CPU para jugar
Reportaje

Guía para elegir el mejor procesador para montar un PC gaming

Por Alejandro Alcolea

¿Cómo elegir el mejor procesador para montar un PC gaming? Os dejamos todas las claves para elegir el procesador más adecuado para vuestro equipo gaming dependiendo del presupuesto y necesidades como jugadores.

¿Qué es mejor, un PC gaming ya montado o por piezas? Cada opción tiene una serie de ventajas y desventajas que os contamos hace unos días. Sin embargo, si estáis leyendo esta guía para elegir el mejor procesador para jugar, es porque os habéis decidido por un PC gaming por piezas. Os queréis lanzar al océano de montar un PC (o elegir un servicio de montaje con piezas personalizadas), pero no sabéis qué CPU es mejor para jugar.

A continuación, os damos una serie de consejos ayudaros a encontrar el mejor procesador para jugar si os habéis decidido a montar un pc por piezas.

¿Qué procesador es mejor para jugar?

Esta es una pregunta con trampa, ya que se puede jugar a la perfección con un i3, con un i5, con un i7 (lógicamente), pero también con un Pentium G. Todo depende de qué busquemos y si de queremos algo para durar o un parche para, cuando haya más presupuesto, dar el salto a un procesador más potente. 

Sí, sabemos que hay muchos modelos y que las generaciones cambian cada año, aproximadamente. Por eso, es complicado lanzarse a elegir un procesador, ya que siempre tendremos la duda de si nos valdrá para jugar durante unos cuantos años. Los juegos, de un tiempo a esta parte, se desarrollan (en la mayoría de los casos) con las consolas en mente.

Tanto PS4 y Xbox One (incluso Xbox One X y PS4 Pro) cuentan con una GPU bastante más poderosa que su CPU. Por tanto, lo que ''manda'' ahora mismo a la hora de jugar es la tarjeta gráfica y el procesador, aunque sigue siendo muy importante (que se lo digan a The Witcher 3 y Overwatch, por ejemplo), está en un segundo plano.

Algo importante que debéis saber es que no es necesario contar con el último modelo de CPU para poder tirar bien los juegos. Un Intel i7 de cuarta generación sigue siendo una grandísima opción para jugar. Eso sí, está claro que los procesadores más modernos tienen mayor velocidad por núcleo (más importante que muchos núcleos para jugar a videojuegos) y un consumo menor y son más eficientes.

Primeros análisis del Ryzen 1800X... ¿mejor que los i7?

Lo más importante a la hora de elegir procesador es ceñirse a un presupuesto. Esto es fundamental a la hora de comprar cada componente, pero la CPU es el cerebro de nuestra máquina y es importante que no haya cuellos de botella. Si tenemos 800€ para gastar entre GPU y CPU, de nada sirve una 1080 de 650€ y una CPU de 150€, ya que habrá cuellos de botella y, básicamente, desperdiciaremos el potencial de la tarjeta gráfica.

Por eso, hay que buscar algo equilibrado. Si tenemos poco presupuesto, un Pentium G4600, unido a una GTX 1060, nos vale para tirar muchísimos juegos de forma más que decente. Se trata de una CPU de menos de 100€ que rinde muy bien. Está claro que, si podemos estirar a por un i3-7100 o un i5-7500K, ya tenemos tecnología de aceleración y otras ventajas. Lo mismo, y potenciado, si nos vamos a las gamas altas de i5 e i7 (por unos 300€ el i7-7700K).

Eso sí, también podemos irnos a AMD. La gama Ryzen aterrizó el año pasado y, por fin, se convirtió en una buena opción para jugar. La principal virtud es que ofrecen muchos núcleos en todas las series con una frecuencia elevada. La decisión depende de vosotros, pero en gama media-alta, AMD ahora es una opción muy válida.

Hay mucha oferta de procesadores y la mejor respuesta a la pregunta ''¿cuál es el mejor procesador para jugar?'' depende de una sola cosa: vuestro presupuesto. 

