Ir al contenido principal
TIO BRUNO MEGA CD (1)
Reportaje

Nos ponemos interactivos con el Mega CD (Parte I) - Historias del Tío Bruno

Dejamos salir a los segueros que llevamos dentro con dos especiales sobre Mega CD. Esta semana nos centramos en los juegos lanzados en Occidente. Desde obras maestras como Snatcher hasta castañas FMV.

Os invitamos a retroceder en el tiempo hasta 1993, cuando términos como “interactivo” y “Full Motion Video” eran la comidilla de la industria del videojuego. En la primavera de aquel año el Mega CD desembarcó en Europa, tras debutar en Japón en diciembre de 1991. Aquel periférico iba a ser el arma secreta de Mega Drive para contrarrestar al poderío de su rival, Super Nintendo, pero una serie de malas decisiones acabaría por dinamitar los planes de Sega.

Y eso que que cuando el Mega CD llegó a los territorios PAL ya había transcurrido el tiempo suficiente como para ofrecer un catálogo bastante más atractivo que el que acompañó a la unidad CD-ROM de MD en su lanzamiento en Japón. Pero del catálogo nipón ya hablaremos la próxima semana. Esta primera entrega está dedicada a títulos comercializados en Occidente e incluye juegazos, un par de curiosidades inéditas en Europa y, por supuesto, unas cuantas castañas FMV. ¡Dentro vídeo!

Como no podía ser de otra manera, empezamos con Road Avenger, el anime interactivo que se incluyó de regalo con el Mega CD II. Wolf Team se encargó de realizar este port de la recreativa de Data East (conocida como Road Blaster), que utilizaba la tecnología LaserDisc para desplegar una mecánica similar a la de Dragon’s Lair. Ojo, porque fue uno de los primeros trabajos como director de Yoshihisa Kishimoto, el creador de Double Dragon. De hecho, el coche de Road Avenger es el que aparece aparcado en el arranque del mítico brawler de Technos.

De las carreteras FMV de Road Avenger pasamos al espectacular scaling de las fases de conducción de Batman Returns, uno de los pocos títulos que llegaron a aprovechar todo el potencial gráfico del Mega CD. Ay, si hubieran sacado un OutRun en lugar de tantas castañas interactivas…

TIO BRUNO MEGA CD (1)

Seguro que todos habéis jugado al maravilloso The Secret of the Monkey Island, pero no tantos disfrutaron en su momento del clásico de LucasArts desde el Mega CD, ya que esta versión, producida por JVC, no llegó a Europa. Pero sí lo hizo en Estados Unidos…¡y en Japón!. Este último dato, que desconocíamos en el momento de grabar el vídeo, nos ha dejado turulatos (allí se llamó Monkey Island: Yourei Kaizoku Daisoudou!). 

El que sí llegó al mercado europeo, y nos lo podríamos haber ahorrado, es Bram Stoker’s Dracula, la demencial adaptación del film de Coppola que convertía a Jonathan Harker en el protagonista de un beat’em-up con scroll lateral (y fondos digitalizados) al estilo Kung-Fu Master.

TIO BRUNO MEGA CD (1)

Tras echar una breve partida al maravilloso Robo Aleste de Compile (menudo musicón) y hacer el ridículo con Fatal Fury Special, rendimos honores a Snatcher, uno de los juegos más alabados (y cotizados del catálogo de Mega CD). Esta versión fue nuestra única oportunidad de disfrutar de la aventura ciberpunk de Hideo Kojima con textos y voces en inglés (al menos de manera oficial).

El siguiente título es menos conocido, pero merece estar en cualquier colección. Comercializado en Japón por Sega bajo el nombre de Switch, este delirante festín de gags visuales fue editado en Estados Unidos por Data East, rebautizado como Panic! No es la primera vez que os damos la turra con esta chifladura de juego, ni será la última, porque se merecería un vídeo para él solo.

Y de la imaginación desbordante de Switch/Panic! pasamos a uno de los principales culpables de la debacle del Mega CD: las castañas FMV. Mr Quesada tiene una envidiable colección, pero el tío es tan chulo que se trajo algunos de los títulos que se “remasterizaron” para el combo Mega CD / 32X

TIO BRUNO MEGA CD (1)

El desfile interactivo arranca con el mítico Night Trap, el juego que, junto a Mortal Kombat, motivó las sesiones del Senado de EE.UU. acerca de la violencia en los videojuegos y la consiguiente aparición del ESRB (el PEGI yanqui). Creado originalmente a finales de los 80 para la cancelada consola NEMO de Hasbro, sigue siendo absurdamente encantador. La culpa es de aquella familia de vampiros horteras y sus minions achacosos.

Rematamos con el delirante Slam City with Scottie Pippen, un juego de baloncesto ¡en Full Motion Video!, y uno de los mayores tesoros de Chez Quesada: la versión Mega CD 32X de Surgical Strike, un tronchante shooter creado por The Code Monkeys (los mismos tíos que firmaron aquellos bodrios para Phoenix Games) en el que recorremos la maqueta de un pueblo a bordo de un tanque, escupiendo plomo y misiles como si no hubiera un mañana. La próxima semana regresaremos con la segunda entrega de este especial Mega CD, centrada en juegos japoneses. Esperamos que os haya gustado el vídeo y nos veremos la próxima semana. ¡Cuidaros mucho!.

Y además