Ir al contenido principal
Aggelos
Análisis

Análisis de Aggelos para Nintendo Switch, PS4, Xbox One y PC - Aventuras al estilo Wonder Boy III

Versión comentada: Nintendo Switch

Análisis de Aggelos para Nintendo Switch, PS4, Xbox One y PC, una aventura "metroidvaniesca" que lleva tiempo en la principales plataformas digitales y que hoy ha llegado a Nintendo Switch y PS4 en formato físico. Una aventura que te recordará a muchas... y a la vez a ninguna. Un homenaje a los clásicos del género de la era de los 16 bits, puesta al día en muchos sentidos.

Las aventuras 2D pixeladas al estilo metroidvania han vivido una explosión gracias, en cierta medida, a los estudios indie. Y, aunque muchos han optado por un estilo gráfico más actualizado, no son pocos los que se han aferrado a la estética pixelada de la era de los 16 bits. Ahí están Shovel Knight, el reciente Blasphemous o uno de los ejemplos más en sintonía con el juego de este análisis, el remake de Wonder Boy III The Dragon's Trap.

Aggelos es, por decirlo rápido y mal, una aventura de desarrollo abierto, digna de la era de los 16 bits. Y lo es en todo: en su planteamiento jugable, en lo gráfico y sonoro... en todo. El pixel art remite a esa época (aunque algunos trucos visuales sean más actuales), el control se mantiene siempre sencillo... Bueno, lo podéis comprobar vosotros mismos en el trailer de abajo.

¿Problemas de almacenamiento en Switch? Amplia su capacidad con esta económica tarjeta microSD de 128 GB

Como vamos a ver en este análisis de Aggelos para Nintendo Switch, es un juego a la antigua usanza. Es una aventura que combina plataformas y acción muy sencillitos, junto con algún que otro puzle, exploración y bastante "backtracking" o vuelta atrás por los escenarios para acceder a nuevas zonas usando las nuevas habilidades que vamos consiguiendo.

En ese sentido, es un metroidvania de pura cepa, porque ese ciclo de explora, combate, vence a un jefe, consigue un nuevo poder y accede a nuevas zonas está aquí presente, tal cual, durante las 10 horas que da de sí la aventura (recogiendo todo al 100%). También hay ligeros toques RPG (como experiencia, espadas y armaduras que podemos equipar...).

Aggelos análisis

Su historia tampoco se complica en exceso la existencia: un joven se cruza con una princesa que se escapa del malo de turno, y le pide que acuda al castillo para ayudarla. Allí se entera de todo lo que trama el villano (se ha hecho con los cuatro elementos, bla bla bla...) y como no hay otro héroe a mano, se embarca en la aventura para salvar el reino. Topicazo a más no poder.

Pero la historia, aunque solo sirva como detonante, es lo de menos. Aquí nos espera una aventura en la que tendremos que llegar hasta cuatro templos para hacernos con cuatro poderes, aunque llegar hasta ellos requiera explorar recorrer mazmorras, conseguir llaves, romper piedras para revelar pasadizos, bucear... 

Todo regado además por un festival de espadazos, saltos y poderes (como, por ejemplo, transformar a los enemigos en baldosas para poder avanzar), con una jugabilidad que en todo momento se mantiene muy sencilla, como en las aventuras de 16 bits, pero en la mayor parte del tiempo manteniendo una dificultad razonable, asequible.

Aggelos análisis

Y aunque en la parcela técnica recuerda a los juegos de 16 bits, en lo jugable es evidente una cierta puesta al día que hace bastante más amigable sumergirse en el mundo de Aggelos. Para empezar, hay muchos más checkpoints que en cualquier aventura clásica. Si mueres (cosa que además puedes alargar portando una planta), no tendrás que repetir un enorme paseo.

Del mismo modo, fallar o morir no penaliza en exceso al jugador: perdemos un poco de experiencia ganada... y a correr. Tampoco invita a "grindear" para subir de nivel, o para amasar monedas con las que comprar el equipo. Es un juego que en todo momento quiere "ayudarte" a avanzar, no a hacerte la zancadilla para que te quedes atrancado y vivas tu odisea particular. Está bien equilibrado, tiene buen ritmo y hasta cuenta con un personaje que nos da pistas si nos quedamos atrancados.

Como hemos dicho, no es una aventura difícil, si bien es cierto que tiene picos de dificultad (sobre todo en el tramo final de la aventura), y que en esos casos que requieren algo más de precisión echaréis en falta una cruceta si no tenéis el mando Pro o jugáis en modo portátil que, por cierto, luce de maravilla en la pantalla de Nintendo Switch.

También se ve de muerte en la pantalla de la tele, gracias a un pixel art cuidado y con gran nivel de detalle en ciertos momentos, como los duelos contra los enormes jefes finales. Llega traducido al castellano, lo que también es un plus.

Aggelos análisis

Pero, a pesar de todas estas bondades, no es menos cierto que Aggelos también tiene sus problemillas. El primero, aparte del control y los picos de dificultad, es que no innova ni un ápice en el subgénero. Vamos, que no hace nada que no se haya visto antes, y además, algunas características incluidas no sirven en la práctica para mucho. Sirva como ejemplo, el mapa.

Desde el menú de pausa es posible acceder al mapa, pero lejos de ser detallado como en los metroidvania, en realidad es una simple referencia de los distintos lugares que componen el mapeado, sin entrar en detalle. Sobre todo al principio, cuando no conocemos el mapeado, echarás en falta algo más práctico que te ayudara a moverte.

Aggelos análisis

Del mismo modo, el inventario se queda como algo anecdótico, con tiene demasiadas opciones, y como hemos dicho, la duración de la aventura va algo justa, aunque tiene un modo difícil para los que quieran un reto. Pero, como decimos, intenta ser un revival del género clásico más que una puesta al día al estilo Monster Boy y el Reino Maldito.

Pero aún con todo, Aggelos se destapa como una aventura entretenida, con un ritmo muy bien calculado y que invita a jugarlo de principio a fin, a poco que te vayan las aventuras de este tipo. No tiene "metahumor" como Shovel Knight, ni una historia que te volverá loco, pero a la hora de jugar convence, como su cuidado pixel art y su pegajosa banda sonora chiptunera, que con los ajustes realizados para que no sea un martirio capaz de gustar tanto a los novatos en el género como a los que pintan canas y lo disfrutaron décadas atrás.

Valoración

Aggelos es un viaje en el tiempo, una aventura al estilo de las que podíamos disfrutar en la era de los 16 bits, Un género sobresaturado incluso en Switch (pixel art, plataformeo y acción de desarrollo de 2D abierto...) con buen acabado técnico y una jugabilidad adaptada a los tiempos actuales. Un título que sin innovar, convence con su buen ritmo.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Si te gustó el remake de Wonder Boy III, te espera una aventura similar. Fiel a la estética y desarrollo 16 bits, pero más accesible.

Lo peor

No es especialmente largo (unas 10 horas) y, aunque lo que hace, lo hace bien, no tiene nada que no se haya visto antes en títulos similares.

Y además