¿Qué es mejor Intel o AMD?

La eterna pregunta. Hasta enero del año pasado os habríamos dicho que, tanto para ofimática como para jugar, por drivers, compatibilidad, rendimiento, consumo, etc, Intel sin ninguna duda y, aunque siguen por delante, AMD se ha puesto las pilas. En términos de rendimiento, depende del juego, pero suelen ser parejos. Eso sí, sigue ganando Intel. A continuación, os dejamos una comparativa dos de los modelos de ambas compañías:

Rendimiento medio en FPS
Juego AMD Ryzen 7 1700X Intel Core i7 6800K
GTA V (DX 11) 139 FPS 145 FPS
Alien: Isolation (DX11) 194 FPS 200 FPS
Battlefield 4 (DX12) 111 FPS 115 FPS
Ashes of the Singularity (DX12) 55 FPS 56 FPS
Civilization VI (DX12) 62 FPS 79 FPS
Doom (Vulkan) 127 FPS 123 FPS

Rendimiento al 99% de FPS
Juego AMD Ryzen 7 1700X Intel Core i7 6800K
GTA V (DX 11) 71 FPS 52 FPS
Alien: Isolation (DX11) 123 FPS 143 FPS
Battlefield 4 (DX12) 75 FPS 79 FPS
Ashes of the Singularity (DX12) 40 FPS 39 FPS
Civilization VI (DX12) 50 FPS 54 FPS
Doom (Vulkan) 102 FPS 102FPS

A continuación, os mostramos una comparativa de rendimiento entre el Ryzen 1700 y el i7-7700K, ambos con una tarjeta gráfica GTX 1070.

Rendimiento medio en FPS
Juego AMD Ryzen 7 1700 Intel Core i7 7700K
GTA V (DX 11) 167 FPS 190 FPS
Alien: Isolation DX11) 163 FPS 165 FPS
Battlefield 4 (DX12) 94 FPS 95 FPS
Ashes of the Singularity (DX12) 44 FPS 44 FPS
Civilization VI (DX12) 53 FPS 73 FPS
Doom (Vulkan) 101 FPS 98 FPS

Rendimiento al 99% de FPS
Juego AMD Ryzen 7 1700 Intel Core i7 7700K
GTA V (DX 11) 56 FPS 85 FPS
Alien: Isolation (DX11) 114 FPS 117 FPS
Battlefield 4 (DX12) 67 FPS 65 FPS
Ashes of the Singularity (DX12) 30 FPS 30 FPS
Civilization VI (DX12) 48 FPS 57 FPS
Doom (Vulkan) 78 FPS 77 FPS

Los benchmarks no mienten y ahí tenéis el rendimiento real tanto de un procesador, como de otro. Afortunadamente para los usuarios, ahora hay competencia entre los dos principales desarrolladores de CPU para PC y eso significa mejores precios y más donde elegir.

Cuidado al elegir procesador...

Uno de los consejos que os dimos a la hora de montar un PC por piezas es que debéis mirar muy bien las especificaciones de cada uno de los componentes para aseguraros que es compatible con otro elemento que queramos. En el caso de los procesadores, no tendremos que mirar el tamaño de la caja, por poner un ejemplo, y es bastante sencillo.

Los procesadores se dividen en arquitecturas y deben ir montados en un zócalo en la placa base. Lo que tendremos que mirar es si nuestro procesador admite cierta cantidad de RAM (y su frecuencia) y si su zócalo coincide con el de la placa base. Por poner un ejemplo, un i7-7700K de zócalo LGA 1151 encajará en una placa base, por ejemplo, como esta MSI Gaming M3. Lo mismo, claro está, si elegimos un procesador AMD, ya que no será compatible con una placa con zócalo para Intel.

Básicamente, es el único cuidado que tenemos que tener a la hora de elegir CPU. Una vez dicho esto, ya tenéis unos consejos básicos a la hora de elegir el mejor procesador para jugar.