Total War Saga: Troy
Reportaje

Impresiones y gameplay de Total War Saga: Troy, que mezcla de manera curiosa mitología e historia

Por Alejandro Alcolea Huertos

Ya hemos jugado a lo nuevo de Creative Assembly para traeros nuestras primeras impresiones de Total War Saga: Troy. Como podéis adivinar, se trata de un juego que nos llevará a la antigua Grecia para revivir el conflicto entre Troya y Esparta y, como no podía ser de otro modo, estaremos navegando entre dos aguas: ficción e historia, pero siempre con el característico estilo de juego de la saga.

Hay veces en las que SEGA no consigue contentar a todo el mundo. Recientemente lo ha demostrado con el anuncio de las Game Gear Micro, cuatro consolitas "mini" que son coleccionables perfectos, pero que tienen una pantalla algo pequeña para poder disfrutar de los juegos preinstalados.

Otras veces, los japoneses dan en el clavo con títulos como los formidables Yakuza o con Persona (Persona 5 Royal, como os contamos en nuestro análisis, es un fantástico JRPG). Sus estudios occidentales tampoco están nada mal, y Creative Assembly es de los más prolíficos... y de los que más aciertan el disparo con cada lanzamiento.

Parece que no pueden hacer nada mal, sean juegos de estrategia o títulos de otros géneros, como Alien Isolation, pero está claro que donde más cómodos se encuentran los británicos es en el campo de batalla en el que convierten a los jugadores en generales al mando de cientos de unidades.

La saga Total War no necesita presentación. Desde hace un tiempo, la compañía va a juego por año (a veces hasta con dos lanzamientos) y siempre consiguen contentar, sea con los conflictos históricos o los ficticios de la saga Warhammer.

Dentro de Total War tenemos los más "clásicos" o los A Total War Saga, que se centran en conflictos o periodos históricos más concretos. A esta subsaga pertenece Britannia y, ahora, Troy.

Hemos podido jugar a una demo que nos permite comandar a las tropas de Aquiles o de Héctor para recrear una misma batalla desde los dos puntos de vista, y a continuación os contamos nuestras primeras impresiones de Total War Saga: Troy.

Un sistema de juego sólido como pocos

Cualquier jugador conocedor de la saga ya sabrá, a grandes rasgos, lo que va a encontrar en Total War Saga: Troy, pero para los nuevos (que con esta entrega, seguro que hay muchos jugadores novatos), vamos a explicar de qué va esto.

Total War Saga: Troy, como el resto de los juegos de la saga, está dividido en dos mitades. Cada una propone un estilo de juego y, así, encontramos la parte de la diplomacia y estrategia por turnos, que jugamos en un mapa que hace las veces de tablero, y la parte de la estrategia de combate en tiempo real.

En la parte por turnos, debemos comerciar, conseguir recursos para crear tropas y ejercer la diplomacia para engrosar las filas de nuestro ejército y hacer frente a unas batallas que, sí o sí, se van a producir. Es un modo para tomarse con calma, pensando cada movimiento y cada cambio de turno, ya que lo importante va a suceder en el campo de batalla, donde debemos demostrar nuestra valía como generales de un ejército.

Cuando empezamos una batalla en tiempo real, la cámara nos permite ver cierta parte del escenario y a nuestras tropas. Antes de comenzar el combate, tenemos un tiempo de planificación que nos permite disponer nuestras tropas del mejor modo posible, o del modo que creamos correcto.

En la partida con arqueros, por ejemplo, adelanté a los arqueros y protegí los flancos con lanceros por si venían caballos. Los espadachines estaban en un segundo plano, preparados para adelantarse cuando las ráfagas de los arqueros (las flechas se acaba, ojo) no hicieran mella en el enemigo.

Cuando creamos que estamos listos, podemos comenzar el combate. Toda la planificación se hace a ciegas, ya que no vemos ni las unidades enemigas ni lo que tienen preparado, y es algo interesante para ir actuando sobre la marcha. Cuando el combate empieza, las decisiones se deben tomar de manera muy rápida, ya que la IA es implacable en dificultad normal y alta.

No tenía caballos en mi primera partida, por lo que me organicé en modo defensivo... y gané con un amplio margen. Sí, me encerré demasiado, pero eso me permitió responder bien a los ataques enemigos en los diferentes costados.

En la barra de unidades vemos qué tipo de escuadrones tenemos, algo a lo que hay que prestar atención (se pueden agrupar en atajos para llamarlos rápidamente) para responder de manera rápida y precisa a los ataques enemigos. Y sí, el combate cambia muchísimo dependiendo de las unidades disponibles.

Total War Saga: Troy

Con arqueros y sin caballería, organicé una defensa en la que las flechas de largo alcance diezmaron al enemigo, debilitado cuando las unidades de cuerpo a cuerpo alcanzaron mis filas. Sin embargo, en la siguiente partida jugué con caballos... y lanceros. Los lanceros tienen un alcance mucho menor y, aunque son letales, deben acercarse muchísimo al rival para ser efectivos. 

Los caballos nos permiten arrollar, pero son débiles contra lanceros en posiciones defensivas y hay que pensar mucho si los usamos de frente o si los reservamos para actuar cuando los enemigos estén diezmados.

