Reportaje

Famicom Twin, los discos y el juego de Akira - Historias del Tío Bruno

Por Bruno Sol

Una semana más, hemos saqueado nuestras respectivas colecciones para traeros uno de los formatos más curiosos y desconocidos en Occidente: Famicom Disk System. Nintendo lo lanzó en febrero de 1986 para el mercado japonés, como una alternativa económica a los cartuchos, cuya capacidad era aún muy limitada. Nintendo licenció la tecnología de los Quick Disk de Mitsumi (por entonces utilizada en algunos ordenadores japoneses) para crear sus propios disketes, que permitían no solo la lectura por las dos caras, sino también grabar partida. Todo un avance en una época en la que aún no se había implementado la pila en los cartuchos de Famicom.

Tio Bruno Famicom Disk System

Los diskettes de Nintendo ofrecían el triple de capacidad respecto a los cartuchos estándar del momento, y eran mucho más baratos de fabricar. De hecho, ajustaron tanto los costes que ni siquiera les incorporaron una protección deslizante, como la que ofrecían los diskettes de 3½. Había que protegerlos con el sobre de papel encerado que venía incluido en cada juego.

Los mejores juegos de NES y Famicom

No fue un detalle que irritara demasiado al público japonés, ya que su precio en las tiendas era muy inferior al de los cartuchos. Es más, Nintendo instaló en comercios de todo Japón kioskos Disk Writer donde los usuarios del FDS posible grabar los últimos lanzamientos sobre sus viejos diskettes, por solo 500 yenes.

Tio Bruno Famicom Disk System

Unos meses después del lanzamiento de la unidad Disk System, que se le colocaba debajo de la Famicom y podía alimentarse incluso con seis pilas de Tipo C, Sharp lanzó su propia consola compatible con el sistema. La Twin Famicom llegó a las tiendas japonesas en julio de 1986, en dos colores distintos. Este auténtico “dos en uno” permitía usar tanto cartuchos como diskettes, y además ofrecía una ventaja extra: se conectaba al televisor a través de un cable A/V, en lugar del cable de antena (que era la única salida que ofrecía la Famicom original). Esto la convierte en la opción ideal para aquellos fans occidentales que quieran disfrutar de todo el catálogo de Famicom sin necesidad de modificar la consola o romperse la cabeza sintonizando el canal de la FC.

Tio Bruno Famicom Disk System

En el vídeo os mostramos una Famicom con su unidad de disco y también uno de los dos primeros modelos de Twin Famicom. En 1987 Sharp lanzaría otras dos variantes que, además de dos carcasas de diferentes colores, incluían disparo turbo en sus mandos. El Famicom Disk System fue el primer formato en el que vieron la luz clásicos de la talla de The Legend of Zelda, Metroid, Kid Icarus o Castlevania, beneficiándose todos ellos del canal extra de sonido FM que incorporaba la unidad.

El posterior aumento de la capacidad de los cartuchos de Famicom, sumado a la bajada en el precio de los chips de memoria, acabó condenando al formato FDS, que ni siquiera llegó a comercializarse en Occidente. Nintendo acabaría reeditando sus clásicos al formato cartucho, pero aun así el Famicom Disk System sigue siendo un auténtico tesoro para mitómanos y coleccionistas. En el vídeo le damos caña a algunos de sus juegos más conocidos, además de probar nuestros cartuchos favoritos de Famicom, entre los que se incluyen rarezas tan simpáticas como una adaptación de Akira, convertida en aventura de texto de la mano de Taito.

Tio Bruno Famicom Disk System

Por cierto, en el vídeo también desvelamos un detalle muy curioso: En los primeros tiempos de Hobby Consolas tuvimos una Twin Famicom en la redacción. La usábamos para capturar los juegos de Game Boy, a través de una placa fabricada por Intelligent Systems. Los creadores de sagas tan conocidas como Fire Emblem o Paper Mario se dedicaron desde sus inicios a fabricar todo tipo de hardware auxiliar para Nintendo. Desde este adaptador para GB hasta, por ejemplo, “la caja azul” con la que la prensa de todo el planeta capturaba las imágenes de los juegos de Nintendo DS.

Espero que os guste el vídeo y perdonéis nuestra maratoniana sesión de juego con la Famicom (nos ponen una delante y nos transformamos en chiquillos). Y como siempre, estamos deseando oír vuestros comentarios y sugerencias para próximas entregas.

Y además