Nubla 2
Reportaje

Nubla 2: M: La Ciudad en el Centro del Mundo - Arte y videojuegos

Por José L. Ortega

En muchas ocasiones se discute acerca de si los videojuegos deben o no ser considerados arte. Un debate que se responde por sí solo con algunos títulos de belleza y calidad indudable, como podrían ser Journey, Okami, Ori and the Blind Forest o Child of Light, por mencionar unos ejemplos. 

Nubla 2

En España también sabemos hacer títulos que gozan de una gran corriente artística. Candle o Gris son dos ejemplos que vale la pena reseñar. El caso que nos ocupa ha tenido la valentía de aunar los videojuegos con el mundo de la pintara. Y el resultado es excepcional.

Los videojuegos españoles recientes con más y mejor arte

Durante la pasada edición de Madrid Games Week pudimos disfrutar durante un buen rato de Nubla 2: M: La Ciudad en el Centro del Mundo, y hablar mientras con Daniel Sánchez, director de Gammera Nest, estudio responsable de un título que demuestra, una vez más, que los videojuegos pueden ser divertidos y didácticos al mismo tiempo.

Lo habréis supuesto por el título, pero Nubla 2 es una secuela del título publicado en 2015 como uno de los pioneros de la iniciativa PlayStation Talents. Aquella obra, nunca mejor dicho, surgió de un proyecto universitario, por lo que pese a sus buenas intenciones, carecía de profundidad y muchos usuarios se quejaron de su escasa duración.

En Gammera Nest se quedaron con la espinita, sabiendo que podían ofrecer un contenido de calidad basado en ese mismo concepto. Y así comenzó el desarrollo de Nubla 2, poco después de la publicación de la primera entrega. 

Un largo proceso en el que, tal y como nos comentó Daniel Sánchez, han participado entre 70 y 80 estudiantes de forma escalonada; poniendo su granito de arena para una obra de arte en movimiento que desprende talento y buenas intenciones.

Nubla 2 comienza justificando lo que ocurre en la primera entrega, pero se puede degustar perfectamente sin haberlo completado, ya que pone muy bien en antecedentes a los neófitos, y ofrece numerosos guiños a quienes sí disfrutaron de la obra primigenia. 

El juego, arranca en esta ocasión, con un mundo que ha perdido el poder creativo. Ahí entramos en juego, de manos de nuestro avatar -al igual que en la primera iteración podrá ser un chico o una chica-, pero no estaremos solos para reflorar y llenar de color el planeta.

Nubla 2

Iremos acompañados de unos personajes llamados Ismos, que representan diferentes estilos artísticos como el impresionismo, el romanticismo o el surrealismo, cada uno de ellos con unas habilidades características -pueden hacerse pequeños, teletransportarse...- que lo distinguen del resto y que a la postre, incrementarán la rejugabilidad de la obra.

Tras un prólogo que nos pone en situación y sirve para familiarizarnos con los peculiares controles, en el primer capítulo del juego tomamos el control tanto del avatar como del Ismo escogido. Se maneja a ambos personajes haciendo uso de los sticks analógicos, de una forma similar a la que ya vimos en el fantástico Brothers: A Tale of Two Sons, aunque aquí tiene sus particularidades debido al desarrollo en scroll lateral de la obra.

Nubla 2

Puede que el control cueste al principio, ya que además del movimiento de los personajes con los joysticks, las acciones de los personajes se realizan en la parte del mando correspondiente a cada uno. Un ejercicio de precisión y habilidad que puede frustrar un poco en los compases iniciales, pero que se termina obviando cuando quedamos absortos con el progreso de la obra. 

Porque, a nivel de diseño, Nubla 2 es sensacional. La variedad está a la orden del día, y tan pronto podemos encontrarnos fases plataformeras en las que avanzar escondiéndonos de un depredador que quiere acabar con nosotros; como estamos dándole vueltas a los ingeniosos puzles que se han creado para la ocasión.

Nubla 2

Los rompecabezas que nos encontramos en nuestra sesión de juego -cerca de dos horas- no tienen nada que envidiarle a los grandes del género. Están muy bien diseñados para que participen los dos personajes y para que nos tiremos un rato dándole vueltas a la solución -y puede haber más de una en algunos casos-. Incluso alguna de estas situaciones nos propondrán viajes en el tiempo, en las que tendremos que indagar sobre un mismo escenario pero en épocas diferentes; siempre con los estilos artísticos como telón de fondo.

Porque en Nubla 2 se ha añadido una capa de profundidad al producto, y además de divertir con sus retos, también posee un elevado componente didáctico. En el juego encontramos tanto obras reales como a los pintores que las crearon, con quienes podremos hablar para darnos pistas o consejos.

Nubla 2

En Nubla 2 no solo disfrutaremos de un completo videojuego, que además será considerablemente más largo que su predecesor -entre seis y ocho horas- sino que también podremos aprender arte, conociendo más sobre los diversos estilos artísticos o sobre los encargados de profundizar en ellos. Como si estuviéramos pasando una tarde interactiva en el Museo Thyssen.

Si todo transcurre según lo previsto, Nubla 2: M: La Ciudad en el Centro del Mundo estará disponible en PS4 el próximo mes de diciembre.