Reportaje

E3 2018 - Impresiones de Rage 2 para PS4, Xbox One y PC

Por David Martinez

Nos hemos puesto a los mandos del apocalíptico Rage 2, lo nuevo de Bethesda que hemos visto en el E3 2018. Veamos si la colaboración entre ID Software y Avalanche promete tanto como sus tráilers.

Bethesda va a desvelar poco a poco todas las virtudes que encierra Rage 2. Antes de dejarnos coger el mando en este E3 2018, la compañía nos ha vuelto a recordar (en un video muy gamberro) qué significa la colaboración entre dos estudios como ID Software, los padres del "shooter" en primera persona, y Avalanche, expertos en el desarrollo de mundos abiertos como Mad Max o la saga Just Cause. Y del mismo modo, se han encargado de recordarnos que la conducción forma una parte muy importante en el desarrollo del juego.

¡Hazte con un verdadero cabezón del adorable Vault Boy!

Sin embargo, en la demo (de apenas quince minutos) sólo podíamos ir a pie. Se trataba de echar un primer vistazo a las habilidades de combate. Por un lado, podemos utilizar un arsenal bastante convencional formado por fusiles de asalto, escopetas de cartuchos, granadas, lanzacohetes... Pero eso es sólo el principio. Nuestro ranger cuenta con nanotrites que le permiten ejecutar ataques salvajes. Primero los cargamos (con el gatillo LB) y después podemos disparar ondas de energía o suspendernos en el aire un segundo para golper al caer y dañar a los enemigos que se enuentren a nuestro alrededor.

¿No nos dejamos algo? Por supuesto, en Rage 2 también contamos con el windstick, una especie de boomerang con tres cuchillas muy afiladas que resulta demoledor. Además de estas mecánicas, Rage 2 no cuenta con recuperación automática, de  modo que tabién tendremos que inyectarnos energía cuando las cosas se pongan uesta arriba. Y después de de enlazar unas cuantas bajas, tendremos cargada la barra del modo Overdrive, que multiplica nuestro daño y nos permite recuperarnos por unos momentos.

Rage 2

En el vídeo de presentación del que os hablamos más arriba hacían hincapié en que todo en este juego de Bethesda es espectacular y salvaje, y después e haberlo jugado, queda claro que tienen razón; es un desarrollo que tiene un pie en la brutalidad y otro en el sentido del humor, y que brilla por lo frenético de sus enfrentamientos y las posibilidades que tenemos para causar destrucción.

Tras esta sesión del E3 2018, nos queda por comprobar la variedad en el mundo abierto de Rage 2, (sólo hemos visitado el páramo y las instalaciones del puerto espacial EDEN), cuántas nuevas habilidades nos permitirán ejecutar nuestros nanotrites y sobre todo, cómo se conducen esos vehículos armados que no tienen nada que envidiar a lo que hemos visto en Mad Max. 

Lecturas recomendadas