Zelda Link's Awakening Nintendo Switch remake
Reportaje

Impresiones finales de The Legend of Zelda: Link's Awakening para Nintendo Switch

Por Álvaro Alonso

The Legend of Zelda: Link's Awakening, remake del clásico de Game Boy, llega a Nintendo Switch el próximo 20 de septiembre, pero nosotros ya llevamos varias desentrañando los misterios de Isla Koholint y el Pez del Viento. Os contamos lo que nos está pareciendo.

Ya tenemos en nuestras manos The Legend of Zelda: Link's Awakening para Nintendo Switch, remake de una de las entregas más especiales y recordadas de la saga de Nintendo. Mucho ha llovido desde que en 1993 llegó a Game Boy, casi tanto como durante la tormenta que hizo naufragar la embarcación de Link, llevándole a parar hasta la playa de Isla Koholint.

Este remake de Link's Awakening mantiene aspectos clave del original, como la historia o el intrincando diseño de las mazmorras, pero también incluye toda una serie de cambios y novedades... Empezando por el precioso apartado gráfico. En estas impresiones finales (lo próximo que leeréis será el análisis), os contamos lo que nos está pareciendo, así como algunos de los detalles más interesantes que hemos advertido tras despertar en la arena.

Esta funda para Nintendo Switch es indispensable

La isla del tesoro

Y antes incluso de empezar la partida, ya nos hemos topado con un par de detalles muy llamativos: de inicio, es posible elegir entre modo normal o modo héroe, un "modo de juego más avanzado, donde sufrirás el doble de daño y no encontrarás corazones". Este modo difícil no es novedad en la saga Zelda, lo que sí lo es, es la posibilidad de seleccionarlo de inicio; los anteriores juegos que lo incluían nos obligaban a terminar la aventura en el modo por defecto para acceder a la dificultad heroica, así que los veteranos de la saga agradecerán poder empezar en este modo directamente.

Zelda Link's Awakening Nintendo Switch

Otro cambio muy destacable, al menos para nosotros, es que The Legend of Zelda: Link's Awakening está traducido al español. Tanto la entrega original como su versión DX para Game Boy Color llegaron en perfecto inglés, algo que podía suponer un problema a la hora de enfrentarnos a los acertijos. Además de poder disfrutarlo por fin en nuestro idioma, hay que agradecer que se haya respetado el nombre de los personajes de la traducción original (por algún motivo que no entendemos, las últimas entregas de la saga Zelda han alterado el nombre de muchos personajes en la traducción española). Y aunque muchos lo considerarán un detalle sin importancia, agradecemos enormemente que Link vuelva a ser zurdo.

Análisis de The Legend of Zelda: Link's Awakening hace 25 años

Link's Awakening es probablemente una de las entregas más complicadas en lo que a puzles se refiere. Si jugasteis al original, seguro que en más de una ocasión (y de dos) os encontrasteis pensando "¿pero qué tengo que hacer ahora?". Si bien el remake respeta todas las situaciones necesarias para avanzar en la historia y la complejidad de las mazmorras, en ciertos casos las pistas son algo más evidentes. Por ejemplo, ciertas puertas que han de abrirse de un modo muy concreto muestran ahora una imagen que sirve de pista.

Zelda Link's Awakening Nintendo Switch

En ningún momento da la sensación de que en el remake de Zelda Link's Awakening nos estén facilitando demasiado las cosas, más bien al revés: el juego original podía llegar a ser algo obtuso, así que los cambios que hemos visto hasta ahora nos parecen un acierto. Y, aun así, sigue habiendo partes complicadas en las que no nos van a dar ningún tipo de ayuda para avanzar. Y hablando de avance, en la pantalla del mapa ahora tenemos un apartado llamado 'Cuaderno de viaje' donde podemos consultar las últimas frases relevantes que hemos escuchado (del búho, de Marin... ), por si no recordamos lo que debemos hacer a continuación. Y si no, el viejo Ulrira siempre está al otro lado del aparato (pero no vayáis a su casa, que el pobre es muy tímido).

