Ir al contenido principal
Back 4 Blood
Análisis

Análisis de Back 4 Blood el nuevo shooter cooperativo de los creadores de Left 4 Dead

Versión comentada: PS5

En nuestro análisis de Back 4 Blood, el nuevo shooter cooperativo de Turtle Rock Studios, os contamos si el sucesor espiritual de Left 4 Dead hereda su trono como experiencia "matazombis" cooperativo y si sus novedades, como el modo PVP, merecen la pena.

Estamos en octubre, un mes que se caracteriza por la temática de terror. La gente empieza a prepararse para Halloween y Turtle Rock Studios nos propone una aventura a la antigua usanza… ¡Y con muchos zombis a destripar!

Back 4 Blood aterriza en PS5, PS4, Xbox Series X|S, Xbox One y PC, con la etiqueta de ser el "heredero espiritual" de la legendaria franquicia Left 4 Dead, también desarrollada por Turtle Rock Studios, pero que en este caso edita Warner Bros, en lugar de Valve. 

Como los derechos de Left 4 Dead siguen perteneciendo a Valve, puede decirse que Back 4 Blood es su franquicia sucesora, en muchos sentidos.

Los veteranos de Left 4 Dead no vais a tardar en encontrar mogollón de paralelismos entre ambas franquicias; lo cierto es que no se han cortado en ello y muchas ideas y mecánicas están aquí prácticamente intactas.

Pero, ¿se les puede culpar? Si una fórmula funciona no la cambias, intentas mejorarla, y eso es lo que Back 4 Blood trata de ofrecer, una evolución del sistema de juego de L4D.

EN LA PIEL DEL EXTERMINADOR

Entrando en materia, en Back 4 Blood te metes en la piel de un exterminador de infectados (que es como el juego define a lo que el común de los mortales conoce como zombis).

Tras un brote de infectados que se creía controlado, el mundo trata de volver a la normalidad cuando… ¡Sorpresa! Los infectados vuelven, y no en forma de chapa, sino de horda.

El juego cuenta con un total de 8 exterminadores diferentes, cada uno con aptitudes pasivas y activas diferentes que influyen en la forma de jugar y aportan cualidades diferentes al equipo.

De inicio contaremos con 4 exterminadores desbloqueados, pero a medida que avancemos desbloquearemos los otros 4, con sus habilidades y sus ranuras estéticas esperando mejoras, de las que luego hablaremos.

Back 4 Blood cuenta con 4 modos principales de juego: partida rápida, campaña, Nube (PvP) y el modo de campaña para un jugador, que a pesar de carecer de parte de la gracia de la campaña principal, será muy útil.

¡BIENVENIDOS A FORT HOPE!

Nuestra base de juego será Fort Hope, una suerte de campamento militar donde podemos realizar diversas transacciones y activar el matchmaking para los distintos modos de juego.

Realmente, más allá de quedar simpaticón, y de contar con un campo de tiro para probar las armas del juego, no tiene gran cosa. Todas las gestiones que puedes realizar en Fort Hope las puedes hacer desde el propio menú del juego, algo que además resulta mucho más rápido.

Más allá de crear partidas, Fort Hope es el lugar donde desbloquearemos los diferentes coleccionables y personajes de Back 4 Blood

Back 4 Blood

Será mediante puntos de suministro, una de las dos divisas del juego, con lo que iremos desbloqueando las "cadenas de suministro", que incluyen cartas, armas, cosméticos, etc.

Obtendremos puntos de suministro a medida que completemos tramos en la campaña. Algunas condiciones (aleatorias) pueden hacernos ganar más puntos, amén de la dificultad en la que juguemos.

En Fort Hope también podremos personalizar el arsenal del que disponemos y la apariencia de nuestros exterminadores, siempre y cuando hayamos desbloqueado los correspondientes cosméticos.

También obtendremos iconos, estandartes y títulos para nuestra tarjeta de jugador o "de presentación" dentro del juego, que podremos personalizar a nuestro gusto a medida que avancemos en el juego.

MODOS DE CAMPAÑA: ¡A LAS ARMAS!

La campaña, tanto multijugador cooperativo como individual (es la misma) es el modo donde más tiempo vais a pasar cuando juguéis a Back 4 Blood

Hereda muchas ideas que ya introdujo Left 4 Dead, como los refugios o las cajas de armas, y la hace evolucionar con otros sistemas que se han incorporado en shooters más recientes, como el sistema de cartas.

Esta última mecánica es una de las novedades del juego, y hace que cada pasada varíe en función de las cartas que nosotros y "el director" (la IA del juego) saquemos, y algo en lo que profundizaremos un poco más adelante.

La otra divisa del juego se usa en el modo campaña, y básicamente son monedas para gastar en la tienda que encontraremos en los refugios.

La campaña de Back 4 Blood se compone de 4 actos, que a su vez se dividen en diversas "misiones". Cada una de esas misiones tiene varios puntos de control, representados en forma de refugio donde descansar, recuperarse y comprar.

