Blade Runner
Reportaje

Blade Runner 2049 - Pero, ¿es Deckard humano o un replicante?

Por Raquel Hernández Luján
-

Blade Runner 2049 es muy misteriosa. ¿Es Deckard humano o un replicante? La secuela de Blade Runner que llega 35 años después sigue sin despejar la duda.

Vamos a hacer un ejercicio juntos: reconstruyamos el relato para comprender cuál es la verdadera naturaleza de Deckard, o para intentarlo al menos... Os aviso que las aguas son procelosas...

-Cuidado, spoilers. A partir de este momento hablaremos sin tapujos de Blade Runner y de Blade Runner 2049 de modo que si no las has visto, es importante que no sigas leyendo.-

Antes del estreno de Blade Runner 2049 había cierto consenso respecto al origen de Deckard (Harrison Ford). Si habías visto la cinta original, te quedarías con la idea de que es un humano que consigue escapar con una replicante, Rachel, al final del metraje. Fue el montaje que vio Denis Villeneuve en salas y el que atesoró como real sin embargo, su creador Ridley Scott no quedó satisfecho y jugaría con otras ideas en posteriores montajes: la eliminación de la voz en off y la introducción del sueño de Deckard en el que veía un unicornio (y que Gaff nos dio a entender que era un recuerdo implantado dejando aquella figura de papiroflexia como prueba).

Blade Runner

Éstas son las siete versiones que se han visto de la película Blade Runner:

  • El montaje original de 1982 proyectado internacionalmente y que contenía más violencia gráfica que la estrenada en Estados Unidos. 
  • La versión para los cines estadounidenses. 
  • La versión para televisión, eliminando los "contenidos ofensivos". 
  • Dos versiones de trabajo que se emitieron en preestrenos y en algunos festivales. 
  • La versión aprobada del corte del directo de 1992 y desautorizada previamente en 1991. Coincidiendo con su décimo aniversario, esta versión se editó en DVD, además de proyectarla en cines. 
  • El montaje final de 2008. Coincidiendo con el vigésimo aniversario del montaje final, la película se restauró, se editó en DVD y Blu-Ray, y se proyectó en cines (fue reeeditada por el 30 aniversario).

A Villeneuve le encanta jugar con el espectador y el guión de Hampton Fancher y Michael Green para Blade Runner 2049 le da una ocasión de oro para hacerlo. Es muy probable que, como yo, muchos de vosotros pensarais durante buena parte de la película que K (Ryan Gosling) era el protagonista de la película, pero lo cierto es que no, él no es más que el McGuffin, como diría nuestro amigo Hitchcock, para llevarnos hasta Deckard.

Blade Runner: Edición especial con montaje final en 4K UHD y Blu-ray

Partamos de la base de que "somos puros", no hemos leído declaraciones de actores ni el director y si me apuráis no hemos visto ningún tráiler y vamos al cine como tabulas rasas para hacer una primera consideración: la más obvia. ¿Pueden envejecer los replicantes? A la vista del síndrome que padecía el genetista JF Sebastian que le hacía envejecer de forma prematura parece poco probable que introdujera de forma voluntaria esta característica en los replicantes. Por su parte a Eldon Tyrell negarle una fecha de caducidad más amplia a Roy Batty le costó la vida con aplastamiento craneal y destrozo de ojos incluido. Pero todo es relativo. Independientemente de que naciera de una mujer o de un útero sintético en un laboratorio, si un replicante está compuesto por material orgánico es factible pensar que se degrade con el tiempo, así que  aún podemos "salvar" la idea de que el madurito Deckard sea replicante. O humano.

Por otra parte, el milagro del que se habla en la película es que los replicantes consigan reproducirse. Es algo que frustra sobremanera a Wallace (Jared Leto) porque parece ser que solo Rachel ha conseguido concebir y llevar su embarazo a término con éxito, aunque le costara la vida durante el parto. Es algo que él no consigue a pesar de sus insistentes intentos. Esto abre la puerta a un nuevo salto evolutivo, aunque nos queda por saber algo muy importante: ¿los hijos nacidos de replicantes pueden así mismo reproducirse? Y en esta cuestión es clave saber si Deckard es humano o replicante puesto que la hija de Rachel y Deckard podría ser un híbrido humano-replicante (y tendría más papeletas para ser estéril si consideramos que unos y otros forman parte de especies diferentes) o bien descendiente de dos replicantes, en cuyo caso parece la opción más clara para romper ese muro que separa a la vida creada de forma natural y la creada de forma artificial y que tanto temía la teniente Joshi (Robin Wright) que dejara de existir. ¿El hijo de dos replicantes sería humano? ¿Qué capacidades tendría? ¿Podrían "programarse" humanos haciéndolos nacer de dos replicantes? ¿Nacer en un parto es lo que nos dota de alma? Tengo la sospecha de que la película da pie a muchísimas cuestiones que podrían haberse explotado más y mejor dejando la puerta abierta incluso a la bioética.

¿Está justificada la aparición de la réplica de Rachel? Bueno, esto da para un debate muy profundo. Wallace sospecha que Deckard podría esconder la clave para alcanzar un nuevo estadio evolutivo, así que intenta tentarlo con algo que solo puede desarmarlo hasta ese punto: presentarle a una nueva versión de esa joven Rachel que una vez lo recibió en el despacho de Tyrell y que lo enamoró (como a gran parte de los espectadores).

