Intenciones
Reportaje

Supermassive Games, creadores de Until Dawn, Bravo Team o Inpatient.

Por José L. Ortega

Supermassive Games vuelve a la carga con Bravo Team, un juego desarrollado específicamente para PlayStation VR. El estudio, responsable de juegos como Until Dawn o Intenciones Ocultas, tiene una corta, pero interesante carrera. Repasamos la historia del estudio británico.

Probablemente, Supermassive Games sea uno de los estudios que más ha crecido en los últimos años. El éxito cosechado a raíz de Until Dawn ha provocado que la empresa británica haya crecido exponencialmente, teniendo que pluriemplearse mediante la realización de diversos productos. El último de ellos, Bravo Team, un shooter de acción cooperativa diseñado específicamente para PlayStation VR.

Pete Samuels, ex empleado de compañías como Psygnosis o Electronic Arts, fundó Supermassive Games en el año 2008. Estableció su sede en la localidad británica de Guildford. Una ciudad pequeña, pero que destila amor por los videojuegos. Empresas como Electronic Arts o Ubisoft tienen allí cuarteles generales. Y, casi en el mismo barrio en el que se encuentran las oficinas de Supermassive Games, están las ídem de Media Molecule.

Por eso, el primer trabajo de Supermassive Games, con menos de treinta empleados en contrato, fue la creación del Kit de niveles Premium de Piratas del Caribe para LittleBigPlanet 2. Fue la primera colaboración del estudio con Sony. Después llegaron más DLC para el juego protagonizado por el entrañable Sackboy basados en series exitosas, como Marvel, Toy Story, Los Increibles o Los Teleñecos.

Tras unos buenos resultados, Sony confió en ellos para el diseño de videojuegos basados en PlayStation Move, el periférico con control por movimiento publicado por la empresa nipona. Así llegaron productos exitosos como Tumble o Start the Party!. Además de un nuevo DLC para LittleBigPlanet 2, en esta ocasión para posibilitar el control por medio del mencionado PlayStation Move.

Habían demostrado que podían hacer un buen trabajo en diversos campos. Por lo que les llegó la oportunidad de crear un juego tradicional. Fue Doctor Who: The Eternity Clock, título basado en la popular serie de televisión de la BBC, que se publicó en PS3 y PS Vita. El resultado fue un desastre. La crítica se cebó con el juego, y frustró la trilogía inicialmente planteada.

Doctor Who - TARDIS

Para mantenerse en pie después del varapalo, Sony encargó a Supermassive Games la realización del port de Killzone HD a PlayStation 3, donde cumplieron con creces gracias a los amplios conocimientos del estudio a nivel técnico. Por entonces, también colaboraron en la creación de los minijuegos de LittleBigPlanet en PS Vita. Supermassive Games y Media Molecule son un extraño caso de vecinos que se llevan bien.

Los productos más innovadores de la historia de PlayStation

Sony volvió a encargar a los británicos dos propuestas que se basaran en PlayStation Move, con el fin de aportar de un mayor empaque a su nuevo periférico para PS3, que no alcanzaba el nivel de popularidad de Wii. Bajo este marco comenzó el desarrollo de Caminando entre Dinosaurios y de Until Dawn. El primero era un título desarrollado específicamente para Wonderbook, el 'libro mágico' que hacía uso de la realidad aumentada para ofrecer una historia interactiva y repleta de carga visual y didáctica, ideal para que los pequeños de la casa conocieran más, y de forma divertida, sobre los dinosaurios.

El segundo de estos proyectos era Until Dawn. El título se concibió para una publicación en PS3, utilizando PlayStation Move para tal menester. Estuvo en desarrollo un largo periodo. Pero no se desvelaba material ni información sobre el título. La sombra de la cancelación planeaba, a pesar de la negativa de Supermassive Games. Finalmente, en el año 2014, se presentó Until Dawn para PS4 en Gamescom. Con la variación en la fórmula con la que llegaría a las tiendas en 2015.

A pesar de las trabas en el desarrollo, Until Dawn es el mejor videojuego de Supermassive Games hasta la fecha. Una historia interactiva en la que imperan la toma de decisiones. Muy en la línea de lo realizado por Quantic Dream. Pero con un enfoque aparentemente más distendido. Una producción con reminiscencias a las películas de terror de Serie B; con un grupo de jovenes encerrados en una cabaña en la que se encuentra un enemigo. Una noche oscura en la que hay que descubrir quién es el asesino. Pueden sobrevivir los ocho adolescentes. O ninguno. Ingenio, originalidad y tensión conforman un producto de calidad que encandiló al público. Incluso a los más reticentes, ya que todo el mundo pudo degustarlo cuando se convirtió en uno de los juegos integrantes en la promoción mensual PlayStation Plus.

Tras el éxito de Until Dawn, los focos volvieron a centrarse en ese pequeño vecindario de Guildford. Sony confió de nuevo en ellos para sacar el máximo rendimiento de su nuevo juguete: PlayStation VR. La realidad virtual ha llegado con las intenciones de quedarse. Y, para aprovechar el tirón de Until Dawn, se publicó Until Dawn Rush of Blood, una propuesta enfocada a la acción sobre raíles, en la que por medio de una tétrica montaña rusa, tocaba sobrevivir a un nuevo rato de pesadilla al que si bien le faltaba profundidad, era una buena muestra de lo que podían hacer en Supermassive con dicha tecnología. También adaptaron su primigenio Tumble a la realidad virtual con Tumble VR.

Por enésima vez, Sony se fijó en Supermassive Games para trastear con sus innovaciones revolucionarias. Hecho evidente de la confianza que tiene la empresa matriz en la empresa. Esta vez tocaba explorar en PlayLink, la tecnología que combina el uso de los dispositivos móviles con PlayStation 4. Así, hace unos meses llegó al mercado Intenciones Ocultas, juego que tomaba las bases de aventuras interactivas como Until Dawn, pero llevándolas a un nuevo nivel por medio de la interactividad. Un más que interesante thriller policial que puede degustarse en cooperativo y que resolveremos por medio de nuestro propio teléfono móvil. De nuevo, la toma de decisiones influye exponencialmente en el desarrollo de la aventura.

Tras este impasse, el estudio británico regresaba a los fueros de la realidad virtual con The Inpatient. Un juego que combinaba su carrera más reciente. Por un lado, está desarrollado para PlayStation VR, plasmando que es un camino importante para Supermassive. Por otro, su historia, planteada como una precuela de Until Dawn. La saga estrella de la compañía ha visto desplegarse sus ramas por varios terrenos. En esta ocasión, The Inpatient apuesta por la narrativa, ofreciendo detalles interesantes; sin dejar de lado la tecnología que ayuda a una mayor inmersión, con la realidad virtual aderezada incluso por controles con reconocimiento de voz. Una propuesta de terror de un par de horas de duración a la que le falta mordiente.

Ahora, llega a las tiendas Bravo Team para PlayStation VR, un juego de corte bélico que pretende reforzar el género de los juegos de acción por medio de la realidad virtual. A su favor juega la faceta cooperativa, haciendo que podamos sentirnos como un verdadero escuadrón militar, dando órdenes o pidiendo ayuda a nuestro compañero. Aunque también es un título que plasma que se trata de una tecnología aun en pañales. Sus movimientos limitados pueden empañar un tanto la experiencia.