Ir al contenido principal
Destruction AllStars
Análisis

Análisis de Destruction AllStars, el revientacoches para PS5

Versión comentada: PS5

Un nuevo exclusivo ha llegado a PlayStation 5... ¡Y está gratis en PS Plus! Con Destruction AllStars, Sony quiere crear un nuevo fenómeno multijugador, a base de reventar coches. ¿Lo conseguirá?

La carrera por encontrar títulos representativos para las consolas de nueva generación sigue adelante. El nuevo candidato a hit para PlayStation 5 es este Destruction AllStars, un título que originalmente se presentó como producto "a precio normal", pero que finalmente parece haberse convertido en un free to play. Al menos este mes, pues está incluido entre los juegos de PS Plus de febrero.

Y, sobre el papel, tiene algunos ingredientes para triunfar, pues recoge el guante de los todos contra todos en multijugador online, que tan de moda han puesto juegos como Fortnite o Rocket League, con el que guarda muchas semejanzas. Lucid Games (formado por veteranos de Bizarre Creations, los de Project Gotham) se ha encargado de dar vida a este Destruction AllStars.

A grandes rasgos, la dinámica de este juego de PS5 se basa en pilotar nuestro coche para embestir los vehículos de los rivales y reducir todos los que podamos a chatarra. Nos movemos dentro de arenas más o menos ovaladas y llenas de plataformas y trampas, que hemos de sortear para acelerar a tope y dar las mejores embestidas posibles. Recuerda bastante a otro clásico de PlayStation: Destruction Derby, ¿os acordáis de él? Los propios desarrolladores reconocen su influencia en la entrevista que mantuvimos con ellos.

Cada partida comienza con nuestro personaje saltando desde una plataforma junto a los otros competidores. Después de eso, hemos de correr para montarnos en alguno de los vehículos disponibles (si no os derriban antes de un codazo, claro) y comenzar a arrasar. Si somos nosotros los que recibimos demasiados golpes, podemos pulsar un botón para eyectar al personaje y buscar corriendo otro vehículo... Con cuidado de que no nos atropellen. Si un vehículo ya tiene a alguien dentro, podemos intentar robárselo. Nuestro personaje se subirá al techo y tendremos que superar un rápido QTE a la par que nuestro rival se mueve de una lado a otro para zafarse.

Cada personaje, de los 16 disponibles, tiene un aspecto y carácter muy marcados. Tenemos el típico grandullón mexicano centrado en la lucha libre, una chica vestida con piel de lobo a modo de depredadora, una muchacha muy kawaii con un monitor pixelado en la cabeza...

Destruction AllStars

Se agradece que hayan buscado una gran representatividad de todo tipo de etnias o colectivos y hasta han incluido una especie de atleta paralímpica. Pero no se trata solo de que estéticamente nos hagan gracia, sino que cada uno dispone de una habilidad acorde a su aspecto. Mientras vamos a pie, podemos activar un modo especial del personaje (después de haber acumulado suficientes puntos a base de recoger cristales y dar caña en el escenario) con el que corremos más y saltamos el doble.

Pero cuando estamos "motorizados" también podemos activar habilidades. Tras embestir a suficientes rivales, ganamos el derecho a invocar nuestro "vehículo de héroe", un coche en el que solo podemos montar nosotros y que cada cierto tiempo tiene disponible una habilidad única: generar un dron que ataque a los rivales, dejar una estela de fuego, volvernos invisibles...

Destruction AllStars

Cuando todos estos elementos funcionan en consonancia, las partidas pueden ser intensas y divertidas, aunque lamentablemente hemos encontrado algunos agujeros en cómo funciona Destruction AllStars. Uno de ellos tiene que ver con la proporción escenario-personajes.

Como las arenas son tan enormes, es bastante común encontrarte con llegas a un punto del escenario... Y no hay nadie cerca, están todos apelotonados en la otra punta. Cuando vas en coche, basta con propulsarte para allá, pero si por ejemplo te destrozan el coche y vas a pie, estar en algún punto muerto y llegar hasta algún coche nuevo puede resultar frustrante. Sobre todo, si tenemos en cuenta que las partidas duran pocos minutos, así que perder valiosos segundos a pie casi equivale a perder la partida.

Destruction AllStars

Además, dado que la física de los vehículos se ha exagerado para dar pie a choques y vuelcos más espectaculares, esto provoca que a veces tengamos un coche delante, pero no consigamos embestirlo porque sigue "flotando" después de haber sido alcanzado por otro rival. En otras ocasiones, pasamos de tener 4 coches delante y no dar a ninguno a toparnos con varios por sorpresa y acumular un montón de puntos. Lógicamente, ese componente de caos es parte de la gracia de este tipo de juegos, aunque es cierto que nos hubiera gustado tener más control sobre lo que vemos. Por ejemplo, la cámara va fijada detrás de nosotros y no podemos rotarla.

