Ni No Kuni II principal
Reportaje

Avance de Ni No Kuni II El renacer de un reino para PS4 y PC

Por David Martinez

Tenemos nuevos detalles sobre Ni No Kuni II: El Renacer de un reino, el juego de rol desarrollado por Level-5 y Bandai Namco que contará con una estética inspirada en las producciones del Estudio Ghibli (La princesa Mononoke, El viaje de Chihiro) y música del aclamado Joe Hisaishi.

El lanzamiento de Ni No Kuni 2 El renacer de un reino se producirá el próximo 23 de marzo en PS4 y PC. Se trata de uno de los RPG más esperados del año (tras su reciente retraso) por una acertada combinación entre el gameplay desarrollado por Level-5 (responsables de Yokai Watch, Dragon Quest VIII o Inazuma Eleven) y un apartado visual inspirado en las obras del estudio Ghibli, la productora de Hayao Miyazaki e Isao Takahata que nos ha dejado obras maestras de anime como Mi vecino Totoro, La princesa Mononoke o El viaje de Chihiro. 

Y es importante recalcar que el estilo visual está inspirado, porque no hay una implicación oficial del estudio, aunque el diseñador Yoshiyuki Momose  trabajó en películas de Ghibli como Porco Rosso, Mononoke o Los cuentos de Terramar. Además, la banda sonora (una pieza clave de este desarrollo) corre a cargo de Joe Hisaishi (Nausicaa, Totoro, Chihiro...). Dicho esto, es hora de repasar qué novedades nos esperan en este juego de rol tan ambicioso. 

La historia de Evan

Antes de nada, si queréis poneros al día con su historia y planteamiento, aquí podéis leer nuestro avance exclusivo de Ni No Kuni 2 en que os hablamos del origen de Evan, el protagonista y de los dos mundos que vamos a visitar en el juego (real y mágico). Durante el pasado E3 pudimos volver a jugarlo, y disfrutar de dos tramos del juego: Trial of Courage y el enfrentamiento contra Longfang, aquí os contamos nuestras impresiones jugables de El renacer de un reino.

Con el lanzamiento del juego a la vuelta de la esquina, recuperamos algunos secretos de El renacer de un reino. Nos encontramos con Evan (un niño con orejas de gato, antiguo rey de Ding Dong Dell) que ahora está embarcado en la misión de crear su propio reino y de paso, vengarse del malvado Mausinger, que le ha depuesto del trono. 

El mundo de Ni No Kuni II

Por ahora, ya se han desvelado diferentes localizaciones en el mundo de Ni No Kuni: Goldpaw (un lugar dedicado a los juegos de azar, como un enorme casino y controlado por Pugnacius), el Valle de la serpiente de viento, la ciudad costera de Thalassea y la torre de Broadleaf controlada por el presidente Musaka. Para reinar en cada uno de los territorios, el monarca ha tenido que superar la prueba de un kingmaker: enormes criaturas míticas, cuya fuerza crece a medida que el reino se hace mayor, y que son su última defensa.  

Análisis de Ni No Kuni La ira de la Bruja Blanca

Ya conocemos a alguno de los personajes que nos acompañarán en este viaje: Roland (un adulto de otra dimensión que, sorprendentemente va armado con pistola), Tani, la jefa de los piratas del cielo y Batu, el más rudo de los compañeros de Tani. Y por supuesto, hemos visto cómo se sumergían en numerosos combates. Hay que puntualizar que uno de los grandes cambios de esta segunda entrega (tercera si contamos el juego de Nintendo DS que no llegó a nuestro país) es que ahora los enfrentamientos son en tiempo real. Nosotros controlamos a uno de los héroes, mientras nuestros dos compañeros luchan de forma automática. Y cada uno de los personajes posee a su vez tres tipos de ataque. 

