¿Cómo escoger los auriculares gaming perfectos? Te damos todas las claves necesarias

Sony Inzone H9

Existen una enorme variedad de headsets gaming. Aquí voy a hablarte sobre las principales características en las que te debes fijar y te enseñaré cómo distinguir un posible buen auricular de uno más mediocre.

Si en algún momento has querido cambiar o comprarte un nuevo auricular gaming y te has perdido en medio de un mar de características, modelos, diseños, precios... no te preocupes, porque nos ha pasado a todos.

En esta guía vamos a hacer un repaso a las características que tienen los headsets, hacer hincapié en las principales a las que hay que prestar atención y también hablar de las que se suelen dejar más de lado pero puede ser un error.

Va a ser un poco largo, pero prepara café y presta atención a todo esto que debes saber antes de comprar unos auriculares gaming.

Auriculares gaming. ¿Las características lo son todo?

Una de las cosas más importantes que debes tener en cuenta a la hora de escoger un headset es que va a ser una lotería. Si bien es cierto que las características técnicas te van a decir mucho de los auriculares, los materiales internos y sus calidades también, y esto es algo que rara vez vamos a saber.

VIDEO

Diseño Sony Inzone H9

Es por esto que lo primero que debes tener en cuenta es que es muy complicado acertar, y mucho menos a la primera. Pero no solamente por esto, sino también porque cada oído es un mundo (tú no tendrás las mismas capacidades auditivas que yo) y cada uno tiene una forma de cabeza distinta.

Con esto, lo primero que te debe quedar claro es que una recomendación de mucha gente a ti puede que no te funcione bien o viceversa. Esto hace en parte que todo sea mucho más interesante, pero también, un absoluto caos.

Principales características a tener en cuenta

Así como no hay forma de saber, de manera exacta, si un headset te va a gustar y se va a adaptar bien a ti viendo sus capacidades técnicas, sí que te puede servir como guía para ir intuyendo si va a ser un buen auricular o no.

Aspectos como su espectro sonoro, la capacidad de emitir hasta cierto volumen, su ergonomía y los materiales de construcción son todos muy buenas pistas, pero hay más. Hay aspectos más personales como puede ser si son cableados o no, el presupuesto, si tiene iluminación RGB...

Lo bonito de esto es que hay una infinidad de posibilidades y muchísimos fabricantes, por lo que tienes un montón de opciones al precio que quieras pagar. Vamos por partes.

Análisis JBL Quantum One

Impedancia

He colocado la impedancia en primer lugar porque suele ser una características bastante olvidada por el público y que juega un papel importante en materia de calidad de sonido.

La impedancia es la resistencia que tiene el altavoz a la corriente eléctrica. Se mide en Ohms (Ohmios) y, a mayor resistencia, necesitaremos una mayor corriente para hacerlo sonar, pero a cambio, nos dará un sonido mucho más puro y nítido.

El estándar gaming en cuanto a impedancia está situado entre los 16 y los 32 Ohms, más que nada porque las tarjetas de sonido integradas de la inmensa mayoría de las placas base no dan más de sí. ¿Qué pasa si utilizas un headset con, por ejemplo, 100 Ohms en una placa base que no pasa de los 16? Pues seguramente vas a escuchar muy bajo el sonido o, directamente, no lo escucharás.

VIDEO

Unboxing Logitech G735

Al no crear suficiente potencia eléctrica, los altavoces no van a permitir que pase el sonido y, por lo tanto, el sonido será bajísimo o, directamente, inexistente. Si alguna vez has probado unos cascos y para ti el volumen era muy bajo pero mucha gente dice que no, posiblemente sea por esto mismo.

Para que te hagas una idea, los cascos de estudio suelen andar por los 250 Ohms, y es una de las causas por las que su sonido es uno de lo más puro que podemos encontrar (y también tienen unos precios desorbitados).

Respuesta de frecuencia

Esta característica te va a decir cuál es el espectro sonoro que va a poder reproducir el auricular. Aquí conviene recordar que el oído humano, de media, escucha entre los 20 y los 20.000 Hz. Y ojo que digo de media, esta capacidad puede ser más o menos alta y se va perdiendo con la edad.

