Razer Kiyo Pro, análisis y experiencia de uso de la nueva webcam 1080p60 con HDR para streamings y teletrabajo

Razer Kiyo Pro análisis

Probamos Razer Kiyo Pro, la nueva webcam de gama alta oriendada a todo tipo de usos, desde streamings de juegos a usos en el entorno profesional con calidad 1080p, 60 fps y HDR.

Razer continúa con su inusual bombardeo de productos en 2021... porque el fabricante está que no para. Al nuevo teclado Razer Huntsman Analog y el ratón Viper 8K, se suma ahora la webcam Razer Kiyo Pro, con la que se recupera esta gama de productos, inactiva desde hace más de tres años, y que destacó al incorporar un anillo de luz que mejoraba la respuesta de la videocámara en entornos de baja luz.

Este nuevo modelo, y el añadido "Pro" son un claro indicador de lo que quiere hacer la compañía con este nuevo modelo. Como vamos a ver en este análisis de Razer Kiyo Pro, este nuevo modelo llega para corregir las carencias del modelo original (con resoluciones 720p 60fps y 1080p 30fps) mejorando principalmente su sensor, que en esta ocasión es de la marca Sony.

VIDEO

Razer Kiyo Pro - Trailer de lanzamiento

La gran pregunta es, ¿merece la pena Razer Kiyo Pro? ¿Qué mas cambios introduce este nuevo modelo? Pues todo eso y mucho más es lo que vamos a ver en este análisis de Razer Kiyo Pro. Pero como siempre, antes de empezar, un vistazo a sus características generales...

Pack de accesorios gaming Razer

Pack de accesorios gaming Razer

Este pack incluye teclado, ratón, auriculares y alfombrilla gaming de Razer, una de las principales marcas del sector. Además, ahora mismo tiene un precio mucho más bajo de lo normal.

Cómpralo al mejor precio

Características generales Razer Kiyo Pro

  • Sensor: Sony IMX 327 STARVIS
  • Resolución: 2,1 Mpx | Hasta 1.080p y 60 fps
  • Lente: apertura f/2.0 | Corning Gorilla Glass 3
  • Autofoco: sí, pero se puede modificar por software
  • FOV: 103, 90, 80
  • Codec: h.264
  • HDR: Sí, a 30 fps
  • Conectividad: USB 3.0 | Cable USB-A al PC y USB-C a la cámara
  • Longitud del cable: 1,5 metros
  • Montaje: base con forma de L que se puede retirar (compatible con los trípode de bola)
  • MIcrófono integrado: Sí (Omnidireccional)
  • Sensibilidad del micro: -38 dB (códec 16 bit 48 KHz)
  • Indicador LED: LED de 'Cámara encendida' en la parte superior
  • Software: Razer Synapse
  • Precio: 210 euros

¿Qué cambia en Razer Kiyo Pro?

Una webcam no da pie a excesivos cambios, dado lo reducido de su cuerpo, y que el resto de posibilidades (anclaje, diseño...), es en cierto modo "sota-caballo-rey" con poco margen. Pero aún así, Razer Kiyo Pro se las ingenia para cambiar bastantes cosas.

Empezamos por lo que "pierde": Kiyo Pro abandona el anillo de luz que gustó tanto en el primer modelo, y eso es algo que viene motivado por el otro gran cambio, el sensor, que se ajusta mucho mejor a las condiciones de baja luz haciendo innecesaria la luz. Y no sólo eso: el sensor más grande junto con un sistema de lente de calidad y el estándar USB 3.0 con ancho de banda de 5 Gb permite tener archivos 1080p 60fps sin comprimir y 1080 30 fps con el HDR activado.

Razer insiste en que el sensor que monta su nueva webcam es el principal punto fuerte del dispositivo, ya que el diseño ya era bueno de por sí. Este sensor es el Sony IMX327 con tecnología STARVIS, un sensor que han montado muchas cámaras de seguridad. Aunque tiene 2,1 megapíxeles, ofrece una imagen a 1080p y 60 frames por segundo.

En conjunción con una buena óptica, como se da en este caso, logra ofrecer una soberbia calidad de imagen en todo tipo de contextos y situaciones, incluida la baja luminosidad. Además, la lente tiene una apertura f/2.0 y cuenta con protección Gorilla Glass 3. Quizá no sea la elección más adecuada para golpes y caídas, pero sí es muy resistente a los trallazos y muescas en el cristal.

VIDEO

Prueba Razer Kiyo Pro

Al margen de la cámara, y el cable de 1.5 metros para conectarla (dependiendo de tu setup, la longitud del  cable puede resultar un poco justa), el único extra que incluye Razer Kiyo Pro es una tapa para proteger la lente, que además es útil mientras no estés usando la webcam por temas privacidad.

Sobra decir que también incluye el soporte en forma de L para colocarlo encima de monitores, que cuenta con una bisagra para poder colocarla también en superficies planas. Desmontar este soporte es fácil (la tuerca lleva una asidera para poder retirarla fácilmente), y es compatible con los trípodes con cabeza de bola.

Los mejores juegos de PC con pocos requisitos para jugar en 2021

Los mejores juegos de PC con pocos requisitos para jugar en 2021

Si no cuentas con un gran PC Gaming, no te preocupes, estos grandes juegos no son nada exigentes en cuanto a requisitos mínimos. 