Aun así, el control es muy cómodo e intuitivo, con coches que se mueven con mucha fluidez y la posibilidad de ejecutar un turbo frontal o lateral cada pocos segundos, simplemente pulsando el stick derecho.

Destruction AllStars

El catálogo de modos de juego en Destruction AllStars también ha dado que hablar... Y es que falta "chicha" en este apartado. Si queremos jugar en solitario, podemos entrar en el modo Arcade (con las mismas pruebas que en multijugador, pero contra la IA) o en Serie de Desafíos, que nos propone controlar a personajes concretos y enfrentarnos a un rival, a la par que intentamos cumplir objetivos secundarios (acabar en un tiempo determinado, conseguir X piezas...). Si cumplimos todos los objetivos, desbloquearemos nuevas estéticas para el personaje.

Aquí viene uno de los detalles que menos nos han gustado. Las primeras pruebas de Serie de Desafíos son gratis, pero las siguientes se tienen que comprar con Puntos de Destrucción. Se trata de una moneda virtual del juego que solo se puede obtener... Pagando con dinero real en PlayStation Store. En Lucid Games ya han comentado que en el futuro se podrá obtener la moneda superando desafíos del juego, pero que ahora mismo haya que pasar por caja para acceder a contenido así nos parece excesivamente avaricioso.

Con todo, el principal atractivo de este juego de PlayStation 5 está en su modo multijugador online. Al entrar, tenemos 4 modalidades: Mayhem (Caos) es el clásico todos contra todos, en el que gana quien consiga más puntos a base de golpear a los demás; Carnado es nuestro favorito y consiste en hacer lo mismo pero, cuando tengamos un máximo de 50 puntos, hemos de ir al centro del escenario y destrozar nuestro coche contra un tornado para "depositar" y acumular los puntos; después tenemos Gridfall (caída), en el que tenemos vidas limitadas y el escenario se va llenando de más y más agujeros. El último en pie, gana.

Destruction AllStars

El último modo es Stockpile (acumulación) y es el menos interesante porque complica demasiado las cosas: al golpear al equipo rival, aparecen piezas por el escenario. Tenemos que bajarnos del coche, recoger las piezas a pie y buscar un "banco" en el que depositarlas. Tras un par de partidas, perderéis el interés por este modo.

El gran punto negro de Destruction AllStars es que solo presenta estas 4 modalidades multijugador y, encima, alguna de ellas es poco atractiva, como hemos visto. Al final, acabaréis jugando siempre en Mayhem o Carnado, que son las más directas y divertidas, pero claramente se echan en falta más modos o la posibilidad de configurar estas partidas a nuestro gusto. De nuevo, se ha anunciado que hay planes para ir aumentado el contenido durante meses, pero la realidad es que, a día de hoy, no hay mucho que rascar, más allá de esos modos y algún menú para personalizar el look y los emotes de los personajes. El número de escenarios también es muy corto: solo hay 4, en Tokio, Las Vegas, Londres y Barcelona.

Destruction AllStars

Sí queremos romper una lanza a favor del rendimiento técnico del juego. Se nota que, al ser exclusivo de PS5, los desarrolladores han querido sacar partido tanto a los gráficos (en 4K y 60 fps super limpios y coloridos) como a la función del feedback háptico del DualSense: al recibir golpes, nos costará más acelerar con los gatillos, por ejemplo.

El sonido también es muy correcto y tiene voces en castellano muy simpáticas, si bien es cierto que durante las partidas online habríamos agradecido la opción de silenciar los comentarios de otros jugadores en el altavoz del DualSense (estamos hasta las narices de escuchar a niños rusos gritando), aunque al menos es algo que se puede desactivar desde el propio menú de la consola.

Destruction AllStars

En definitiva, Destruction AllStars es un juego bastante simpático e ideal para entreteneros alguna tarde aburrida en la que no sepáis con qué quemar adrenalina, si bien necesita urgentemente un chute de contenido y alguna revisión en la dinámica de juego para ser realmente atractivo y entrar de verdad en el círculo de "all stars" de PlayStation. Pero oye, que lo tenéis gratis en PS Plus, como mínimo merece un tiento.

Valoración

El nuevo exclusivo de PS5 tiene ideas divertidas y aprovecha el potencial técnico de la consola, pero está demasiado pelado de contenido y tiene una estrategia algo "avariciosa". Es de esperar que la cosa mejore con el tiempo...

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

A nivel visual, tiene momentos muy impresionantes. Los momentos de mayor caos y destrucción impactan. Los personajes tienen diseños muy divertidos.

Lo peor

Claramente, le faltan modos de juego. Los escenarios son excesivamente grandes para el número de jugadores y coches disponibles. Los micropagos.

Y además