World of Warships
Reportaje

Avance con las novedades de World of Warships para PC

Por Martín Amechazurra Falagán
Viajamos hasta los estudios de Wargaming en San Petersburgo para conocer de primera mano los cambios y las novedades que se otean por el horizonte para World of Warships, el popular juego multijugador gratuito de acción naval que, en su tercer año, continúa evolucionando con la llegada de nuevas clases que prometen revolucionar las partidas.

Seguro que más de uno ha oído hablar de World of Warships. El juego de acción y estrategia naval de Wargaming es uno de los títulos multijugador gratuitos más populares que hay, con más de 28 millones de cuentas registradas tan solo en PC, a la espera de su llegada a las consolas en 2019. Pero el lanzamiento en consolas no es la única novedad que se asoma por el horizonte para World of Warships.

Y es que en Wargaming prestan mucha atención a las peticiones de los usuarios de sus juegos, motivo por el cual han optado por tomar dos decisiones muy importantes. La primera conlleva una remodelación por completo del funcionamiento de los portaaviones, algo que se anunciaba a principios de este mes, pero la segunda… Tras mucho tiempo, y con algún que otro rumor de por medio, los submarinos llegan por fin a World of Warships.

Pero no lo hacen de manera permanente, por lo menos de salida. Como suele ocurrir en este tipo de juegos ante la llegada de nuevas funciones, los submarinos llegarán a World of Warships este Halloween a modo de prueba, como parte de un evento PvE temporal, con la promesa de incorporarlos al juego en 2019 si su propuesta cala hondo entre los jugadores. 

Como es habitual con la llegada de una nueva clase de navío, los submarinos aportan una mayor profundidad (había que decirlo) a la jugabilidad de World of Warships, algo que pudimos probar de primera mano en nuestra visita a la compañía. En su base se trata de una clase furtiva, que no cuenta con mucha durabilidad en combate directo, pero que puede causar estragos si pilla desprevenidos a sus rivales.

Submarinos de World of Warships

Al navegar podemos elegir entre cuatro niveles de profundidad diferentes. El primero de ellos consiste en navegar por la superficie, lo cual nos hace visibles a la distancia habitual para los barcos enemigos. Si nos sumergimos un poco, hasta la altura de periscopio, podemos movernos con sigilo hasta una distancia más cercana al rival, algo superior a los 2 Km, para así atacarle con nuestros torpedos.

Los portátiles gaming mejor valorados por los clientes de Amazon

También podemos sumergirnos un poco más para evitar ser detectados a corta distancia o para esquivar las cargas de profundidad (algo que mencionaremos más tarde) o los torpedos enemigos, aunque todo esto tiene un límite. Y es que para sumergirnos necesitamos de una buena reserva de oxígeno, la cual solo se recarga si subimos hasta la superficie y que, si nos quedamos sin ella, nos veremos obligados a resurgir rápidamente, algo que nos puede dejar vendidos si no lo vigilamos.

Submarinos de World of Warships

Esto no solo ayuda al equilibrado de los submarinos y su funcionamiento, sino que también le da un componente táctico que te fuerza a valorar cuándo descender y cuándo no en función de la distancia al enemigo y el tiempo que crees que vas a tardar en alcanzarle, o por si prefieres guardar algo de oxígeno para huir hacia las profundidades y así evitar los ataques que te lancen mientras huyes a un lugar seguro.

En cuanto a las opciones ofensivas de estos barcos, cada submarino cuenta con una serie de tubos lanzadores, en los que podremos equipar distintos tipos de torpedos, unos más veloces, otros que frenan al rival, algunos más potentes pero lentos… Cada torpedo se lanza de manera individual, y se pueden disparar tanto por la proa como por la popa, en función de dónde se hayan equipado

Submarinos de World of Warships

Por supuesto, la aparición de los submarinos también conlleva la llegada de nuevas contramedidas, por lo que el resto de barcos se podrán equipar con sónares para ayudar a la detección de estos navíos, además de emplear cargas de profundidad que pueden ser devastadoras en caso de detonar cerca de un submarino.

¿Buscas una pantalla barata para jugar en tu cuarto? Aquí tienes los monitores mejor valorados

Las sensaciones generales que nos han dejado estos submarinos son bastante divertidas. Es muy satisfactorio acercarse a un buque enemigo de manera furtiva e inutilizarlo con una salva de torpedos antes de que sepa siquiera por dónde le han atacado, y las posibilidades que brinda la mecánica de descenso y ocultación son prometedoras, en especial cuando terminen de pulir y ajustar esta clase si deciden incorporarla de manera permanente.

Submarinos de World of Warships

Pasamos de la profundidad de los mares a los portaaviones, los cuales van a cambiar de manera radical su jugabilidad sin variar demasiado su forma de operar. Según nos comentaban desde el estudio, los portaaviones provocaban un gran desequilibrio en las partidas si estaban en manos de un jugador hábil, y también contaban con una curva de aprendizaje un tanto elevada, algo que hacia que su popularidad no fuera muy elevada.

Por ello han decidido tirar por la borda su propuesta antigua para equilibrar su funcionamiento y, por supuesto, para facilitar su uso en las partidas. Lejos del sistema anterior, más similar a un juego de estrategia al uso, los nuevos portaaviones de World of Warships nos permiten controlar de manera directa a un escuadrón de aviones de combate con total libertad.

Solo podemos controlar a un escuadrón a la vez, pero podemos manejar su rumbo y su velocidad tanto con las teclas como con el ratón para movernos por el mapa y esquivar el fuego aéreo enemigo, todo ello desde una perspectiva más cercana para presenciar de primera mano la acción de los combates. En este sentido, contamos tanto con cazas de combate como con aviones torpederos y bombarderos.

World of Warships: Análisis del MMO de batallas navales de Wargaming

Los primeros son los más veloces, y portan cohetes explosivos que causan poco daño en un gran área, pero pueden causar incendios con facilidad. Los segundos portan poderosos torpedos bajo sus alas y, al iniciar la maniobra de ataque a ras de suelo (o de mar), tendremos que esperar un poco, para evitar que los torpedos salgan muy dispersos al lanzarlos. Los últimos, los bombarderos, son los más pesados de los tres, pero también son los que causan un mayor daño directo si logramos un impacto.

Con ellos hay que calcular muy bien el momento en el que iniciamos la maniobra de ataque, para así lograr impactar de lleno en los barcos. Cabe mencionar que cada avión del escuadrón cuenta con una barra de vida individual, por lo que podemos seguir en el aire incluso si nos derriban a gran parte de los aviones. En un primer momento parecía un tanto complicado acertar con estos aviones, y no logramos hacer muchos puntos en las primeras partidas con los nuevos portaaviones.

World of Warships Portaaviones

No obstante, al poco de jugar un rato estábamos causando estragos en la flota rival a lo largo y ancho del mapa. Se trata de un sistema más intuitivo y accesible, además de divertido, para revitalizar el combate aéreo en World of Warships. Aún así, todavía queda un poco para su llegada. En Wargaming quieren probar poco a poco estos cambios para conocer la opinión de los jugadores y dejarlo un poco más pulido antes de incorporarlo a los servidores de juego. Lo que queda claro es que se avecinan cambios importantes en World of Warships, que prometen emociones para el futuro.

Y además