Descúbrelos

Razer Kiyo Pro: opciones, sonido y usabilidad

Razer Kiyo Pro es una webcam "plug & play", es decir, basta con conectarla por usb para empezar a usarla en los sistemas compatibles (PC y Mac). En PS5, como cabía esperar, no funciona, aunque la consola sí reconoce su micrófono, aunque para eso está la cámara HD.

Aunque cuenta con tres ángulos de captura (80º, 90º y 103º), no están disponibles per sé para el usuario, ni podemos cambiarlos pulsando un botón o girando el anillo de la lente (que no se mueve). Sólo podemos hacerlo a través del software Synapse del fabricante.

Razer Kiyo Pro

Cuando decimos que Razer Kiyo Pro es una webcam 1080p, puede que a algunos esto les parezca poco en pleno 2021. Pero debéis pensar que estas cámaras están pensadas para que el streamer, o una persona que esté teletrabajando, tenga su imagen puesta en una esquinita de la pantalla, sea mientras juega o asiste a una reunión.

En este sentido, 1080p es más que suficiente incluso para integrarlo en modo ventana dentro de un stream 4K. Y si nos apuráis, es incluso suficiente para un stream a pantalla completa a 1080p en el que hablemos a la cámara. Pero lo mejor de todo es que no es sólo 1080p (sin compresión) "y ya".

Razer Kiyo Pro

El sensor Sony STARVIS deja una sorprendente nitidez de imagen, sin artefactos ni ruido incluso en condiciones de baja luminosidad, algo que refuerza la fluidez de la imagen a 60 fps y remata la implementación del HDR para ofrecer colores más vivos y naturales. Todo ayuda a que cumpla su cometido con la mejor calidad de imagen y, hacerlo con nota.

Al mismo nivel está el micrófono omnidireccional con códec de 16 bits, capaz de capturar bien el sonido ambiente, incluidos unos graves contundentes. Quizá podría haber resultado todavía mejor subiendo algo la ganancia, pero es algo que se puede hacer fácilmente con programas de streaming, por lo que no es un problema físico o insuperable de Razer Kiyo Pro.

Razer Kiyo Pro y las opciones que abre Razer Synapse

Como hemos adelantado, el software propietario de Razer, Razer Synapse es imprescindible para poder exprimir todas las opciones que ofrece Razer Kiyo Pro (y todos los periféricos del fabricante que tengas conectados al PC). Es una suerte de hub, desde el que controlas todo, desde la iluminación Chroma RGB hasta las macros de un teclado o los perfiles de sonido de un headset BlackShark V2 Pro

Con Razer Kiyo Pro podemos configurar distintos parámetros de la imagen y, aunque es posible dejarlo todo en automático (y funciona bastante bien, la verdad), lo más recomendable es meterse en las opciones y ajustar el resto de valores, como el balance de blancos, brillo, exposición, saturación y contraste, para encontrar el punto óptimo de la imagen a nuestro gusto.

Razer Kiyo Pro Razer Synapse

Como se aprecia en la visualización a través de Razer Synapse 3, los artefactos y el ruido están prácticamente eliminados gracias al sensor incluso con todos los ajustes automáticos, sobre todo si tenemos en cuenta que la imagen está tomada en un cuarto sin demasiada iluminación, lo que habla bastante bien del Sony IMX327 y su sistema de lentes, aunque trasteando se pueden llegar a obtener mejores resultados.

Como hemos dicho, en Mac la cosa cambia, ya que el soporte de Synapse no está al mismo nivel que en PC. Sin el software, MacOS la reconoce como una cámara externa y, por defecto funciona con el ángulo más ajustado de los tres disponibles, y carecemos de los ajustes de imagen, aunque en el resto funciona prácticamente igual, micro incluido.

Razer Kiyo Pro review

Valoración final de Razer Kiyo Pro: ¿merece la pena?

Con las webcams, pasa como con otros periféricos: puedes encontrar modelos que ofrecen "prestaciones similares" por mucho menos dinero, pero la realidad es que luego, su desempeño no es el mismo. Razer Kiyo Pro no es una webcam barata, pero está en sintonía con el arco de precio en el que se mueven los modelos más premium, y que por regla general suelen compartir características técnicas, como ofrecer un mejor sensor y, por ende, un una mejor calidad de imagen.

Eso es justo lo que ofrece Razer Kiyo Pro: calidad de imagen, sencillez de manejo y un software para aprovechar su funcionalidad. Y, lógicamente, la calidad a la que nos tiene acostumbrados Razer, tanto en acabados como en materiales.

Análisis Razer Kiyo Pro

Así pues, si en este mundo cambiante estás pensando en hacerte con una webcam, y quieres una capaz de funcionar de maravilla en ámbitos tan dispares como reuniones y teletrabajo como a la hora de realizar streamings en condiciones adversas de iluminación (en cualquier caso, si tienes una fuente de luz frente a la cara el resultado siempre será mejor), Razer Kiyo va a cubrir tus necesidades con creces en ambos casos.

Como decimos, Razer Kiyo Pro cuesta 210 euros, y a pesar de su enorme calidad, tampoco es perfecta. 1080p 60 fps y HDR hubieran sido el broche de oro, junto con más opciones de configuración (ajustes específicos para el micro, aunque de por sí es muy bueno) o la inclusión de algún extra adicional, como un trípode. Del mismo modo, un software específico, e independiente para la versión Mac, tampoco hubiera estado mal y dispararía las versatilidad de la cámara fuera del entorno Windows.

Y además