Esos puntos de control también sirven para iniciar partidas desde ellos, así que podemos ir a tiro hecho a por el tramo que queremos jugar, siempre que lo hayamos desbloqueado anteriormente.

El modo de un jugador sirve mucho para quienes necesiten acostumbrarse al juego y conocer los mapas, pero no ofrece puntos de suministro ni trofeos/logros.

Cosas que hemos descubierto jugando con el DualSense

Mando DualSense de PS5

Con novedades como la vibración háptica o los gatillos con resistencia variable, el gamepad DualSense de PS5 ofrece nuevas sensaciones de juego que aumentan la inmersión. La consola solo viene con un mando, así que necesitas otro para jugar en multijugador local.

Los tres tipos de dificultad: recluta, veterano y pesadilla, suponen desafíos adecuados a los distintos tipos de jugadores que lleguen a Back 4 Blood, dependiendo de su nivel de habilidad y el reto al que quieren enfrentarse. 

Los niveles más desafiantes traen más variedad y cantidad de enemigos, y menos "ayudas", pero también unas recompensas más jugosas.

Por contra, el nivel real de desafíos y tareas de los niveles superiores de dificultad no varía, más allá de meterte más enemigos. Se echan en falta algunos objetivos adicionales que realmente hagan que se nos pongan los dedos tensos como un tambor.

De primeras, no es una campaña larga. Si estás trillado de jugar en este tipo de juegos es muy probable que la superes en unas 5 o 6 horitas. Puede que menos si tienes un grupo de colegas con el que te compenetres a la perfección.

Si juegas a la ruleta rusa y te toca un equipo de jugadores que se dedican a mirar a las musarañas mientras tú te enfrentas a 50 infectados, la cosa se complica, y tardarás tranquilamente hora y media en pasarte los niveles más sencillos.

Por cierto, si todo el equipo cae, la "serie", como se denomina a las partidas, quedará como fallada, aunque podrás empezar de nuevo de cero desde el último punto de control (perdiendo el equipamiento que llevases).

El juego ofrece oportunidades de reintento sin perder el equipo, pero son limitadas, y varían en función de la dificultad seleccionada.

COOPERAR O MORIR

La base cooperativa de Back 4 Blood exige que los jugadores se ayuden entre sí de múltiples maneras a lo largo y ancho de la campaña.

No solo puedes librar a tu compañero de equipo de llevarse un tatuaje de dientes en el cuello, sino que, si cae en combate, dispones de un tiempo para reanimarlo, durante ese tiempo él podrá usar su arma secundaria para defenderse.

Determinadas misiones requieren que los miembros del equipo realicen acciones concretas, disparar armas pesadas, bajar puentes, apuntalar ventanas, acarrear unas cajas y cosas similares.

Si esas tareas no se realizan en determinado tiempo… bueno, es mejor que os guste la compañía, porque la tendréis, en forma de una riada de infectados sin fin, como en las rebajas.

Estas tareas de colaboración suelen suceder en tramos concretos, aportando variedad al juego, sin que sea un "avanza y arrasa" continuo. Una de ellas es una fase que involucra una gramola y que no hemos podido resistirnos a compartirla más arriba.

Lo bueno de este modo cooperativo es que Back 4 Blood incluye crossplay, así que podrás jugar con tus amigos independientemente de la plataforma en que tengan el juego.

¿ECHAMOS UNAS CARTAS?

Como hemos adelantado antes, al empezar a jugar también elegimos una serie de cartas en Back 4 Blood. Las hay de dos tipos: las de jugador, que son las que escogemos nosotros, y las cartas contaminadas, que son las que "elige" la IA para desafiarnos.

Las cartas de jugador son de lo más variadas, e iremos desbloqueando más a medida que avancemos en el juego y obtengamos puntos de suministro.

Sus modificadores son pasivos y/o activos. Hay cartas que cambian el ataque cuerpo a cuerpo básico (puñetazo) por un cuchillo, haciendo la vida mucho más útil a los exterminadores rodeados de infectados.

Otras cartas mejoran la salud de los jugadores, la capacidad de munición, la resistencia, la velocidad de recarga etc. Algunas se aplican a todo el equipo, y otras incorporan una gran ventaja, a cambio de una penalización, así que escoge con cuidado.

Los jugadores podrán crear su propia baraja en Fort Hope, teniendo gran variedad al alcance en función del equipo que nos toque, o de cómo queramos jugar.

En cuanto a las cartas contaminadas, "el director" sacará una o varias cartas que desafiarán al grupo durante una determinada fase

Estas pueden ser también muy diferentes, y son aleatorias. Puede haber un jefe en el nivel, o quizás elementos que "den la alarma" si los tocamos (nidos de cuervos, coches con alarmas, etc.), pero también pueden ser desafíos de terminar el nivel en X tiempo o sin morir o con todos los jugadores vivos.

