Qué pasó con Jennifer Grey, de protagonista de Dirty Dancing a arruinar su carrera por una operación

Jennifer Grey

Qué fue de Jennifer Grey, la actriz que saltó a la fama por Dirty Dancing pero desapareció de los medios tras someterse a una rinoplastia.

Jennifer Grey es una actriz estadunidense de ascendencia judía que nació el 26 de marzo de 1961 en Manhattan, Nueva York. Desde pequeña Jennifer siempre estuvo íntimamente relacionada con el mundo del espectáculo. Su madre, Jo Wilder, era actriz y cantante, y su padre, Joel Grey, fue un galardonado actor. Incluso su abuelo era músico.

Jennifer Grey inició sus estudios en la Dalton School, una escuela de danza y actuación. Más adelante siguió formándose en la Neighborhood Playhouse School of the Theatre, y por aquella época consiguió su primer papel para un anuncio de televisión de Dr. Pepper a la edad de 19 años.

El triunfo de Jennifer Grey con Dirty Dancing

La actriz hizo su debut cinematográfico en 1984 con la película Reckless para un pequeño papel. Durante los siguientes 3 años, Jennifer Grey participaría en varias producciones, pero la cumbre de su cerrera llegó con Dirty Dancing en 1987.

Dirty Dancing es una película de Emile Ardolino ambientada en los años 60. En ella, Jennifer Grey daba vida a Frances "Baby" Houseman, una adolescente que se enamoraba de un profesor de baile interpretado por Patrick Swayze durante las vacaciones de verano. 

Dirty Dancing fue todo un éxito, logrando un Óscar y un Globo de Oro a la mejor canción original, pero también supuso un triunfo para Grey, quien fue nominada a los Globos de Oro por su actuación en la película.

Qué fue de Jennifer Grey

Sin embargo, el éxito de este largometraje estaba ensombrecido por las recientes desgracias de las que había sido testigo la actriz. Su pareja de aquel entonces, el actor Matthew Broderick, iba conduciendo con ella a su lado cuando tuvieron un accidente. Grey sufrió un latigazo cervical, pero el coche contra el que chocó no corrió la misma suerte: todos sus integrantes fallecieron.

Jennifer Grey calificó aquel accidente como uno de los traumas más importantes de su vida. "Es muy difícil describir cuando tienes una experiencia cercana a la muerte y estás presente en la muerte de otras personas".

Películas de Netflix que no conoce absolutamente nadie que te sorprenderán

Moxie

Pero aquella no fue la única alteración física de la actriz de Dirty Dancing, ni el único desequilibrio que afectaría a cerrera profesional. En los años noventa, Grey se sometió a una rinoplastia bajo el consejo de su madre para disimular la nariz de judía que tenía. 

Por desgracia, la operación no fue como se esperaba y tuvo que someterse a una segunda rinoplastia que cambió su aspecto físico para siempre haciendo que hasta las personas más allegadas de la actriz tuvieran dificultades para reconocerla. "Fui a la sala de operaciones como una celebridad y salí como una anónima", aseguró Grey. "Fue como estar en un programa de protección de testigos". 

Dirty Dancing (1987)

Si bien nunca dejó el mundo de la interpretación, durante los años siguientes a las rinoplastias la protagonista de Dirty Dancing sólo fue llamada ocasionalmente para participar en algunas películas que ya no se recuerdan, con su carrera precipitándose tan rápido como había despegado.

A principios de 2010 Jennifer Grey volvió a ganar algo de prestigio poniendo su voz a varios personajes en series de animación como Phineas y Ferb, y dando vida a la Sra. Kurokawa en El viento se levanta

dancing with the stars Jennifer Grey

También participó en un episodio de House y regresó a la danza con Dancing with the Stars, un programa de competición de bailes en el que pudo participar después de haber estado más de veinte años con dolores por el accidente de coche. 

Su vuelta al escenario le sentó tan bien que incluso ganó el concurso, aunque eso no evitó que tuviera que seguir sometiéndose a operaciones que le ayudaran a corregir los problemas derivados del latigazo cervical, así como para la extirpación de un cáncer del que pudo librarse a tiempo.

Jennifer Grey en la actualidad

En los últimos años, la compañera de Patrick Swayze en Dirty Dancing ha tenido algunos papeles en películas como Bittersweet Symphony (2019), No novios (2019) y en la serie Anatomía de Grey como la madre de Betty. Sin embargo, no veremos su vuelta a los orígenes hasta 2024.

Hace un par de años se anunció el regreso por todo lo alto de Jennifer Grey. La actriz volverá a la gran pantalla para protagonizar una secuela de Dirty Dancing que ella misma producirá. Por ahora los detalles sobre la película son escasos, y únicamente se sabe que estará dirigida por Jonathan Levine y escrita por Mikki Daughtry y Tobias Iaconis

A sus 62 años, Jennifer Grey todavía tiene mucho que ofrecer en el mundo del cine. Ahora que ya sabéis lo que fue de Jennifer Grey, os invitamos a seguir de cerca nuestra web porque semanalmente iremos publicando las historias de otras actrices y actores míticos cuyas vidas también dieron un giro inesperado.

Y además