Avatar
James Cameron revolucionó el panorama audiovisual con su Avatar allá por 2009, abriendo una nueva puerta a un mundo de posibilidades de efectos visuales. Pero, ¿cómo ha envejecido esta tecnología diez años después?

Avatar, la épica película de ciencia ficción de James Cameron protagonizada por Sam Worthington y Zoe Saldana, hizo historia cuando se estrenó el 10 de diciembre de 2009. No solo terminó convirtiéndose en la película más taquillera de la historia con su increíble recaudación de más de 2.79 millones de dólares (hasta que Vengadores: Endgame le quitó el trono), sino que también se convirtió en todo un fenómeno por sus increíbles efectos visuales que revolucionaron el panorama audiovisual. 

Aprovecha el periodo de prueba de Amazon Prime Video y disfruta de las mejores películas y series de la plataforma... ¡Totalmente gratis!

El director James Cameron trabajó durante casi quince años en el desarrollo de Avatar, aunque la producción de la película no comenzó hasta 2005 ya que según el cineasta la tecnología necesaria para rodar lo que él quería aún no había estado disponible. Para hacer realidad su visión de Avatar y el mundo de Pandora, se confió en las entonces nuevas técnicas de captura de movimiento, además de una intrincada postproducción.

VIDEO

Las mejores películas en 3D - Avatar

Como colofón, Avatar se diseñó desde un primer momento para disfrutarse en 3D, con lo que ir a verla al cine se convirtió en una auténtica experiencia Pero, ¿cómo de bien o mal ha envejecido Avatar después de 10 años? 

Entrando en Pandora

Antes os hablábamos de la técnica revolucionaria que Cameron y su equipo utilizaron para rodar Avatar. Hasta entonces, muchas de las películas que habían incluido humanos realistas o humanoides realizados completamente en CGI habían caído en el peligroso "uncanny valley". Sí, sabíamos que estábamos viendo un ser humano, pero los movimientos y las expresiones no terminaban de parecer del todo naturales. 

Aunque ya se había venido utilizando la técnica de captura de movimiento para ciertos proyectos (el Gollum de Andy Serkins en El señor de los anillos, sin ir más lejos), Avatar revolucionó este campo. Gracias a los nuevos avances tecnológicos, la película de James Cameron se pudo rodar directamente como si se hubiese tratado de una película de acción real, y se podía observar directamente cómo los personajes en CGI interactuaban con su entorno, lo que ayudó infinitamente a crear un tipo de actuación más natural.

Avatar - captura de movimiento

Además de esto, el escenario usado para captura de movimiento se convirtió en el más grande usado hasta la fecha y se implementó un nuevo sistema para capturar hasta la más mínima expresión por parte de los actores. El objetivo era plasmar lo máximo posible de las expresiones de los actores y captar todas sus emociones para que el público pudiera empatizar al máximo con los personajes.

A esto se sumó al trabajo de los animadores, ya que Avatar contó con los mejores especialistas de la industria en su momento. Se estudiaron animales, el movimiento de los actores y se prestó una increíble atención a cada detalles para hacer el mundo de Pandora lo más realista posible. Y el tema es que sí, después de diez años, Avatar aguanta perfectamente el paso del tiempo. 

Diez años después

Si la comparamos con otras películas de la época que usen CGI, o incluso con películas de animación, Avatar se mantiene con la cabeza bien alta. El movimiento de los Na'vi, la raza alienígena que se nos presenta en la película, es perfectamente creíble y llena de microexpresiones de lo más naturales. La textura de la piel, el pelo, o las ropas, siguen teniendo un buen acabado y ayudan a que estos seres nos pareciesen tan realistas en su momento. 

Además de esto, los entornos y escenarios siguen siendo visualmente impresionantes y con un acabado increíblemente realista. Para la realización de estos, los diseñadores de producción tomaron fotografías de diferentes escenarios reales, que fueron medidos y filmados en todos los ángulos posibles para después de replicados al máximo detalle de manera digital y se combinaban con trabajos de matte painting creados por el departamento artístico, con lo que el engaño al ojo sigue siendo efectivo.

Regresa a Pandora con la edición coleccionista de Avatar en Blu-ray y DVD

La postproducción y tratamiento digital de Avatar llevó casi dos años, frente al puñado de meses con el que suelen contar la mayoría de las películas. La fotografía principal y el rodaje en acción real apenas duraron 31 días de rodaje y se cerraron en abril y octubre de 2007, mientras que el primer trailer de la película se lanzó en agosto de 2009. Este tiempo, sumado al increíble presupuesto de la cinta, dio a los animadores y realizadores un margen de maniobra del que muy pocas películas gozan, en este punto llegando a tratar casi como una película de animación con un acabado tremendamente realista. 

avatar

Viendo Avatar diez años después, no tiene nada que envidiarle a una película rodada en 2019. La animación de los Na'vi sigue resultando increíblemente realista, y los entornos, y todos los efectos visuales mantienen una calidad impecable. Desde luego, somos conscientes todo el tiempo de que estamos viendo "un bicho CGI", especialmente con algunos de los animales cuyas texturas no han envejecido tan bien como la piel de los Na'vi, o algunos de los escenarios. Sin embargo, los efectos visuales de Avatar se camuflan perfectamente con los de cualquier película actual de presupuesto medio-alto. 

Por desgracia, al ver muchas películas hoy en día terminamos repitiendo la frase "uy, qué mal va a envejecer este CGI en unos años". Lo vemos tanto en películas de animación como en producciones de acción real con un fuerte apartado de efectos especiales. Aunque increíbles en su momento, los efectos visuales de las precuelas de Star Wars no han aguantado el tirón de los años, y por nombrar algunas más recientes, películas como los remakes de El libro de la selva o El Rey León tienen los días contados en cuanto a cómo de efectivo será su apartado digital en unos años. 

Análisis de las mejores películas de ciencia ficción

Sin embargo, Avatar ha conseguido mantenerse y seguir siendo una delicia visual diez años después. Por supuesto, también sigue manteniendo sus fallos y hay cosas irremediables como el que la historia no nos cuente nada original y que las comparativas con Pocahontas o Bailando con lobos no se pueden evitar... pero el increíble trabajo en los efectos visuales de Avatar nos hace preguntarnos hasta dónde podría llegar la tecnología y el mundo de la postproducción digital si a más películas y cineastas se le permitieran rodar con el tiempo y el presupuesto que del que goza James Cameron en Pandora. 

Avatar 2 llegará a las salas de cine a finales de 2021, seguida de varias secuelas más que concluirán la saga en 2027. Solo queda esperar que estas nuevas películas estén a la altura de la primera entrega, aunque sea respecto al cariño con el que fueron tratados sus increíbles efectos visuales.

Y además

Avatar (2009)

Lanzamiento:

Argumento:

Jake Sully, un ex-marine confinado a una silla de ruedas, es reclutado para viajar al planeta Pandora, donde un consorcio corporativo está extrayendo un mineral que será clave en la solución de la crisis energética de la Tierra. Debido a que la atmósfera de Pandora es tóxica, han creado el Programa Avatar, en el que 'conductores' humanos tienen sus...