Frantics
Reportaje

Avance de Frantics, el nuevo y alocado juego de PlayLink para PS4

Por Clara Castaño Ruiz

Hemos viajado hasta Copenhague​ para probar Frantics, el nuevo juego social de PlayLink que saldrá el próximo 7 de marzo en PS4. Gracias a él, hemos conseguido superar el frío invierno danés y pasar un buen rato de diversión en este surrealista título para compartir con amigos.

PlayStation sigue apostando por los juego Playlink con Frantics, un nuevo título de corte social para nuestras PS4 que promete horas de diversión y risas en compañía de los amigos. Hemos visitado el estudio de NapNok Games en Copenhague para probar de primera mano este alocado juego y te contamos qué nos ha parecido antes de su lanzamiento que será el próximo 7 de marzo. 

Tras ¡Has sido tú!, Intenciones Ocultas, Saber es Poder, SingStar Celebration y El Planeta de los Simios: La última frontera, llega el momento de trasladarnos al disparatado mundo de Frantics que está protagonizado por surrealistas animales que parece acaban de volver de fiesta y un Zorro que hará las funciones de presentador. 

Desarrollado por NapNok Games, el estudio danés ha querido aunar en Frantics toda su filosofía: crear juegos multijugador locales y sociales con los que la gente pueda divertirse en grupo. Para ello, siempre han contando con nuevas interfaces y tecnologías con lo que PlayLink se adaptaba perfectamente a sus principios. 

Un mundo de plastilina para compartir

Con un estilo animado de plastilina que recuerda a las películas de Wallace y Gromit o Fantástico Sr. Fox, Frantics es un juego social para hasta 4 jugadores que nos propone superar 15 minijuegos que beben de juegos de mesa, pero también de Mario Party. Nuestra sesión de juego está dirigida por un manipulador Zorro que hará todo lo posible para desviar nuestra atención con sobornos, obstáculos indeseables y misiones especiales en cada partida. Prepárate para picarte con los amigos y ser el rey de las coronas en tus fiestas.

Nada más comenzar la partida, tenemos que hacernos un selfie y seleccionar nuestro personaje. De forma aleatoria, saltará el animal que nos va a representar en pantalla, aunque en caso de que no nos guste, lo podremos cambiar. En total, diez animales para elegir que van desde una jirafa hasta un ornitorrinco y que se pueden personalizar con los objetos que se van consiguiendo al ganar. 

Frantics

Desde los primeros minijuegos quedan claras las mecánicas sencillas y lo que nos quieren ofrecer con este título de PlayLink. Frantics está pensado para que lo jueguen expertos en el mundo de los videojuegos y personas que no están tan acostumbradas a utilizar una consola. Sus mecánicas accesibles, como pulsar la pantalla, deslizar un dedo por ella, agitar o inclinarlo nuestro móvil, hacen que lo puedan disfrutar desde niños de 7 años hasta adultos de 80

Todo lo que puedes hacer vinculando tu PS4 a un móvil

Aunque el aspecto del juego pueda parecer infantil, los diálogos y pullas que nos lanza el Zorro no lo son para nada. Eso es bueno porque, por un lado, los niños se fijarán en el aspecto colorista de los personajes o sus animaciones, mientras que los adolescentes y adultos entenderán el sentido de las frases del presentador que siempre lleva una copa de "zumo de manzana" en la mano. Tenemos que decir en este sentido que el doblaje y la localización son excelentes para ir acorde con toda la locura del juego. 

Salta, empuja y tunea 

Existen diferentes modos de juego en Frantics y podemos decidir jugar los minijuegos por separado o crear nuestro propio torneo que tendrá una duración de unos 45 minutos. Nos han asegurado que el juego no se volverá monótono porque cada vez que repitamos un minijuego, el grado de dificultad aumentará ligeramente o los obstáculos cambiarán de posición para que siempre nos encontremos algo nuevo. El humor campa a sus anchas por Frantics y la variedad en sus minijuegos es uno de sus puntos fuertes, no hay dos iguales, aunque tenemos que reconocer que de todos los que probamos, alguno nos gustó un poco menos.

