Ir al contenido principal
Little Nightmares 2
Reportaje

Impresiones Little Nightmares 2, un juego prometedor... y aterrador

Hemos jugado a una pequeña demostración de Little Nightmares 2, el nuevo y aterrador juego de Tarsier Studios para PS4, PS5, Xbox One, Xbox Series X, Nintendo Switch y PC.

Tras sorprender con el primer Little Nightmares, juego que se convirtió en un pequeño hit, Tarsier Studios vuelve a la carga con Little Nightmares 2, secuela que mantiene las señas de identidad del original y, al mismo tiempo, las expande en nuevas direcciones. Originalmente tenía previsto lanzarse este año, pero ha sido otro juego en la larga lista de retrasos que se ha cobrado 2020. Para compensar, sabemos que además de en PS4, Xbox One, Nintendo Switch y PC, Little Nightmares 2 contará con versión para PS5 y Xbox Series X/S

Y aprovechando que estamos en el mes más "spooky" (🎃) del año, además de presentar un nuevo tráiler coincidiendo con Halloween, hemos podido jugar una pequeña demostración de Little Nightmares 2. Os contamos en qué consistía y lo que nos ha parecido en estas impresiones de Little Nightmares 2.

Dos son compañía...

Little Nightmares 2 nos pone en el papel (y nunca mejor dicho) de Mono, un ¿muchacho? que lleva una bolsa de papel en la cabeza. Acompañando a Mono tenemos a Six, la pequeña de chubasquero amarillo que protagonizaba el primer Little Nightmares.

Y ahí encontramos la primera novedad de esta entrega: en lugar de estar solos, contamos con la ayuda de Six para avanzar y superar determinadas situaciones. No controlamos las acciones de Six, pero nos sigue en todo momento y disponemos de un botón para llamarla y que se acerque.

Bueno, en todo momento no: hay situaciones -por ejemplo, cuando nos aupa hasta lo alto de un saliente- donde ambos personajes se separan y debemos encontrar la forma de volver a reunirlos.

Little Nightmares 2

Esta demostración tenía lugar en un parte relativamente avanzada del juego, conocida simplemente como Hospital. Y si habéis jugado al primer Little Nightmares, os podéis hacer una idea de lo que eso significa: un lugar tétrico de aspecto abandonado, más cercano a un hospital psiquiátrico. En muchas de las habitaciones de este hospital, se podían observar maniquíes (o restos de maniquíes), elemento que siempre funciona a la hora de generar mal rollo. Y vaya si lo lograban.

Jugablemente, Little Nightmares 2 es bastante parecido al original: la acción apuesta por un "enfoque 2D en entorno 3D", es decir, que aunque en muchas ocasiones nos desplazamos de izquierda a derecha como en un juego en dos dimensiones, los escenarios tienen profundidad y podemos movernos con libertad. Hay también un pequeño componente de plataformeo y, sobre todo, puzles que juegan con la física. En los escenarios encontraremos diversos objetos que es posible recoger o agarrar, algunos sin utilidad y otros clave para resolver los rompecabezas.

Little Nightmares 2

Una novedad que hemos descubierto en esta demostración es el combate: si bien el primer Little Nightmares apostaba por "correr y esconderse", algo que también se encuentra presente aquí, hay algunas situaciones en las que vamos poder recoger un arma, como un martillo o una vara de metal, y utilizarlos para golpear a ciertos enemigos. Es un combate muy básico (basta con encontrar el momento para atacar, generalmente tras esquivar una embestida enemiga), pero dado que nuestro personaje muere de un golpe, consigue generar buenas dosis de tensión.

Otra novedad es la linterna, objeto que Mono lleva consigo en todo momento y podemos activar y desactivar a voluntad. Obviamente sirve para alumbrar zonas oscuras, pero en esta sección también tenía otro uso: ¿recordáis los maniquíes? Obviamente no se iban a estar quietos y, llegados a un punto del hospital, empezaron a perseguirnos. Pero esto sólo sucedía en zonas completamente a oscuras; al apuntarles con la linterna, los maniquíes se quedaban quietos en el sitio, algo con lo que hemos tenido que jugar para superar algunas secciones un tanto complicadas.

Little Nightmares 2

La única pega que podemos sacarle a Little Nightmares 2 es que nos ha parecido algo impreciso: es decir, más de una vez hemos tenido que repetir los combates porque los golpes de Mono no iban en la dirección que deseábamos, y el control de la linterna (con el stick derecho) también nos ha jugado malas pasadas. También nos hemos encontrado dando vueltas tontas en un par de puzles porque, pese a hacer lo correcto para avanzar, el juego no reconocía nuestras acciones (al retirar un fusible para avanzar, por ejemplo). 

El sólo una pequeña pega que estamos seguros que se puede solucionar de aquí al lanzamiento, el próximo 11 de febrero de 2021 (a PS5 y XSX llegará algo más tarde). Porque en el resto de apartados, especialmente el audiovisual (con esos diseños que parecen sacados de una película stop-motion), Little Nightmares 2 promete ser una pequeña joya para los amantes del terror

Y además