DNF Duel

Uno de los RPGs de acción más populares en Asia pasa a ser un juego de lucha con todo el espectáculo de los creadores de Guilty Gear. DNF es una mini joya a conocer.

Pocas compañías tienen más cogido el tono a su forma de hacer juegos que Arc System Works, artífices de los Guilty Gear o Dragon Ball FighterZ. Casi parece que tengan el piloto automático puesto a la hora de concebir juegos de lucha molones. Una vez más, lo han hecho con DNF Duel, que se pone ahora a la venta.

Para los que no conozcáis este universo, DNF Duel se basa en Dungeon & Fighter, un beat 'em up de Neople con fuertes dosis de RPG que es muy popular en Corea. Ahora, Arc System Works ha cogido su fórmula y personajes para desarrollar un juego de peleas uno contra uno marca de la casa.

DualSense Cosmic Red para PS5

DualSense Cosmic Red para PS5

Nuevo controlador DualSense para PlayStation 5 en color Rojo Cósmico.

Cómpralo al mejor precio

Contamos con 16 personajes, cuyos nombres no son muy originales, pero nos describen perfectamente "de qué van". Así, Grappler se especializa en presas a corta y media distancia, mientras que Vanguard tiene un alcance mucho mayor y suele avanzar más al ataque.

Todos los personajes mezclan la estética de artes marciales con la iconografía de la fantasía medieval e incluso algo de armas de fuego, pero siempre con ese estilo anime 2.5D que se estrenara hace 8 años con Guilty Gear Xrd.

VIDEO

ANÁLISIS de DNF DUEL, un nuevo ESPECTÁCULO de la lucha

El sistema de lucha es algo más simple que en otros juegos de la compañía. Tenemos dos botones para ataques más comunes, uno para ataques especiales y otro para ataques MP (mágicos, vaya). Los especiales y los MP son los que dan pie a golpes más contundentes y espectaculares, que pueden ocupar más de media pantalla.

Al margen de esto, cuando nos queda un 25% de salud y solo una vez por combate, podemos pulsar un gatillo para ejecutar un Awakening, un ataque muy bestia que da pie a impactantes escenas de vídeo y que puede dar la vuelta al combate al restar una barbaridad de salud al rival.

Algo muy característico de estos combates es que podemos perder salud de dos formas. Por un lado, tenemos pérdidas blancas de salud, que se pueden recuperar si no nos golpean durante un tiempo. Las rojas sí son pérdidas permanentes y dependen del tipo de ataque que recibamos.

Si pulsamos un par de botones, podemos ejecutar una Conversión para canjear la energía blanca que tengamos por más MP para ejecutar ataques mágicos.

DNF Duel

Estos ataques, como decíamos, son muy contundentes, pero apenas podemos usar un par de ellos antes de gastar nuestra barra de MP, que se rellena sola con el paso del tiempo. Si nos queda poco MP y ejecutamos uno de estos ataques, entraremos en estado de Extenuación, durante el cual no podemos ejecutar muchos movimientos.

También tenemos la típica barra de resistencia que se puede agotar si nos cubrimos mucho ante los golpes, aunque es bastante difícil llegar a ese punto.

En cualquier caso, y añadiendo a la fórmula las fintas laterales, tenemos un sistema de pelea con movimientos cómodos de ejecutar y que, aunque por supuesto nos da margen para encadenar combos muy vistosos, es sencillo de asimilar por cualquiera y se la aleja de la fórmula algo más técnica de los Guilty Gear más hardcore.

Esto puede dar a entender que sus peleas son simples, pero nada más lejos de la realidad, porque cada personaje es un mundo, con sus particularidades para dominar. Los hay con un personaje asistente, con variaciones en el alcance de sus ataques...

DNF Duel

DNF Duel tiene el punto justo de profundidad e intensidad como para satisfacer al jugador novato y al que vea la lucha como una forma de vida en los eSports. De hecho, se acaban de abrir los servidores para jugar online y ahora mismo los combates por Internet son apasionantes, con idas y venidas de ataques demoledores en los que se puede ganar por cuestión de milésimas de segundo.