JBL Quantum 610, análisis y opinión

JBL Quantum 610

Los fabricantes es la medida que tienen estandarizada por esto mismo, y la inmensa mayoría se va a situar entre esos dos puntos. Sin embargo, no es raro ver auriculares gaming que tienen capacidades un poco superiores. Esto se debe a que estas frecuencias extras las utilizan para darnos sonidos un poco más armoniosos. Más delicados y suaves, por así decirlo.

Sabiendo esto, siempre hay que intentar acercarse lo más posible a los 20 - 20.000 Hz. de respuesta de frecuencia en unos cascos. Si sobrepasa algo no pasa nada y hasta puede ser bueno, pero quedarse corto va a significar un recorte en los rangos del espectro sonoro.

galería review sony inzone h9

Sensibilidad

Básicamente, y para no enrollarme, la sensibilidad nos va a decir el volumen máximo que va a alcanzar un headset. La media se suele situar entre los 75 y los 136 decibelios (dB).

Aquí me parece importante dejar claro que, desde hace unos años, la Unión Europea ha ido delimitando estas capacidades porque pueden ser perjudiciales para el oído humano. Entre 100 y 110 se conoce como umbral tóxico, siendo perjudicial y pudiendo causar daños en el oído medio. A partir de los 120 entramos en el umbral del dolor.

Otros aspectos a tener en cuenta

Las tres características que de las que te he hablado son la santa trinidad de los cascos. Controlando esas tres capacidades ya puedes determinar, con muchas menos posibilidades de equivocarte, si un un auricular puede dar buenos resultados o no.

El problema es que estas tres capacidades no son las únicas que debemos tener en cuenta ya que hay formas de arruinar una buena experiencia, ya sea con malos materiales de construcción, una mala ergonomía...

Así que vamos a ver qué más debemos tener en cuenta.

VIDEO

Diseño Logitech G435

Ergonomía: la basculación es muy importante

Dentro de este apartado hay muchas cosas que se deberían tener en cuenta. Una de ellas es el peso, pero de eso te voy a hablar en el siguiente apartado porque va muy de la mano con los materiales de construcción escogidos, así como si es inalámbrico o no.

Aquí me gustaría hacer hincapié en uno de esos apartados que suelen estar bastante olvidados: la basculación. Esta es la capacidad que van a tener los cascos de adaptarse a la forma de la cabeza, porque no todas son iguales. Principalmente hay dos tipos de basculaciones: vertical y horizontal.

La basculación vertical suele ser la más común en los auriculares gaming, y van a ofrecer una buena adaptación a nuestra cabeza ya que hará que no aprieten tanto a la hora de utilizarlos. La horizontal es más rara de ver y es la que se encarga de ayudar a que la diadema no nos presiones tanto la cabeza.

Análisis Logitech G435 galeria

También existen auriculares que no tienen ningún tipo de basculación, lo que va a provocar, por norma general, que con el paso del tiempo se vayan volviendo más y más incómodos.

Las diademas también juegan un papel muy importante en esto de la ergonomía. Las hay que se adaptan al tamaño de la cabeza automáticamente y las hay que son manuales y serás tú quien tenga que ponerle la extensión adecuada. Aquí ya son gustos personales, pero lo ideal es que no esté demasiado ajustada o nos acabará haciendo daño con el tiempo.

Materiales de construcción

En este caso tenemos un apartado que puede tener su impacto en los cascos pero que no suele ser demasiado grande. Aquí lo que se debería buscar, principalmente, es un headset con un esqueleto metálico, lo que lo hará más resistente a los golpes.

Soy consciente de que hay muchos cascos de plástico que pueden ser de lo más cómodos de utilizar, especialmente porque se vuelven muy ligeros. Si se cuidan bien no debería haber ningún problema con ellos, pero ojo con esto porque mucho plástico puede significar que racanean también en otros materiales.

analisis Logitech G435

En cuanto al auricular en sí, muchas veces habrás visto alguno que dice que utiliza imanes de neodimio. En este caso es uno de los mejores materiales que podemos encontrar ya que necesita menos energía para producir más volumen y el sonido es más nítido. Es lo ideal, pero tampoco es un factor determinante.

Tamaño del controlador o altavoz

El estándar gaming se mueve más hacia los 50 mm. de tamaño del auricular, aunque también podemos encontrarlos de 40 mm. y, en raras ocasiones, de 60 mm. Esto de por sí no tiene mucho impacto en cuanto a calidades pero sí en cuanto al volumen.

