Asterix y Obelix XXL 3
Análisis

Análisis de Astérix y Obélix XXL3: The Crystal Menhir para PS4, One, Switch y PC

Por Daniel Quesada

Versión comentada: PS4

Lo bueno de los romanos, es que siempre quedan algunos más para zurrar. Vamos con el regreso de los galos con más "punch" a consolas y PC. Se van a oír los golpes desde Petibonum hasta Aquarium.

Astérix y Obélix, la inmortal pareja de galos concebida por Goscinny y Uderzo, ha vuelto a coger fuelle últimamente, gracias al lanzamiento del nuevo cómic La hija de Vercingetórix y la película Astérix y el secreto de la poción mágica. Con esas ganas de volver a lanzar romanos por los aires que teníamos todos, parecía tener sentido el lanzamiento de Asterix y Obelix XXL 3: The Crystal Menhir, un nuevo juego de acción en el que los irreductibles héroes se atreven con un "world tour" a base de puñetes.

Consigue el último tomo de Astérix, ya a la venta

La serie de juegos Astérix y Obélix XXL lleva dando guerra en las consolas desde hace más de 15 años, pero su entrega más celebrada, sin duda, fue la segunda, que lanzaba montones de divertidas parodias de videojuegos. 14 años después, llega este XXL 3, que mantiene el estilo de juego de las dos primeras entregas: los dos protagonistas tienen que zurrar a decenas, cientos de romanos en su camino por los diferentes niveles. De vez en cuando, hemos de dar con el interruptor que abra el paso al siguiente tramo o usar alguna habilidad de ataque concreta que nos abra el camino.

Astérix y Obélix XXL 3 distribuye sus niveles en dos facetas muy diferenciadas. Por un lado, tenemos partes de exploración y plataformeo, en las que de vez en cuando nos encontramos con romanos y otros enemigos a los que dar para el pelo. En esas zonas, hemos de saltar mucho, pero también buscar caminos secretos o sortear trampas como ráfagas de viento, barrancos o géiseres. Es, sin duda, la parte más entretenida, porque nos invita a bucear bien por los escenarios para dar con todos sus secretos: desde cascos de romanos que actúan como la moneda del juego hasta laureles dorados, dados o huesos que mejoren el rendimiento del perro Ideafix.

Vae victis, por Belenos

Ahora bien, muy a menudo hemos de pasar también por los campamentos romanos, que suponen uno de los principales problemas del juego. Estos campamentos suelen dividirse en muchos, muchísimos tramos, que hemos de ir abriendo (a veces, acabando con todos los romanos; a veces, encontrando un interruptor) hasta llegar a una zona final en la que se encuentre nuestro objetivo principal: rescatar a alguien, encontrar un objeto... El problema es que, si nos matan, hemos de comenzar el campamento desde cero, lo que puede implicar repetir hasta 10 minutos de partida. Esto, como supondréis, resulta super frustrante.

Asterix y Obelix XXL 3

Y eso, que los protagonistas son bastante versátiles: Astérix es más rápido y puede usar la poción mágica (si encuentra el ítem correspondiente) para multiplicar su velocidad y fuerza durante unos segundos. Por su parte, Obélix da golpes más contundentes y puede lanzar de vez en cuando a Ideafix para que ataque, aunque es más lento. Si estamos jugando en solitario, la CPU se encarga de uno de los dos y podemos pasar de uno a otro en cualquier momento, con solo pulsar un gatillo. También es posible pasar a jugar en multijugador en cualquier momento, pero solo offline.

Conoce las mejores adaptaciones de cómic a videojuego

A medida que golpeamos a los enemigos, se llena nuestro medidor de super ataques, que nos permite ejecutar movimientos como un gancho que lance a los romanos por los aires o puñetazos giratorios. Obélix, además, carga con el Menhir de Cristal que da nombre al juego, con el que puede ejecutar movimientos de fuego o que congelen a los enemigos, siempre y cuando avancemos lo suficiente en la historia.

Asterix y Obelix XXL 3

"Juega a Astérix", me decían; "verás mundo", me decían

El problema es que ejecutar todos estos movimientos puede ser realmente enrevesado en Astérix y Obélix XXL 3. En realidad, cada ataque está vinculado a pulsar un botón o dos como mucho, pero están distribuidos por el mando de forma un poco caótica y es normal desperdiciar la poción mágica cuando en realidad, lo que queríamos, era cambiar a Obélix, por ejemplo. A eso se une que ciertos enemigos tienen requerimientos muy concretos (los que usan escudo requieren ataques más fuertes para eliminarlos, por ejemplo) y que tenemos una terrible cámara fija, que no nos deja acercar o rotar la acción para verla desde el mejor ángulo posible. Eso nos lleva a que, directamente, haya ocasiones en las que nos ataquen montones de enemigos a la vez y que no veamos ni donde estamos.

Es una pena, porque el juego tiene algunas propuestas jugables interesantes y hace gala del sentido del humor propio de esta franquicia (los chistes de Obélix cuando "saluda educadamente" a los romanos o los mordiscos de Ideafix son muy simpáticos), pero al final el jugador acaba más frustrado que divertido en cuanto avanzamos un poco en la aventura. Tampoco ayuda que el apartado técnico esté bastante anticuado (incluso jugando en PS4 Pro hay tirones de aúpa en el frame rate) y que las voces estén en inglés, alemán, italiano, francés... Pero no en español. Eso sí, hay subtítulos en nuestro idioma que están muy bien traducidos, con juegos de palabras de lo más cachondos.

En definitiva, Asterix y Obelix XXL 3 es un juego correctito por los pelos, simpático en bastantes ocasiones, que os puede recompensar si sois tan duros como un germano bretón, pero que os puede volver tan turulatos como La casa que enloquece en Las doce pruebas de Astérix si no mantenéis la calma.

Valoración

Un juego de acción que mantiene parte del encanto del cómic en el que se inspira, pero que no consigue mantener el equilibrio a la hora de ofrecer una experiencia de juego satisfactoria.

Hobby

60

Aceptable

Lo mejor

Los momentos de humor y ciertas zonas de exploración.

Lo peor

Los campamentos son tediosos y nos obligan a repetir tramos larguísimos si perdemos. Acaban cansando.

Y además