Ir al contenido principal
Expediente Warren: obligado por el demonio
Reportaje

Expediente Warren: los casos reales en los que se inspira la saga cinematográfica

Esta semana repasamos los principales casos presentados en la saga Expediente Warren y sus spin-offs y hasta qué punto difieren de la ficción.

El 4 de junio, si nada cambia, veremos por fin la tercera entrega de Expediente Warren, que cerrará la trilogía centrada en el matrimonio de parapsicólogos a quienes dan vida Patrick Wilson y Vera Farmiga en la ficción.

Por el momento, hemos visto dos episodios de la serie madre, tres spin-offs centrados en la terrible muñeca que los presentaron en el prólogo de The Conjuring (AnnabelleAnnabelle: Creation y Annabelle vuelve a casa) y dos spin-offs presentados a posteriori: el de La llorona y el de La monja, basándose en el personaje lanzado en El caso Enfield, donde también dejaron apuntado otro ser sobrenatural que tendrá su película propia: The Crooked Man

Si tienes dudas acerca del orden el que ver las películas de la saga Expediente Warren, aquí te ofrecemos una guía de visionado.

Pero, ¿de qué trata Expediente Warren: obligado por el demonio? Esto es lo que sabemos hasta ahora de la trama: nos desplazaremos a los años 80 para conocer la historia de Arne Cheyenne Johnson. Johnson afirmaba sufrir trances en los que veía a un extraño ser demoníaco con forma de animal que anteriormente atormentaba al hermano de su prometida.

Finalmente, en uno de esos trances asesinó a su casero y declaró que sufría una posesión demoníaca, aunque eso no le eximió de hacer frente a la justicia: terminó cumpliendo condena durante cinco años.

En fin, en este tercer episodio probablemente nos enfrentemos a uno de los casos más polémicos de la saga, aunque solo sea por el hecho de que lo sobrenatural se utilizó para justificar un asesinato. Veremos cómo aborda la saga un caso tan controvertido y mediático como éste.

De todas las historias expuestas en las películas y spin-offs derivados de Expediente Warren, ¿cuál es la que consigue poneros los pelos de punta? 

Y además