Reportaje

¿Qué es un cartucho repro? Aprende cultura gamer con Hobby Basics

Por Daniel Quesada

¿Te mola el coleccionismo de videojuegos? ¿Te chiflan los videojuegos retro? Si tu respuesta a estas preguntas es afirmativa, el Hobby Basics de esta semana te interesa. En esta ocasión, os queremos hablar acerca de los videojuegos repro o, como también se suele decir, las repros, a secas.

Conoce más sobre la historia de los videojuegos con este libro

Cuando uno se pone a coleccionar juegos antiguos, lo más normal es que acabe comprando cartuchos por aquí y por allá: en ferias de videojuegos, en plataformas como eBay, Amazon o Wallapop, en mercadillos... Una vez nos iniciamos en ese mundillo, tenemos que aprender a lidiar con las escalas de precios, la relevancia de que un juego saliera en un territorio o en otro, la escasez del mismo... Sí, amigos, coleccionar videojuegos retro es apasionante, pero también complicado y, en ocasiones, muy, muy caro. Para marear más la perdiz, existe la figura de las repros, que es de lo que os vamos a hablar aquí.

Aunque en el vídeo que encabeza este contenido os lo dejamos más claro, podemos decir grosso modo que las repros son copias de juegos originales. Es decir, son reproducciones (de ahí el nombre) de cartuchos que en algún momento se pusieron a la venta. Estas reproducciones pueden ser más o menos parecidas al original o incluso tener modificaciones de muchos tipos (región o idioma distintos, añadidos en la jugabilidad, etc). Por lo general, las repros son más baratas que los juegos originales, pero también suelen ofrecer una peor calidad en los materiales...

Por no hablar de que, lógicamente, se trata de una copia no autorizada del producto, por lo que la legalidad del asunto es más bien cuestionable, si alguien quiere venderos una. Porque, por otra parte, puede haber gente que quiera vender repros a las claras, dejando clara su naturaleza e incluso anunciando los cambios que contienen (es muy típico, por ejemplo, que se vendan juegos que solo se lanzaron en Japón, mediante una repro multiregión); pero también podéis encontrar vendedores sin escrúpulos que intenten colaros una repro como si fuera un cartucho original. Y ojo, que las repros también se pueden extender a juegos en CD.

De hecho, el concepto de repro y bootleg (que también explicamos en el vídeo) no es exclusivo de los videojuegos, ya que también se aplica, por ejemplo, a la música. Como veis, se trata de un término curioso y con un significado tan amplio como difícil de delimitar en la comunidad, ya que no existe un consenso inequívoco en cuanto a lo que es retro y lo que es bootleg.

¿Os ha gustado esta pequeña disertación acerca de los cartuchos repro? ¡Planteadnos otros conceptos que os gustaría conocer en próximos Hobby Basics! Estaremos aquí para explicarlos y, ¿quién sabe? Si cambian la Ley Educativa de nuevo, igual hasta os dan créditos por verlos.