Ir al contenido principal
obi wan fallen order
Reportaje

Star Wars Obi Wan falló en lo que acierta Jedi Fallen Order

Star Wars Jedi Fallen Order ha sido una de las sorpresas más gratas del año. Y podemos enumerar muchos motivos. En primer lugar, por el hecho de que Electronic Arts haya superado sus desafortunadas declaraciones anteriores y nos brinde un juego centrado en el modo historia para un sólo jugador. Por otro lado, Respawn ha sabido enhebrar perfectamente elementos de otros desarrollos, para conseguir una aventura muy equilibrada: es el caso de la exploración y los saltos tomados de Uncharted, al igual que la necesidad de volver atrás en varias ocasiones cuando hemos desbloqueado una habilidad (esto está tomado de la saga Metroid). 

También nos encanta el modo en que se han inspirado en los juegos de FromSoftware, en particular Dark Souls y Sekiro, Shadows Die Twice. Del primero se ha tomado el diseño de niveles, con una serie de atajos que vamos desbloqueando. Al igual que se ha "interpretado" la estructura de salvar partidas, en lugar de utilizar una hoguera tenemos que acudir a los puntos de meditación para recuperar la energía, el uso de la Fuerza y también para que los enemigos reaparezcan. Como ya sabéis, los Jedi desaparecen cuando mueren, así que en Jedi Fallen Order se ha prescindido de buscar nuestro cadáver para recuperar la experiencia... en su lugar hay que dar un golpe al enemigo que nos mató.

Star Wars Jedi Fallen Order

Análisis de Star Wars Jedi Fallen Order

Pero si hay algo que los fans de la saga galáctica llevamos buscando desde... pues desde que vimos a Luke Skywalker empuñar el sable de luz y escuchar "lo que me recuerda que tengo algo para ti. La espada de luz de tu padre, el arma de todo caballero Jedi..." es un juego que refleje el uso de este arma, que no es tan abyecto como las armas láser. No es fácil, porque hay que poner en equilibrio su enorme poder (es un sable capaz de devolver los disparos, cortar a través de las planchas de acero, cortar miembros y cauterizar la herida... ) con la dificultad de manejo y con la propia diversión del juego -hacernos demasiado poderosos sería contraproducente-.

Maquetas de Star Wars más vendidas: algunas a tamaño real

Ya lo hemos visto en juegos como Star Wars Jedi Knight II: Jedi Outcast (y Jedi Academy), pero nunca con una curva de aprendizaje y de dificultad tan satisfactoria como en Star Wars Jedi Fallen Order. Cal Kestis es capaz de combinar el uso de la espada de luz con los poderes de la Fuerza, y lucirse al esquivar en el momento justo, o parar los golpes, como en Sekiro. Ahora bien, no es el primer juego que lo intenta. En 2001 pudimos disfrutar de un juego exclusivo de Xbox que recuperaba alguno de los mejores momentos de Star Wars Episodio I La Amenaza Fantasma. 

star wars obi wan

Guiños y huevos de pascua de Star Wars Jedi Fallen Order

Se trataba de Star Wars Obi Wan, y estaba protagonizado por el caballero jedi, cuando todavía era un padawan y no había tomado a Anakin bajo su aprendizaje. Aparte del atractivo -lógico- de estar basado en la película (junto a otros juegos como Battle for Naboo, Star Wars Racer o la adaptación de la película) la verdad es que era muy atractivo por su interpretación del sable de luz. Era un juego que permitía atacar y detener disparos láser, y además combinaba el manejo de la espada con los poderes de la Fuerza. Pero la espada no se controlaba con un botón, sino con el stick derecho del mando. 

star wars obi wan 2

Análisis de Star Wars Jedi Outcast

Al final este sistema (que se desarrolló con un ratón y un teclado en mente) resultó fallido. El apartado visual también quedaba por debajo de los otros exclusivos de Xbox, en particular por un diseño de niveles poco inspirado y por la Inteligencia Artificial de los enemigos (o mejor dicho, la ausencia de ella). Casi todo salió mal en Star Wars Obi Wan, pero si miramos bajo la superficie hay algo que guarda en común con Jedi Fallen Order (aunque no hubiera salido igual de bien). Es el reflejo del "poder" del sable de luz, la posibilidad de usar la Fuerza y darle cierta profundidad al combate. Puede que a la primera no funcionase, pero tarde o temprano hemos tenido el juego que merecíamos los fans de la saga. 

star wars obi wan 4

 Ambos juegos, además, narran el modo en que un aprendiz se convierte en caballero, aunque con una diferencia fundamental. Mientras que Obi Wan es nombrado durante la República, siguiendo los designios del consejo, en Coruscant, el caso de Cal Kestis es mucho más complicado, ya que se trata de un proscrito, que ha sobrevivido a la orden 66. 

Y además