Combates con estrategia

Uno de los elementos que nos ha sorprendido en Ni No Kuni II, el tactic tweaker, es un sistema de menús que nos permite ajustar el comportamiento del equipo en las batallas, de un modo muy visual. Gracias a este sistema podemos  ajustar si preferimos que las recompensas sean más cuantiosas en oro o estén enfocadas a objetos y materiales (para mejorar nuestras características), y podemos invertir puntos de batalla en mejorar el comportamiento de la defensa, los ataques cuerpo a cuerpo o las armas a distancia, y también ajustamos la afinidad de los monstruos para hacer más daño a algún tipo en particular.   

Estos monstruos se dividen en seis categorías: sólidos o gelatinosos, enemigos naturales o reptilianos, enemigos bellos (como las hadas y otras criaturas etéreas) o brutales.  Como podéis ver, aunque ya no podemos reclutar y entrenar a nuestros propios luchadores, el sistema no ha perdido profundidad.  

Crítica de El viaje de Chihiro

¿Recordáis a los kodama de La princesa Mononoke? Esas pequeñas criaturas del bosque, con un aspecto tan amigable que sólo hacían un ruido hueco al girar la cabeza... no están en el juego, pero sí sus "primos" los higgledie. Son criaturas elementales vinculadas a la tierra, y no dudarán en acompañarnos y prestarnos sus habilidades especiales. Quizá el más simpático de todos ellos sea Lofty, el kingmaker de Evan, que nos da consejos durante el juego. 

Modo escaramuza

Antes hemos hablado de estrategia durante los combates, pero era sólo un "calentamiento" porque Ni No Kuni II también cuenta con un modo escaramuza en que se desarrollan batallas masivas. En ese caso, la escala del combate es diferente -como cuando nos movemos por el mapa principal- y a nuestro personaje le acompaña su propio ejército. Ya en la pasada Gamescom se mostró el nivel Battle of the Heartlands, en que se pudo comprobar la inmediatez de este modo: movemos a nuestra unidad por el campo de batalla y ellos se encargan de destruir a las divisiones enemigas, o sus construcciones. 

Aunque no sea tan complejo como un RTS, se agradece que tengamos la posibilidad de disfrutar de una escala diferente del juego (y en Ding Dong Dell, como en muchos otros títulos, la creación de un reino pasa por la aniquilación de sus enemigos). Cada unidad está definida por un color y tiene una forma de combatir propia... y no se enfrentan en un modo aparte, sino que estas batallas forman parte de la historia principal (no estará desbloqueado desde el principio, sino que tendremos que avanzar unas cuantas horas para dirigir a nuestras tropas).

El modo reino de Ni No Kuni II

Por último, os damos una breve impresión del modo reino, que es otra mecánica que sirve a Evan para ir construyendo su nuevo dominio: Evermore. Tampoco es una gestión compleja, pero nos permite crear edificios e infraestructuras para que nuestros conciudadanos vivan en paz. Cada uno de los edificios tendrá una función específica -por ejemplo, el taller de armas nos permite desarrollar equipo más poderoso y la granja nos procura alimento- y tendremos que asignar a los personajes que vamos reclutando a los edificios, para que vayan trabajando mientras continuamos nuestra aventura.  

Para demostrar que Evan es un buen rey, debe procurar refugio a todos los habitantes de Evermore y defenderlos... y no es gratis, así que habrá que preocuparse por tener las arcas de oro repletas. En cuanto al sistema de construcción, bastará con seleccionar con un cursor el espacio vacío en que queremos colocar las edificaciones. A medida que el reino crezca podremos incorporar restaurantes y tiendas específicas. 

Aún nos queda mucho por descubrir en este mágico RPG. Level 5 ya ha insinuado que podremos colgar fotos y relacionarnos con otros habitantes del reino a través de la red social (fictica) Leaf Book, gestionar a nuestros hiddlegies y conocer a un puñado de personajes inolvidables, como  Mausinger, Aranella, que crió a Evan en sus primeros años o tía Martha, que será quien nos lo enseñe todo sobre los hiddlegies. 

Antes del lanzamiento del juego, el próximo 23 de marzo, os ofreceremos un completo análisis de El renacer de un reino para PS4 y PC.