PC 4K ultra
Reportaje

Piezas y componentes para montar un PC Gaming para jugar en 4K

Por Alejandro Alcolea

Ya no nos conformamos con tener nada que no sean las piezas y componentes para montar un PC Gaming para jugar en 4K. El UHD está, inevitablemente, entre nosotros y, gracias a las consolas como Xbox One X y PS4 Pro, ahora será más común jugar a esta resolución. 

Y es que la nueva era 4K ha llegado y se ha saltado por completo el paso natural del 2K, el doble de resolución que el FullHD. Ya os hemos hablado largo y tendido sobre la resolución 4K (y la importancia del HDR), por lo que ahora, montemos un PC para jugar a 4K sin compromisos (con todos los parámetros al máximo) sin sacrificar ni rendimiento, ni calidad de los componentes. 

Componentes de un PC gaming para jugar en 4K

A continuación, con un presupuesto de unos 1.500€, veamos qué es lo mejor de lo mejor para jugar a 4K en calidad ultra a una buena tasa de frames por segundo sin sacrificar calidad de ningún componente. Evidentemente, los precios en electrónica son muy volátiles y pueden cambiar, sobre todo en cuestión de memorias y tarjetas gráficas, pero vale como referencia.

Procesador

Los procesadores avanzaron a un ritmo brutal hace unos años, ya que los juegos, realmente, comían mucha CPU. Sin embargo, la tendencia ha cambiado por completo y ahora es la gráfica la pieza en la que hay que invertir, por lo que no haría falta gastar demasiado en la CPU.

Sin embargo, ya que vamos a disparar a la gama alta, vayamos a por lo mejor para mantener el ancho de banda al máximo y garantizarnos un procesador que durará años. Antiguamente, juegos como Crysis tiraban demasiado de la CPU y, aunque sigue pasando en algunos casos, no es lo habitual.

Se trata del Intel Core i7 7700K, un procesador que viene desbloqueado y nos da opciones de overclocking. Tiene cuatro núcleos físicos, ocho núcleos lógicos, una frecuencia base de 4,2 GHz y un boost de 4,5 GHz. Esto sin hacer overclock. Es una auténtica bestia al que no se le resiste ningún juego y que, además, os durará años.

Monitores para jugar a 4K

Disipador de CPU

Es algo fundamental. El Intel i7 7700K tiene fama de ser un chip calentito, pero se controla la temperatura bastante bien si tenemos una buena refrigeración. Y no, no hay que irse a un disipador por refrigeración líquida. Noctua es una marca con una calidad más que contrastada y su NH-U12S es más que suficiente para mantener nuestro procesador a unos 35º en reposo y a unos 60º bajo carga.

Placa base

Aunque hay placas base más baratas, no hay que escatimar en una buena placa. Y es que, al final, es donde ''pinchamos'' el resto de componentes, por lo que una buena velocidad de transferencia de datos, es crucial.

En este caso, para ajustarnos lo más posible al presupuesto de 1.500€, hemos optado por la MSI Gaming Plus. No tiene luces LED de colores, sí unas cuantas luces LED rojas que ambientan el interior de la caja, y es más que válidad para el procesador, memoria y gráfica elegida. Eso sí, sólo podréis poner una gráfica de NVIDIA debido a sus ranuras PCIe.

MSI Z270 GAMING PLUS

Xbox One X democratiza el 4K

Memoria RAM

Aquí es donde puede haber dudas. La memoria RAM ha subido mucho estas últimas semanas, y va a seguir haciéndolo. Hay escasez y eso dispara los precios. Podríamos conformarnos con 8GB de memoria, pero recomendamos optar por 16GB de cara al futuro y por si queréis grabar gameplay y renderizar en el PC. Así, hemos cogido las& Corsair Vengeance LPX GL14 a 2.800MHz.