Rachael y Deckard en Blade Runner

Queda muy poético en la película que Deckard "no acepte imitaciones" y que con su aparentemente simple queja de que "sus ojos eran verdes" deje claro su compromiso con su amada por una parte y demuestre su confrontación con la tecnología de Wallace al que deja evidencia como un incapaz que jamás alcanzará la cota de realismo que se propone. Pero si rascamos un poco más en esa superficie también podemos preguntarnos: ¿en qué cabeza cabe que Deckard vaya a aceptar ese trato con el diablo? ¿Lo que hacía genuina a Rachel no era precisamente que no era consciente de ser una replicante? Pero sobre todo, y esto no es una pregunta sino una afirmación: ¡Deckard no sabe si es humano o replicante! No lo sabe ni él... De ahí que cuando K le pregunte por el perro salga por la tangente y le diga "pregúntaselo a él". Solo que en este caso, aunque se lo preguntáramos a él sospecho que no tendría respuesta.

Y esta cuestión nos lleva a otra: si las líneas que separan a humanos y replicantes son tan tenues, ¿realmente importa (más allá del bussiness del megalómano Wallace) distinguir a unos de otros? ¿Si no podemos discernir cuándo estamos ante un humano o ante un replicante podemos asegurar que el mundo está compuesto aún de forma mayoritaria por humanos? Lo mismo la jugada maestra de Wallace no fue remediar la hambruna tras el gran apagón sino sustituir humanos por replicantes y de ahí su desesperación para que puedan procrear... Pero esto no son más que ideas, claro está. La película queda taaaaaan abierta que se puede especular sobre cualquier cuestión.

En Blade Runner 2049 vivimos la misma zozobra pero a la inversa: Deckard sospechaba que es replicante y K sospecha que es humano... Pero ¿cómo es posible? Es evidente que tiene una fuerza sobrehumana, pasa tests periódicos en su puesto de trabajo... Por más que un recuerdo lo atormente y que emprenda una desesperada búsqueda de respuestas se antoja muy excesivo que crea que es humano pero lo que realmente destroza esta idea es el momento en el que se encuentra con "la resistencia" en las catacumbas liderada por Freya (probablemente la peor secuencia de la película) y ella le dice que todos pensaron que eran humanos. Vaya forma de reclutar adeptos a la causa más cruel.

La teoría de Mark Millar es todavía más loca que cualquiera que os estéis planteando llegados a este punto. Al final de Blade Runner 2049, K da su vida para salvar a Deckard (paralelismo débil con la entrega de Roy Batty que nos dejó sin palabras y que se reafirma en el uso del leit motiv musical de la BSO de Vangelis) permitiéndole reunirse con su añorada hija, la doctora Ana Stelline (Carla Juri). Sin embargo, Miller piensa que esta imagen es un fake, ya que todo sería un recuerdo falso recuerdo, enviado a la memoria de Deckard que le hace ver a un personaje que nunca existió (un poco al estilo El club de la lucha). Según él, la primera entrega ya dejó claro (gracias a la famosa escena de Edward James Olmos y el unicornio de origami) que Deckard es un replicante, por lo tanto, su director Denis Villeneuve, habría seguido la misma premisa (así lo aseguraba en entrevistas previas al menos, así que en este punto habría que darle la razón).

Miller explica que es su propia hija quien manda ese falso recuerdo a Deckard, con el único objetivo de que se reuniera con ella. Algo que quedaría patente al final de la película, cuando la escena de la nieve se funde con la de Ana en el laboratorio, donde estaría creando “ese falso recuerdo”. Además, según el famoso guionista de cómics, Villeneuve nos va dando pequeñas pistas de ello durante toda la película. Una de esas pistas sería el verdadero nombre de K, Joe, juntos suenan Joe-K, similar a joke (broma).

Hideo Kojima también ha dado su veredicto sobre la película, aunque sin entrar en disertaciones acerca de su contenido. Rescato una de sus ideas para llegar a una conclusión: "Es una película milagrosa que llega a una conclusión sin final, y es por eso por lo que seguiremos soñando con Blade Runner”. Es innegable que el simple hecho de realizar una secuela digna de Blade Runner ya era un reto complicadísimo, sobre todo si tenemos en cuenta las enormes dificultades que tuvo que superar la producción para salir adelante y también hay que darle la razón en que no tenemos respuestas cerradas ni simples para preguntas complejas, lo que nos permite seguir divagando.

Había dos secuelas cinematográficas no oficiales de Blade Runner y eran dos producciones de serie B: Soldier, de 1998, escrita por David Peoples, y Androide de 1982 de Aaron Lipstadt. Finalmente, después del intento fallido de crear una webserie con su hermano Tony, Ridley ha puesto en manos de su hijo Luke dos cortometrajes previos a la acción que se relata en la película: uno en el que nos presentan a Wallace y otro en el que descubrimos al replicante interpretado por Dave Bautista además de brindarle al director de anime japonés Shinichiro Watanabe, creador de la popular saga Cowboy Bebop, la oportunidad de realizar un corto titulado Blade Runner: Black Out 2022, que rellena los huecos entre el filme original y el actual.

En una entrevista a Monsters and Critics, el representante de Alcon Andrew Kosove compartió el título original con el que la secuela al mítico film comenzó su producción. Era: Blade Runner: los androides sueñan (Blade Runner: Androids dream) en clara alusión a la novela de Philip K (¡K!) Dick "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?" ("Do Androids Dream of Electric Sheep?"). Así que os traslado la pregunta, ¿sueñan los replicantes? ¿sueñan los hijos de los replicantes? ¿será capaz el ser humano de alumbrar una nueva especie que no sea ya una inteligencia artificial sino un organismo capaz de auto-replicarse?

Lecturas recomendadas