Reportaje

La batalla de World of Tanks es mejor en PS4 Pro y Xbox One X

Por Redacción Hobby Consolas
-

World of Tanks es uno de los juegos que más tiempo lleva con nosotros, de los que se siguen jugando a gran escala, claro está. Lanzado en Rusia en 2010 y en otros territorios (incluido el europeo) en 2011, el juego de Wargaming ha conquistado a millones de jugadores.

Las 10 claves de World of Tanks, el F2P líder en su género

Y lo ha hecho gracias a sus mecánicas de shooter en primera/tercera persona totalmente alejadas de las que podemos disfrutar en otros juegos. World of Tanks es visceral, adictivo, free to play y tremendamente atractivo tanto para jugar, como para ver en streaming.

Además de por sus mecánicas, World of Tanks ha llamado la atención de los jugadores debido a su rigor histórico y la recreación tanto de los campos de batalla como, sobre todo, de los blindados. Wargaming no escatimó recursos a la hora de plasmar todos y cada uno de los elementos que componen un tanque, desde las antenas hasta los bidones de combustible y diferentes capas de blindaje.

Las mejoras de World of Tanks en Xbox One X y PS4 Pro

El juego fue mejorando poco a poco en PC y en su versión para consolas lucía genial (Xbox 360 entro de sus posibilidades y PS4/Xbox One con un nivel similar al visto en compatibles). Sin embargo, con la llegada de PS4 Pro y Xbox One X, la guerra de tanques más brutal se actualizó para mostrar un apartado visual más sofisticado.

Las versiones de World of Tanks de Xbox One X y PS4 Pro cuentan con algo fundamental a la hora de afrontar el combate. Se trata de una mayor resolución (4K nativo en el caso de Xbox One X y 3200x1800 en el caso de PS4 Pro) que permiten contar con una imagen mucho más definida y, por tanto, ver mejor a los tanques que asoman por una colina.

¿Qué es el HDR y por qué importa en los juegos?

Esto es algo que también se consigue gracias a una mayor distancia de dibujado (lo que significa que los tanques y elementos lejanos cuentan con más detalle). Además, estas versiones tienen tiempos de carga más rápidos y un rendimiento más constante gracias a una mejor tasa de frames por segundo.

Sin embargo, lo más impresionante es el soporte HDR. Esto es compatible tanto con la nueva máquina de Microsoft, como con la de Sony y nos permite disfrutar de una iluminación más realista al mostrar colores más vivos y negros más profundos. Además, el HDR de World of Tanks es especial, ya que la iluminación del juego ya era HDR, pero la tecnología de las máquinas anteriores no era capaz de reproducir dicha paleta de colores (ni las televisiones).

World of Tanks HDR

También hay mejoras jugables

Un mayor grado de fidelidad visual gracias al poder de las nuevas consolas no sólo se traduce en un mayor espectáculo, también afecta directamente a la jugabilidad. Y es que, como hemos comentado antes, el contar con una mayor resolución y distancia de dibujado nos permite, directamente, ver mejor los tanques enemigos lejanos y apreciar mejor cada detalle.

En un juego en el que es fundamental apuntar correctamente y acertar en un punto concreto del enemigo, el aumento de resolución y detalle tiene un impacto directo en nuestra forma de jugar. Sin embargo, más importante aún es el rendimiento de World of Tanks en Xbox One X y PS4 Pro.

Y es que, PS4 se mantenía algo más estable en términos generales, pero Xbox One sufría de algunas caídas de frames por segundo en algunos puntos de mayor estrés, como los enfrentamientos en calles de los pueblos en los que se concentran explosiones. 

Gracias a la potencia de Xbox One X y PS4 Pro, la tasa de frames por segundo se mantiene muy estable en 30 fps. No, esta potencia extra no permite subir el rendimiento a los 60 frames por segundo ya que, aunque la potencia gráfica de las consolas aumenta considerablemente respecto a las versiones lanzadas en 2013, el procesador no podría soportar, según Wargaming, los 60 frames por segundo.

Eso sí, una tasa de 30 frames por segundo estables, garantizan una experiencia fluida que nos permitirá disfrutar sin problemas y, además, el frame-time de estas versiones es más estable que en los modelos base de Xbox One y PS4. Esto significa que notaremos menos retardo entre el comando que ejecutemos en el mando y el movimiento en pantalla.

Como veis, no sólo World of Tanks se ve mejor en Xbox One X y PS4 Pro, también cuenta con una jugabilidad más pulida para hacernos disfrutar de las vibrantes batallas de la Segunda Guerra Mundial a lomos de moles de metal. Y, además, podremos disfrutar con más calidad de las nuevas misiones de historia de World of Tanks.

Las historias de la guerra

World of Tanks es uno de los juegos multijugador más divertidos. Tras repasar las claves del juego, queremos centrarnos en hablar de un modo que está disponible, de forma exclusiva, en consola y que se ve mejor que nunca gracias a las mejoras visuales que hemos comentado de Xbox One X y PS4 Pro.

Una de las características de World of Tanks es la rigurosidad histórica a la hora de recrear campos de batalla (de hecho, hay modos que nos permiten revivir contiendas reales). Sin embargo, War Stories es otra cosa. Wargaming lanzó el 22 de agosto del año pasado, en plena Gamescom 2017, el primer capítulo del modo War Stories. Este modo exclusivo para las versiones de consolas, hará las delicias de los aficionados a las batallas de blindados.

Se trata de campañas individuales para un jugador en las que podemos disfrutar de una visión distinta de batallas históricas y, además, alterar el resultado. La compañía rusa no pretende que revivamos paso a paso las campañas de algunos de los blindados más famosos de la Segunda Guerra Mundial, sino que vivamos un ''qué podría haber pasado''.

Es decir, son campañas en la que jugamos una historia alternativa y encontramos diferentes episodios. Hermanos de blindaje nos pone en la piel de un comandante estadounidense que debe entrenar a la tripulación soviética para manejar el M4 Sherman. A partir de este capítulo, fueron llegando más a las versiones de consola. La segunda campaña, Foco de tensión en Berlín, nos pone en la piel de las tropas occidentales para romper el bloqueo de Berlin.

Operación León Marino se ambienta en un campo de batalla en el que los ingleses deben repeler a las tropas alemanas. Podremos manejar un tanque Cromwell y tendremos que impedir que los alemanes invadan Londres. La guerra de Kennedy nos aleja bastante de la Segunda Guerra Mundial. EE.UU. están al borde de la guerra y controlaremos a un soldado norteamericano que, con su carro 2506 (una versión alternativa del M41 Bulldog) tendremos que rechazar los ataques soviéticos en una campaña alternativa basada en la crisis de los misiles de Cuba.

La última campaña de War Stories lanzada hasta el momento (en diciembre del año pasado) es La escapada del Tiger. En ella tendremos que robar el Tiger I, la última gran máquina de guerra alemana. Encarnaremos a la espía francesa Marianne Durieux quien, con su equipo, se infiltra en el Tercer Reich y la base de Haggag el Qasaba. Tras robar el blindado, tendrá que atravesar las líneas enemigas para llevar el Tiger I a los británicos que esperan en El Alamein.

Como veis, se trata de diferentes versiones alternativas de la historia, algo que aporta más variedad a uno de los juegos multijugador más divertidos que podemos disfrutar en consolas. Además de las campañas, este contenido nos trae nuevos desafíos y contenido, como logros, para divertirnos durante semanas. Además, es una forma más de mantener la vitalidad del juego, ya que las campañas de War Stories se van lanzando poco a poco.

Hobby Consolas para Wargaming

Lecturas recomendadas