Funko Pop!
Reportaje

Funko Pop: historia y curiosidades, ¿cuántos Funko existen?

Por Rafa Domínguez

Los Funko Pop son los muñecos cabezones favoritos para coleccionistas. Hay Funkos de Fortnite, Funkos de Harry Potter, Funkos de Marvel... y prácticamente de cualquier franquicia que te pueda venir a la cabeza, pero... ¿conoces la historia de Funko Pop? Hoy repasamos las mejores curiosidades, los Funkos más caros y la gran pregunta: ¿Cuántos Funkos existen?

Si vives en este planeta, conoces Funko Pop. Los muñecos cabezones se han convertido en regalo habitual y en el capricho friki por excelencia para cientos de miles de consumidores repartidos por todo el globo que desean exhibir éste o aquel personaje adulado de su serie, película, videojuego, cómic o entorno pop favorito. Hasta se ha rumoreado con una película basada en Funko que estaría en producción.

Hay a quienes les gustan más y a quienes les gustan menos, pero a todos nos ha recorrido en algún momento ese gusanillo de interés cuando hemos visto una figura inesperada por la que lanzaríamos nuestra cartera a la cara del vendedor. No te hagas el duro; a ti también te ha pasado. Funko Pop factura miles de millones de dólares cada año gracias a su franquicia de figuras cabezonas que ya son objeto de coleccionismo digno de los mejores escaparates. Y, como en toda historia de éxito, el nacimiento y explosión de la franquicia es uno de los que merece la pena conocer.

Hoy, en Hobby Consolas, os contamos la historia de Funko Pop, algunas de sus curiosidades más interesantes, cuáles son las figuras Funko más caras y cuántos Funkos existen en todo el mundo. Si notáis cómo vuestra cabeza se ensancha y dos pintas negras ocupan vuestros ojos, estáis en el reportaje adecuado.

Historia de Funko

Esta historia comienza, cómo no, en el garaje de una casa en los Estados Unidos. El lugar donde se forjan los sueños, sean en forma de videojuegos, de empresas pioneras de tecnología o, en este caso, de figuras de coleccionismo. En 1998, Mike Becker, un amante de la cultura de los 60, fundó junto a sus amigos artistas Rob Schwartz y Sean Wilkinson la empresa Funko, creando sus primeras figuras en su casa en Snohomish, Washington.

Becker era un amante de Big Boy, la mascota de la famosa cadena de hamburgueserías estadounidense, y quería hacerse con una figura de ese personaje tan retro. Las réplicas, sin embargo, eran más caras que la sangre de unicornio, por lo que decidió crear su propio muñeco. El resultado fue tan bueno que los tres emprendedores comenzaron a producir en cadena diferentes personajes que los inspiraban. Nacía así uno de los fenómenos culturales más potentes del siglo XXI.

Big Boy Funko

Con su primera remesa de figuras de Big Boy, tras alcanzar un acuerdo con la compañía, se dirigió a la tienda de Sparky's en Universal Studios para ofrecer al dueño que los pusiera a la venta sin llevarse un solo chelín. Becker se había inspirado en los dispensadores de caramelos Pez y estaba convencido de su éxito, así que regaló las figuras a la tienda para demostrarle el interés del público. Al día siguiente recibió una llamada: habían vendido todas las figuras. Todas. Agotadas. En un suspiro.

Las licencias de diferentes marcas empezaron a llegar por sí solas y su inventario de muñecos comenzó a crecer junto a creaciones originales como Freddy Funko, pero no todo fue de color de rosa. Algunos de sus clientes dejaron facturas por pagar, el famoso garaje de su casa empezó a llenarse de producción sin salida y la empresa empezaba a tambalearse. Entonces alguien llegó al rescate: el mismísimo Austin Powers.

Completa tu colección de Funko Pop! con lo último de Dragon Ball

Se hicieron con la licencia para fabricar figuras basadas en la popular película por apenas 2.500 dólares y se convirtieron en Chocapic. Vendieron más de 100.000 figuras basadas en sus personajes; tantas que sus propios padres tuvieron que ayudarle a empaquetarlas para su envío. Funko había alcanzado la atención del mundo y las marcas empezaron a contactar a Becker.

El creador de Funko rechazó licenciar a deportistas de élite de béisbol porque prefería centrarse en figuras de ficción que no acarreasen otro tipo de problemas; incluso rechazó ofertas de Disney debido a sus restricciones para la fabricación de los muñecos cabezones.

La empresa continuó creciendo gracias al apoyo desinteresado de aficionados que colaboraban como voluntarios, pero los niveles de producción, la expansión del negocio y los cientos de frentes abiertos llevaron a Mike Becker, antes de sucumbir ante el estrés, a vender Funko a su amigo Brian Marotti en 2005. Nacía una nueva era para los muñecos cabezones.

Los primeros años de Marotti al frente de Funko fueron duros, pero en 2009 llegó a un acuerdo con DC Comics para fabricar una nueva línea de muñecos basados en personajes suyos como Batman y Superman. ¿El resultado? La nueva línea Funko Pop! debutó en la Comic-Con de San Diego de 2010 y su éxito llevó a otras franquicias como Juego de Tronos y The Walking Dead a lanzarse al mercado con sus propios personajes. El resto de la historia la puedes imaginar echando un vistazo a alguno de tus estantes.

¿Cuáles son los Funko más caros?

Tenemos Funkos de Fortnite, Funkos de Star Wars o incluso de cantantes y grupos como los Funkos de los Beatles. El gran éxito de la empresa fue posicionarse como una comunidad; un coleccionismo al alcance de nuestro bolsillo que sea fácil de compartir y fácil de lucir. La explosión del fenómeno ha llevado a algunos fans a ofrecer cantidades ingentes de dinero por algunos de los Funko Pop! de ediciones especiales y limitadas o, simplemente, aquellos que fueron descatalogados y se convirtieron en piezas únicas.

Aunque existen listas de lo más diferentes y se actualizan a diario, puedes ver algunos de los Funkos más raros y caros del mundo en la galería que tienes a continuación:

Hoy en día se estima que existen más de 17.000 Funko Pop! diferentes según HobbyDB, así que si tu intención es hacerte con todos... sentimos decirte que esto no es Pokémon.

¿Tienes alguna pieza única en tu colección? Tenéis la sección de comentarios más abajo a vuestra disposición para ser la envidia de la comunidad. Y, si tenéis la Lagertha Funko Pop! original... tenéis todo mi amor y odio a partes iguales.

Y además