Tarjeta gráfica para jugar en 4K

El componente crucial para nuestro PC para jugar a 4K en ultra. NVIDIA acaba de lanzar sus GTX 1070 Ti, pero, mientras comprobamos el nivel de OC que se les puede hacer a esas gráficas, lo mejor es optar por una GTX 1080. Las GTX 1080 no son baratas en absoluto y, de unos meses a esta parte, han subido de precio. La MSI Armor GTX 1080 estaba hace meses por unos 530€, pero ahora se va a más de 560€.

Por eso, optamos por una gráfica contrastada, que es la Gaming X de MSI. Esta GTX 1080 nos permitirá jugar a todo sin compromisos y a 4K. Además, cuenta con un sistema de refrigeración que es poco ruidoso y duradero gracias a sus rodamientos de metal. Ojalá estuviera el modelo Armor aún a 530€, porque era un caramelo, pero os avisamos hace semanas que el precio de las gráficas iba a subir.

Algo que hay que tener en cuenta es que no tiene por qué ser de la marca MSI. Cualquier tarjeta GTX 1080 de otras marcas, las de Asus, Gigabyte o EVGA están muy bien valoradas también, serviría.

Tecnologías exclusivas de NVIDIA

Almacenamiento

Aquí no hay duda. Necesitamos un SSD para acelerar la carga del ordenador en general, el sistema operativo y los programas que más usemos, y un HDD de buena capacidad para almacenar todos los juegos. Gears of War 4, por poner un ejemplo, son 118GB en PC, por lo que necesitamos espacio de sobra. En este caso, cogemos un HDD Western Digital Blue de 1TB y un SSD Samsung 850 EVO de 250GB.

Teles 4K, más baratas que los monitores

Fuente de alimentación

Al igual que en la placa, donde se suele escatimar es en la fuente de alimentación y, al final, es el componente que da energía a todo lo que llevamos dentro. Además, de cara a posibles fallos eléctricos, mejor contar con una buena fuente. Optamos por la Corsair RM750x de 750W modular con certificación 80 Plus Gold.

Caja gaming para PC

Ya que nos hemos gastado una pasta en el resto de componentes, no vamos a escatimar en la caja y elijamos algo que quede bien en el escritorio y, además, sea funcional. En este caso, optamos por la caja Corsair Carbide Clear 400C.

Se trata de una caja ''mid-tower'' con paneles de acero acabado en color blanco (aunque también está en color negro). Cuenta con una ventana lateral de fácil apertura para cambiar y limpiar componentes, un ventilador trasero instalado, uno delantero instalado y la posibilidad de añadir otro ventilador frontal de hasta 140mm y dos superiores, también de hasta 140mm.

Tiene filtro antipolvo en la parte frontal y superior.

El precio de jugar en un PC Gaming en 4K

Con los componentes elegidos, como veis, no hemos recortado en calidad, pero sí nos hemos pasado un poco del tope de 1.500€. Por tanto, tendríamos un PC gaming capaz de correr juegos a 4K por 1.566€. No es una cantidad pequeña, pero este PC no sólo puede ejecutar juegos a 4K, sino que no hará falta sacrificar opciones gráficas para disfrutar de títulos a esta resolución con una buena tasa de frames por segundo.

Será posible jugar a casi todo lo que hay en el mercado a 4K y 60 frames por segundo aunque, claro, hay que hacer sacrificios en algunos juegos. The Witcher 3, por ejemplo, es uno de los títulos que más consumen si activamos NVIDIA GameWorks, las herramientas que simulan un pelaje realista tanto en criaturas como en el propio Geralt. Esto come muchos recursos de la GPU, pero aún así podríamos jugar al máximoa 4K y 30 frames por segundo.

Eso sí, como extra a todos estos componentes para montar un PC Gaming 4K, por unos 25€ más, podemos añadir un ventilador de 140mm que saque aire del PC y tenga iluminación. Para aprovechar un poco la caja con ventana. 

Lecturas recomendadas