por el contrario, estiramos el Ring-Con, activamos una suerte de aspiradora que recoge objetos, como ingredientes (de los que os hablaremos más tarde), o grupos de monedas. Si apuntamos abajo y disparamos, saltaremos, y si lo mantenemos presionado tras un salto, nos mantendremos suspendidos en el aire.

Lógicamente tenemos que alternar todas estas acciones de manera constante, para huir de un suelo que se desmorona, saltar obstáculos o alcanzar una plataforma que nos lleva por un camino alternativo con más monedas o mejores obstáculos. Aunque los niveles son lineales, dependiendo de lo que hagamos podemos un por caminos alternativos.

Análisis Ring Fit Adventure

Pero eso no es todo: al llegar a ciertos puntos de cada nivel nos toparemos con secuaces de Draco, enemigos menores a los que tenemos que vencer en combate. Un combate atlético, claro. A medida que vamos subiendo de nivel y avanzando, vamos aprendiendo nuevos ejercicios, que vienen a ser como los ataques de los RPG.

Como hemos comprobado mientras realizábamos este análisis de Ring Fit Adventure, hay cuatro grupos o tipos de ataque (brazo, pierna, abdomen y yoga), cada uno con un color identificativo y con, al menos, 10 rutinas distintas: sentadillas, la postura del guerrero, rotaciones con el tronco... Los enemigos pueden ser débiles a un tipo de ataque distinto, por lo que lo ideal es llevar siempre una combinación de ataques distintos por lo que pueda venirnos.

Además, cada ataque tiene características distintas, desde un nivel de daño diferente (lo que invita a ir cambiando relativamente a menudo, dejando atrás los ataques más débiles) o un radio de acción diferente (podemos golpear a más de un enemigo a la vez), así como características como tener que esperar mas o menos turnos para volver a utilizarlo.

Vencer en los combates nos reporta experiencia, y subir de nivel mejoras en diversos frentes, como mayor daño y defensa, desbloquear nuevas habilidades, etc. Así, a medida que vamos avanzando, desbloqueando nuevos niveles, ayudando a gente y accediendo a tiendas, vemos que poco a poco el juego va creciendo con un montón de nuevas opciones.

Análisis Ring Fit Adventure

Por ejemplo, hay tiendas donde comprar prendas de ropa o batidos (que podemos crear nosotros con los ingredientes que recojamos). Hay más de 100 recetas con efectos de todo tipo, desde recuperar más o menos vida a potenciar durante un tiempo un determinado grupo de ataques.

Así, lo que para mí comenzó siendo un "apacible trote cochinero" en un nivel cualquiera, acaba siendo siempre una experiencia en la que se suda... y mucho. Puedes ajustar el nivel de "dureza" del ejercicio según tus necesidades (puedes empezar con un nivel bajo y subirlo si te resulta demasiado asequible), y lo cierto es que si sigues las indicaciones del juego y de Tipp, nuestro entrenador que aparece en pantalla, funciona. Corrige posturas, da consejos sobre donde debes notar la presión o tensión... 

Análisis Ring Fit Adventure

Dicho de otro modo, Ring Fit Adventure consigue que movernos sea "un juego" de verdad. Prueba de ello es que, en un nivel cualquiera, aparte de lo que os hemos contado arriba, pueden aparecer otras mecánicas y rutinas que consiguen que el juego se mantenga fresco. Desde ayudar a un personaje en peligro a abrir un cofre haciendo sentadillas o cruzar un profundo lago remando. Pero siempre, siempre en estas mecánicas interviene el Ring-Con de una manera específica.

Y es que antes de empezar cada ejercicio, nuestro asistente virtual nos muestra que pose debemos adoptar y dónde debe estar situado el Ring-Con. Y hasta que no tengamos la posición correcta, no empieza la prueba. La detección, el 99% del tiempo es perfecta y si hay algún problema, podemos recalibrar todo en cuestión de segundos. Lo cierto es que funciona muy bien.

¿Hemos dicho ya que Ring Fit Adventure incluye opciones que ni esperábamos? Por ejemplo, podemos usar el sensor infrarrojo para medir nuestro ritmo cardíaco tras terminar un nivel, o incluso usar el Ring-Con, con la consola apagada, para hacer repeticiones mientras vemos la tele u hacemos otra cosa. Esta última opción se ha añadido con una nueva actualización lanzada el 16 de octubre (que además añadía funcionalidad online, como ver las puntuaciones en cada prueba o nivel de nuestra lista de amigos).

Así, podemos acumular hasta 500 repeticiones de un ejercicio, que luego podemos transferir al juego para obtener bonificaciones o enviar un regalo a un amigo. Detalles que consiguen prolongar la actividad física incluso cuando no estamos delante del juego. 

Análisis Ring Fit Adventure

La aventura es altamente rejugable, y conseguir dinero para comprar todas las prendas (camisetas, pantalones...) o conseguir todas y cada una de las recetas de todos los batidos es algo que os llevará mucho, mucho tiempo.

Lo mejor de todo es que el contenido del juego no se acaba con la aventura, y ofrece dos modos de juego más. "A tu aire" te permite crear tablas de ejercicios con hasta 10 rutinas distintas para entrenar aquellos grupos de músculos o ejercicios que te apetezcan. Son los mismos ejercicios que vemos en los combates de la aventura, pero sin enemigos... sólo teniendo que realizar un número de repeticiones.

Análisis Ring Fit Adventure

El último modo de juego, Partida Rápida, cuenta con tres opciones. En Series podemos encontrar tablas de ejercicios ya creadas, para ir directos al grano. En Básicos machamos un músculo concreto con repeticiones (todas las que puedas en un minuto), mientras que Minijuegos engloba 10 pruebas más fantásticas en las que el ejercicio sigue siendo la clave.

Sentadillas y estiramientos para escalar mientras recogemos monedas, carrera por una cuerda con una barra de equilibrio con la que recogemos monedas, destruir robots con un bate doble, devolver "frisbis"  con un abanico... pruebas locas pero con una base deportiva (con movimientos como giros de cintura, flexiones, presiones con las piernas... hay un poco de todo).

Por último, juguemos en el modo en que juguemos, Ring Fit Adventure guarda todos nuestros datos y estadísticas para que tengamos control de cuantas calorías quemamos, tiempos de entrenamiento, repeticiones de cada ejercicio, pulso y mucho, mucho más. Y hasta 8 perfiles pueden tener sus datos en la consola.

CONCLUSIONES FINALES:

No os voy a engañar: pensaba que me iba a encontrar "una tontería", y desde el primer contacto me ha encantado. Es algo distinto, y consigue que hacer ejercicio jugando sea divertido. Terminar chorreando sudor es lo más normal del mundo, aunque te pongas una sesión de apenas media hora. Y ese es quizá el mayor valor de Ring Fit Adventure: que además te lo pasarás bien por el camino.

Análisis Ring Fit Adventure

Nosotros llevamos probándolo una semana y la sensación no podía ser mejor. Entre la aventura, las repeticiones, los minijuegos y las tablas, tienes opciones para jugar como te apetezca. Y el hardware, la parte física está bien construido y es resistente (las asideras pueden separarse y lavarse).

Todo esto logra que Ring Fit Adventure sea, sin ningún tipo de duda, el maridaje perfecto entre juego y ejercicio físico. Una propuesta ideal para quienes disfrutaron de Wii Fit, pero echaron en falta algo más de "juego", de aventura, de parte interactiva. Ring Fit Adventure también ofrece la posibilidad de practicar los ejercicios sueltos, pero al mismo tiempo una aventura y minijuegos que hacen que el proceso sea bastante más disfrutable.

Y además