Cada vez que juguemos un nivel se sacarán cartas contaminadas diferentes, y las partidas pueden cambiar mucho entre sí en función de esas cartas.

UN BUEN EQUIPO PUEDE SALVARTE LA VIDA

Como todos los juegos cooperativos, véase las misiones online de GTA V o títulos similares de Turtle Rock Studios como Evolve, la gente con la que juegues puede marcar la diferencia entre triunfar o convertirte en alpiste para infectados.

El equipamiento también es importante. A lo largo de los distintos tramos encontraremos cajas de armas, munición y primeros auxilios que pueden acabar convirtiéndonos en Terminator.

Podemos pasar de esas ayudas, pero enfrentarse a jefazos con un bate de béisbol con pinchos NO es una buena idea.

Back 4 Blood

Es un sistema que nos permite cambiar de arsenal rápidamente, e invita a experimentar, aunque hay cosas que no nos ha gustado, como por ejemplo, cuando cogemos otra arma que encontramos, las mejoras de la anterior se pierden por lo general, aunque tengamos un componente épico de la leche en la primera...

En cuanto a las criaturas a las que nos enfrentamos, pues hay de diversos tipos y tamaños, desde los zombis más "normalitos" a otros más ágiles que saltan y nos atrapan para llevarnos "a lo oscuro", o moles de carne que escupen ácido, explotan dejando un "cuesco" letal en el aire...

Y por supuesto hay jefazos. También hay variedad de minijefes en el juego, pero en esencia los enemigos serán los mismos, con una cantidad limitada de variantes.

Todos ellos tienen puntos débiles a los que debemos apuntar si queremos deshacernos de ellos rápido, pero cuidado, que alguno trae "sorpresita" de despedida.

UN MODO VERSUS DE PESADILLA

Podría decirse que el modo de juego menos atractivo que tiene Back 4 Blood es el modo Nube, que es como se define al matchmaking de 4 vs 4.

En fases de dos rondas, cada equipo adquiere el rol de exterminadores o infectados una vez, teniendo los primeros que aguantar el mayor número de oleadas posibles (etapas en las que nos ayudan zombis manejados por la IA), mientras que los segundos deben acabar con los exterminadores lo más rápido posible.

Hay distintos tipos de infectado para manejar, cada uno con sus características y hay opciones para mejorarlos durante la partida. Se nota que Turtle Rock ha intentado crear algo interesante, pero...

En comparación con el modo campaña, es un modo más flojo, aunque sin duda tendrá su público. Nosotros habríamos preferido una campaña más larga, con más variedad, antes que este modo que, o recibe mejoras y crece, o tendrá fecha de caducidad.

No obstante, debemos decir que quienes hemos probado Back 4 Blood no somos los mayores fans de los modos PvP con estas características, tenedlo presente porque también influirá.

Gráficamente, el juego no tiene nada que envidiarle a otros títulos del mercado, aunque tampoco va a ser la panacea que revolucione el mundo de los survival horror FPS ni desencaje mandíbulas.

Los escenarios de Back 4 Blood están muy cuidados y tienen esas variaciones entre partidas que les dan un toque especial, pero llevamos taaaaantos títulos con temática zombi en los últimos años, que palidece ante algunos como Days Gone en cuanto a ambientación.

Si disfrutáis de los shooters locos como DOOM o más recientemente Necromunda: Hired Gun, y con situaciones como derrotar hordas de enemigos sin fin, Back 4 Blood es un título que tiene muchas papeletas para atraparos.

Back 4 Blood

Tiene ese espíritu de Left 4 Dead que reclama Turtle Rock Studios y algo del aroma nostálgico de las tardes jugando a The House of the Dead con los amigos para ver quién mataba zombis de la forma más rocambolesca posible.

Es un juego con potencial, si lo saben gestionar debidamente. Dependerá en gran medida de los DLC que Turtle Rock Studios sea capaz de lanzar (y teniendo en cuenta que podremos jugar con gente que no los haya comprado, es un aliciente de cara al futuro)

Pero de la calidad de ese futuro contenido, del ritmo al que llegue y de su potencial atractivo, dependerá en gran medida que Back 4 Blood dure varios años... o se quede en una experiencia de un par de meses.

Con amigos (que conozcáis), mucho mejor, en solitario lo disfrutaréis, pero llegará a cansaros antes. Todo depende de vuestro estilo de juego.

Valoración

Volvemos al viejo modo cooperativo de reventar zombis como si no hubiera mañana con Back 4 Blood, el heredero de Left 4 Dead que mantiene viva la esencia de la franquicia e incorpora nuevas mecánicas, pero con lecciones por aprender en el campo del PvP.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Es un juego tremendamente divertido para jugar con amigos. El sistema de cartas aporta variedad a su frenética campaña. Tiene potencial de expansión.

Lo peor

El modo PvP es algo tedioso. Si no recibe contenido de forma periódica, el juego puede perder la frescura.

Y además