Los mejores juegos de PS4 para dos jugadores en modo local

Nuestra partida en Frantics empezó con el minijuego Corredor Solitario en el que el primero en cruzar la meta era el ganador. Por supuesto, no es tan sencillo como parece a simple vista. Al mismo tiempo que vamos corriendo, tenemos que evitar una serie de obstáculos punzantes que tendremos que saltar. Aquí ya podemos dar rienda suelta a nuestro lado gamberro y empujar al resto de corredores para lograr que se estampen contra los pinchos o subirnos sobre ellos para tratar de superar alguna adversidad en nuestro camino. De esta forma, cada jugador querrá sacar sus propias ventajas y a veces cooperar contigo. 

Esta idea de ayudarnos, o no, lo pudimos comprobar en El Rey de la Colina, un minijuego en el que nos debemos pelear por el control de una plataforma, pero hay una condición especial para ganar ya que dos jugadores deben permanecer en lo más alto. Esto, en un principio, puede llevarnos a realizar alianzas con otros jugadores, aunque os podemos asegurar que durante nuestra partida, lo que queríamos era permanecer en lo alto y que el resto de jugadores se las apañaran a su manera. Para subir a la plataforma, será necesario lanzarse con unos cañones al estilo Angry Bird

Otro minijuego de nombre Diabólidos, nos invitaba a una carrera de karts, pero antes teníamos que tunear el coche de nuestros adversarios. Sí, amigos, nosotros y no Fernando Alonso, decidimos el futuro de la carrera del resto de jugadores. Como os podéis imaginar, los objetos para personalizar los vehículos rivales son de lo más disparatados: motor viejo, ruedas extra grandes, chasis pesado… La lástima que las carreras son demasiado cortas y casi no tienes tiempo de comprobar el efecto de las modificaciones. 

Consigue el Sony Xperia X Compact en Amazon

Como no os queremos desvelar todos los minijuegos, sí os diremos que algunos son más tradicionales y otros más innovadores. Por ejemplo, Paranoia Paracaidista o Tour de Frantics, tienen unas mecánicas más conservadoras ya que sólo tenemos que pulsar o soltar un botón para decidir el momento en el que vamos a abrir nuestro paracaídas o girar en una curva durante una carrera ciclista. 

Frantics

Misiones secretas y subastas de coronas

Uno de los objetivos de Frantics es molestar al adversario para conseguir ganar y en eso el Zorro tiene un as guardado en la manga. Como en muchos juegos de tablero en los que te puede salir una carta especial, el Zorro te puede llamar al finalizar un minijuego para ofrecerte una misión adicional. Por ejemplo, ser el que más empuja al resto de jugadores. Si cumples, conseguirás una corona extra que te será de gran ayuda para la ronda final del juego ya que supone una vida adicional para enfrentarte a tus rivales. 

No te creas que por perder una partida vas a poder dejar de incordiar a tus amigos. Cuando somos eliminados en un minijuego, aparecen una serie de ítems en la pantalla de nuestro smartphone o tablet que nos permiten, entre otras cosas, congelar a otro jugador durante unos segundos. Esto hace que salga a la luz nuestra estrategia porque si vamos ganando, pero en ese minijuego hemos perdido, podemos aprovechar para tratar de eliminar al jugador que está más cerca de nosotros en puntuación o ayudar al que menos puntos tiene. 

Por último, entre minijuego y minijuego de Frantics vivirás algunas subastas de objetos especiales o de coronas. Para ello, tendrás que recoger monedas que están desperdigadas por los minijuegos y pujar al mayor postor. Hasta el último momento no sabremos lo que han ofrecido el resto de jugadores, así es que en caso de no resultar ganador, te quedarás compuesto y sin posibilidad de conseguir un objeto alternativo. Los objetos especiales son una pequeña ventaja para los minijuegos y consisten, por ejemplo, en un golpeador con un puño más grande. 

Nuestras primeras impresiones sobre Frantics son positivas, es un juego colorista y alegre para disfrutar en compañía que cumple su función a la perfección y que tiene carisma. Aunque está pensado para ser utilizado en grupo, también se puede jugar en solitario ya que el título establecerá una inteligencia artificial a los personajes que no estén controlados por los jugadores. Además, está completamente doblado y localizado al español con una voz del Zorro que tiene su propia personalidad en cada país. Frantics se pondrá a la venta en las tiendas habituales en formato físico y en PlayStation Store en formato digital al precio de 19,99 euros. 

Lecturas recomendadas