El mapa también es bastante más útil que en el original, pudiendo ahora colocar marcadores para recordar sitios a los que volver cuando tengamos el ítem necesario. Y, de regalo, también es posible comprobar la localización de las piezas de corazón y caracolas escondidas que hemos encontrado hasta el momento.

Más cambios interesantes: dadas las limitaciones del hardware original, en Link's Awakening sólo disponíamos de dos botones para asignar objetos. El remake para Nintendo Switch apuesta por el esquema de control de las últimas entregas, lo que quiere decir que la espada siempre está asociada al botón B, el escudo a R y las botas Pegaso a L, dejando libre X e Y para el resto de ítems. Para adaptarse a esto, ciertos aspectos del combate han sido rediseñados. Por poner un ejemplo, los enemigos que van armados con escudo, aquellos que en el original debíamos golpear por el costado desprotegido, ahora se derrotan bloqueando sus golpes con el escudo para dejarlos tambaleando.

También hay alguna novedad en forma de figuras coleccionables que podemos atrapar en el minijuego del gancho... Que también ha cambiado ligeramente. Ahora, los objetos tienen su propia física, pudiendo tumbarlos o incluso caerse o rebotar contra el suelo cuando tratamos de atraparlos, haciendo que sea muy entretenido. También nos hemos topado con algún secretillo que no estaba en el original... Pero ya hablaremos de eso más adelante.

Zelda Link's Awakening Nintendo Switch

Todo esto no dejan de ser pequeños cambios que adaptan la aventura a los tiempos que corren, pero la esencia del Link's Awakening de Nintendo Switch es exactamente la misma que la del de Game Boy, y las sensaciones al jugar siguen siendo las mismas, manteniendo ese tono tan melancólico. Jugar al nuevo Link's Awakening es como reencontrarse con un amigo que hacía años que no veíamos.

Pero también hay cambios bastante grandes. Dos, principalmente: por un lado, tenemos la creación de mazmorras. Dampé, el sepulturero, es el encargado de presentar este curioso "Zelda Maker", que básicamente consiste en colocar salas sobre una cuadrícula para crear nuestra mazmorra soñada. Las reglas son sencillas: toda mazmorra ha de tener una entrada y un jefe, y las salas están que podemos colocar están divididas según su número de salidas. De inicio las posibilidades de construcción son un tanto limitadas... Pero al completar las mazmorras de la historia, obtendremos nuevas salas.

Zelda Link's Awakening Nintendo Switch

Además, incluso aunque el tema de la creación no os atraiga, Nintendo ha implementado una serie de desafíos que a su vez sirven como tutoriales. Hay bastantes y completarlos nos otorga diversas recompensas, así que merece la pena darles una oportunidad.

El otro gran cambio es, por supuesto, el apartado audiovisual. A nivel artístico no tenemos dudas: The Legend of Zelda: Link's Awakening es uno de los juegos más bonitos que hemos visto jamás. Los diseños de los personajes, los enemigos, la Isla Koholint, los interiores... Todo está realizado con un "efecto plástico" que les confiere aspecto de juguete, y está tan logrado que parece que en cualquier momento van a salir de la pantalla. Incluso aunque os desagrade la dirección artística, verlo en movimiento es alucinante. Aunque, eso sí, estamos detectando ralentizaciones a un ritmo demasiado frecuente...

Zelda Link's Awakening Nintendo Switch

Con lo que no hay pegas es con la banda sonora: la del original ya era fantástica, pero las versiones orquestales que se han realizado para la ocasión son sencillamente mágicas. Volver a escuchar temas como el de la aldea Mabe, la Balada del Pez del Viento o el tema principal de The Legend of Zelda con melodías de violín y flauta nos transporta a otra época.

Famitsu publica el primer análisis de Zelda Link's Awakening para Nintendo Switch

Si vosotros también queréis viajar y re(vivir) una aventura de ensueño, recordad que The Legend of Zelda: Link's Awakening llega a Nintendo Switch el próximo 20 de septiembre. Y que antes, podréis leer nuestro análisis aquí, en Hobby Consolas.

Y además