Seguramente, los jugadores más pro acabarán descubriendo "exploits" y combos eternos con los que masacrar a los rivales, pero por ahora, los combates online resultan muy fluidos e interesantes.

Esto nos lleva al catálogo de modos de juego. Si queremos jugar en solitario, vamos bien servidos. Tenemos un modo Historia, en el que podemos ver la trama de cada uno de los 15 personajes seleccionables (hay uno más oculto, que se desbloquea al pasar este modo).

También hay un Arcade para superar 8 combates de dificultad creciente (con el habitual jefe final casi imposible de vencer), Survival (para salir victoriosos de 15, 30 ó 100 sin perder, con pequeñas ayudas de una ronda a otra) y Entrenamiento / Tutorial. No es la bomba en cuanto a variedad, pero tenemos lo que necesitamos. También se pueden jugar combates sueltos, contra la CPU o un rival local.

DNF Duel

El modo Historia tiene algunas escenas entre combates que nos meten en contexto sobre los Wonders, puertas que conectan mundos y que han vuelto a activarse, o los Will, algo así como el espíritu de lucha de las personas. 

La historia no es el colmo de la originalidad y se resuelve mediante diálogos con siluetas estáticas, aunque de vez en cuando vemos escenitas movidas con el motor del juego que son muy espectaculares. En cualquier caso, se trata de tramas cortas, que se resuelven en unos 9 combates.

En cuanto al modo online, podemos entrar en combates rankeados, con los que vamos subiendo poco a poco de nivel y podemos elegir la habilidad de nuestros rivales o bien combates privados en los que charlar y pelear con amigos.

Esta parte es algo decepcionante y dista mucho del ambicioso modo Torre que vimos en Guilty Gear Strive, pero al menos es bastante rápido encontrar rivales y, por ahora, no hemos tenido ningún problema de lag. Como siempre, podemos gastar el dinero virtual ganado en el juego para personalizar nuestra tarjeta de jugador y colocar nuevos avatares.

El apartado técnico es tan espectacular como nos tiene acostumbrados Arc System Works. Los personajes tienen un diseño brutal dentro de lo arquetípico (nos flipa Kunoichi, por cierto) y sus animaciones y efectos especiales son un verdadero festín para los ojos. Además, todo se mueve con una fluidez y velocidad a prueba de bombas, durante los combates.

DNF Duel

Los escenarios son divertidos y creativos, aunque es cierto que no muestran tanto movimiento como otros y, por ejemplo, aquí no podemos lanzar al rival a otro punto. Cumplen bien, en cualquier caso.

El sonido sigue la senda de Guilty Gear y nos presenta una BSO muy rockera y potente, con voces que, por defecto, están en chino o en coreano (por aquello de que es allí donde triunfa la franquicia), pero también se pueden poner en japonés. Los textos solo están en inglés, por cierto.

Así pues, DNF Duel es un juego de lucha de notable alto, aunque se nota que no es el caballo de batalla principal de esta compañía. 

Faltarían algunos modos más y, quizá, una historia algo más profunda. La cámara no hace florituras tan espectaculares como en FighterZ  y la cifra de 16 luchadores es correcta y ya, pero como decimos, cada uno de ellos tiene mucha profundidad jugable.

Y es que ahí está la clave de todo: aunque, en su conjunto, encontraréis juegos de pelea algo más grandes y ambiciosos, DNF Duel ofrece unos combates estupendos, intensos e incluso con cierto aroma clásico, que nos hacen jugar con reflejos e inteligencia, sin que lleguen a volverse un muro infranqueable para algunos.

Ese equilibrio en lo peleón hace que suponga una pequeña sorpresa y nos hace destacarlo para que no se quede fuera de vuestro radar si os va la pelea uno contra uno. Por el camino, quizá conozcáis peinados muy molones para vuestro próximo cosplay.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

El hecho de ser un título de Arc System Works hace que las comparaciones con sus grandes juegos sean inevitables y DNF Duel queda algo por debajo, pero sus combates son sólidos, intensos y espectaculares.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Su sistema de lucha que parece simple, pero resulta muy intenso. Es muy espectacular.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Le falta más variedad de modos y contenido.

Versión comentada: PC

Hobby

83

Muy bueno

Y además