Total War Saga: Troy

Eso es lo bueno del sistema de combate, que nos permite planificar cada batalla como queramos, aunque como decimos, en dificultades elevadas... no hay mucho margen para el error.

Mezclando mitología e historia para no salirse del tono serio

Y bueno, ¿qué pasa con la historia? Ya habéis visto que tenemos centauros y minotauros, pero estos tenían un aspecto realista. El motivo es que ele estudio, como nos confesaron los responsables del proyecto, no querían hacer algo de fantasía, sino una aproximación fiel a la historia y mito de la batalla de Troya.

Por ello, había cosas que se debían adaptar, como la religión y criaturas mitológicas, tan importantes en la leyenda griega. Estas dos criaturas mitológicas casan bastante con el espíritu del juego. Los centauros son guerreros a caballo y la explicación que nos da el juego es que son una tribu independiente, una facción que ha dominado la doma de caballos y están muy ligados a ellos.

Total War Saga: Troy

Los minotauros aparecen como unidades individuales, casi tan fuertes como los héroes y con un tamaño algo mayor que los distingue de los soldados rasos.Lo cierto es que es interesante ver lo bien que Creative Assembly ha adaptado estas dos criaturas al contexto realista del juego, con un diseño que hacen que destaquen sobre las demás unidades. Hay ganas de ver cómo será el cíclope...

Sobre el conflicto... bueno, lo que ya hemos ido diciendo. Vamos a revivir la historia en la que el príncipe Paris, heredero de Troya, se fuga con Helena, reina de Esparta y esposa de Menelao. Esparta no era una nación precisamente pacífica (lo hemos visto unas cuantas veces en la ficción estos últimos años) y quien Kratos nace... Kratos se queda, por lo que el rey Menelao, con algo de mala uva, no se está quieto y plantea la invasión de Troya.

Total War Saga: Troy

Viendo que el conflicto va a ser duro, los espartanos buscan la ayuda de Aquiles y sus mirmidones, mientras que Troya intenta resistir llevados en volandas por el general Héctor. Los dos, como pudimos comprobar, aparecen en el terreno de batalla para liderar a las tropas y para desenfundar el kopis si es necesario. Son tropas realmente fuertes, sacos de golpes que pueden ayudarnos a eliminar un pelotón, pero no es un WarCraft en el que el héroe pueda con todo, y necesitan la ayuda de algún destacamento. 

Total War Saga: Troy

Eso sí, es interesante ver la mecánica de duelos. Y es que, si dos héroes se enfrentan en batalla, las unidades que haya alrededor formarán una especie de círculo para alentar a sus campeones mientras ellos pelean... y mientras el resto del ejército está combatiendo. Es curioso y gracioso, la verdad.

Habrá ocho héroes en total que nos permitirán decantar la batalla, pero entre conflicto armado y conflicto armado en tiempo real, hay que hacer... bueno, lo que se hace en un Total War: diplomacia, movimientos por turnos en un mapa a escala. De eso no podemos hablar porque, básicamente, no lo vimos, y aunque podemos hacernos una idea teniendo en cuenta las características de los juegos de la saga, hay que esperar al lanzamiento.

Total War Saga: Troy

También tenemos ganas de ver las batallas navales y ver qué papel juegan los dioses en las contiendas.

Lanzamiento en agosto y posibilidad de conseguir Total War: Troy gratis con Epic

Total War Saga: Troy

Para un jugador de la saga Total War, siempre es agradable encontrarse con una nueva entrega, sea de la temática que sea. Nos da igual si son romanos, imperialistas, japoneses o criaturas de Warhammer. Con A Total War Saga, Creative Assembly quiere explorar no solo la historia desde el punto de vista bélico, sino también desde la narrativa, algo que, en muchos juegos de la saga, no era el foco.

Con Thrones of Britannia, afinaron la puntería en un periodo muy concreto, y es algo que quieren repetir con esta nueva entrega. Nuestras primeras impresiones de Total War Saga: Troy son muy positivas, pues es lo que se espera de un título de esta franquicia, pero con mecánicas y unidades sólidas, cada una con sus fortalezas y debilidades.

Total War Saga: Troy

Claro está, nos falta muchísimo por explorar porque el contenido de la demo fue algo escaso, y para descubrir el juego completo tendremos que esperar hasta el próximo 13 de agosto. Esa es la fecha elegida para el lanzamiento, pero llega con sorpresa.

Y es como, como os contamos hace unas horas, Total War Saga: Troy será exclusivo de la Epic Store durante el primer año y, además, si lo descargamos durante el primer día, será nuestro para siempre de manera gratuita.

Total War Saga: Troy

Es una arriesgada oferta de lanzamiento para Creative Assembly y SEGA, claro, pero para los jugadores es una magnífica noticia. Además, muchísimos usuarios que no se han atrevido a meter mano a la franquicia, puede que se animen de esta forma y quieran comprar alguno de los anteriores.

Como decimos, las primeras impresiones del nuevo Total War son muy buenas. Queda esperar a agosto para continuar reviviendo este conflicto clásico entre las tropas de Aquiles y las de Héctor.

Y además