Cuanto más grande sea el altavoz más facilidades tiene emitir un volumen alto, por no hablar de que los cascos suelen ser más grandes y pesados. Aquí ya dependerá de tus preferencias.

Sonido envolvente

Esta es una de las características que las compañías suelen vendernos a viva voz, el sonido envolvente virtual que puede ser 5.1 o 7.1. Desde mi punto de vista es algo que debería utilizarse en contadas ocasiones y por un buen motivo.

Son muy pocos los headsets que son capaces de ofrecernos un sonido envolvente realista. Marcas como JBL o Creative Labs se han acercado mucho y tienen algunos modelos de cascos que de verdad te crees que es 7.1 en unos cascos y, lo que es mejor, no notas prácticamente pérdida de calidad de sonido.

Galería de JBL Quantum 610

La inmensa mayoría de marcas lo que hacen es una simulación por software. Esto implica a que el programa va a jugar con las frecuencias para poder crear ese efecto envolvente. El resultado para el usuario puede ser más o menos bueno, dependiendo de la marca y el programa, pero en la inmensa mayoría se va a ver que la calidad de audio baja notablemente.

Uno de los aspectos que más se repite es la aparición de ecos. Habrá sonidos que se destaquen mucho más que otros e, incluso, he llegado a probar headsets donde algunos sonidos directamente sonaban mal. Que no te vendan la moto. Con unos cascos decentes, sin necesidad de utilizar la virtualización, deberías ser capaz de ubicar un sonido sin problema ninguno.

Inalámbrico o con cable

Al igual que pasa con los ratones, la tecnología de los sistemas inalámbricos ha ido mejorando con el paso del tiempo, hasta que el input lag se ha reducido tanto que ya no es un problema. Es por esto que los auriculares inalámbricos pueden ser una magnífica inversión.

Así pues, estamos ante un punto en el que va a depender de varias cosas: el gusto propio, el presupuesto y lo bien que aguantemos los cascos con mayor peso. Esto último no suele ser un problema pero hay que tener en cuenta que la batería siempre añade un peso extra.

Personalmente me gustan los cascos con cable porque no tengo que andar pendiente de su carga. Entiendo la sensación de libertad que ofrecen los inalámbricos, pero un cable nunca me ha molestado.

Análisis JBL Quantum One

En el mundo de los cableados hay dos tipos principalmente: de plástico y mallado. Esto ya son preferencias, más que nada porque en la vida me ha roto uno por muy de plástico que sea. Su uso no crea roces, o no debería hacerlo, así que a no ser que te guste morder cables, no me parece que este sea un factor determinante.

Tipo de casco

En el gaming está muy extendido un tipo de cascos sobre el resto, pero siempre viene bien recordar todos los tipos de ellos que hay. Esto siempre te permitirá escoger mejor el que quieras utilizar.

  • Circumaural. Son los más comunes de ver. La almohadilla envuelve toda la oreja y suelen ser lo más cómodos de utilizar ya que la presión no recae directamente en nuestro panel auditivo, sino que también se ejerce en la parte posterior de la sien.
  • Supraaural. La almohadilla no recubre por completo la oreja y se posa en la oreja por completo, por lo que suelen ser algo más incómodos que los circumaurales al tener todo el peso que ejerza la diadema sobre la oreja.
  • Botón. Este tipo suele ser el favorito para jugar en móviles, ya que aíslan bastante bien del exterior y son una solución de lo más económica.
  • In-Ear. El bastión de los TWS, unos cascos que se introducen en el canal auditivo y que prácticamente no sobresalen nada. Por norma general se utilizan más en el ámbito general de la música, pero comienza a aparecer con fuerza en el mundo gaming.
Opinión Turtle Beach Scout Air

Almohadillado

En esta sección no voy a hablar del grosor del almohadillado porque también es algo que va muy en los gustos de cada persona. 

Por norma general un almohadillado escueto va a hacer que notes más los cascos y te pueden hacer daño con el paso del tiempo, mientras que tiene demasiado va apretarnos más por acción de la diadema. Aquí va al gusto de cada uno.

Logitech G435, análisis y opinión

analisis Logitech G435

Principalmente existen dos tipos de almohadillado para los auriculares gaming. Lo ideal sería que tuvieran un juego de recambios: unos de tela y otros de cuero. El motivo es porque cada uno tiene sus pros y sus contras y es fácil que uno nos venga mejor que el otro en determinadas situaciones.

  • Imitación de cuero. Suele ser uno de los materiales más comunes que nos vamos a encontrar en unos cascos. Como principal ventaja tenemos el aislamiento acústico, que es mucho mejor que en los de tela. Pero esto lo conseguimos a cambio de comodidad ya que generan mucho más calor en las orejas.
  • Tela. Están pensados para que la transpiración sea mucho más fácil y, por lo tanto, sean más frescos. A cambio, el aislamiento acústico es menor.
Análisis JBL Quantum One

Estas dos clases de almohadillados se pueden ver afectados tanto por factores externos como internos. Yo personalmente soy de orejas muy calientes y en nada me están molestando. Si nuestro entorno es silencioso, no hay motivo para utilizar unos de cuero por ejemplo, pero si hay gente cerca, fuentes de ruido y demás, son los más recomendables.

En ese sentido hay marcas que han lanzado modelos con almohadillados de imitación de cuero rellenos de gel efecto frío. De esta forma tenemos unos cascos sin problemas de temperatura y un gran aislamiento acústico, pero no suelen ser baratos.

análisis astro a10 gen 2

Micrófono y sus posibles usos

Cada micrófono es un mundo y, tal y como suele ocurrir con los cascos, podemos ver sus características técnicas que no tendremos ni idea de cómo va a sonar realmente. 

Además, hay marcas con mucho prestigio que llevan ignorando este aspecto y la mayor parte de sus modelos tienen unos micrófonos muy malos, como puede ser Razer o Corsair.

Análisis de los Sony Inzone H9, auriculares para PS5 y PC con cancelación activa de ruido

galería review sony inzone h9

Por norma general, es raro que el micrófono sea tan malo que no podemos utilizarlo y que se nos escuche medianamente claro. Aquí dependerá del uso que queramos darle: si es solo para comunicación de grupo, si es para hacer streaming, para conferencias... 

La principal característica a tener en cuenta en los micrófonos es su sensibilidad. Cuanto más cerca esté del cero más volumen tendrá.

Otros puntos son la comodidad que nos ofrezca a la hora de utilizarlos. Si se pueden quitar y poner, si al abatirlos se apagan, dónde está situado su botón de muteo (silencio) si es que lo tiene...

galería review sony inzone h9

Otro punto a tener en cuenta sería la cancelación de ruido. Es especialmente importante si nuestro entorno no es silencioso y tenemos una ventana abierta con tráfico cerca por ejemplo. La inmensa mayoría no va a hacer un gran trabajo en ese sentido, pero sí que puede ser el suficientemente bueno como para que merezca la pena invertir un poco más en uno con cancelación de ruido.

Iluminación RGB

Aquí, y nunca mejor dicho, para gustos colores. De ti depende si quieres tener un headset gaming con iluminación o sin ella. Si la respuesta es positiva, debes valorar la relación calidad precio, ya que en los cascos suele ser bastante básica. Si es compatible con un programa de gestión va a tener mucha más posibilidades que los que no lo tienen por ejemplo.

Personalmente, nunca recomendaría iluminación de ninguna clase en unos cascos. Ni la ves cuando los estás utilizando y es siempre una manera de pagar por algo a lo que le vas a sacar muy poco partido.

Análisis JBL Quantum One

¿Cómo encontrar realmente el headset gaming perfecto?

Si con los ratones o los teclados es complicado saber si nos gustarán sin probarlos, con los headsets es directamente casi imposible. En ese sentido, más que nunca la experiencia va a ser la madre de todas las ciencias.

¿Cómo se ajustará a tu cabeza? ¿Cómo va a captar tu oído su sonido? ¿te hará falta basculación o sin ella no sueles tener problemas? ¿Tu entorno es ruidoso o no tienes ruido alrededor?

Son muchas las preguntas que solo tú vas a poder responder. Lo que nosotros podíamos hacer era darte las claves para elegir los mejores cascos gaming posibles, pero ahora depende de ti y del presupuesto.

Y además