Ir al contenido principal
Hades
Análisis

Análisis Hades para PS4, PS5, Xbox One y Xbox Series X|S

Versión comentada: PS5

Hades, el aclamado roguelite de Supergiant Games, llega a PS4, PS5, Xbox One y Xbox Series X|S. ¿Sigue mereciendo la pena intentar escapar del Inframundo? En nuestro análisis os los contamos.

A estas alturas, nadie (o casi) duda que Hades fue uno de los mejores juegos del pasado 2020. Crítica y público se deshicieron en halagos con el último trabajo de Supergiant Games, y pese a que ya ha pasado casi un año desde el lanzamiento de la versión 1.0 (en PC y Nintendo Switch), todavía es habitual encontrarse noticias sobre que ha sido galardonado con un nuevo premio.

Casi con total seguridad, sus responsables están atravesando el momento más dulce de sus carreras, viendo cómo el trabajo de todos estos años, que empezó con el lanzamiento de aquella pequeña joya de nombre Bastion (en 2011), ha culminado con el que es sin duda su mejor y más exitoso trabajo hasta la fecha.

Y esa dulzura, lejos de desvanecerse como una musa, está a punto de alcanzar el Olimpo: Hades llega a PS4, PS5, Xbox One y Xbox Series X|S el próximo 13 de agosto (incluido, además, en la próxima hornada de lanzamientos para Game Pass), permitiendo que nadie se quede sin disfrutar de este magistral roguelite. 

Nosotros ya hemos tenido la oportunidad de huir del Inframundo (pese a que no hay escapatoria), y en nuestro análisis de Hades para PS4, PS5, Xbox One y Xbox Series X|S os contamos por qué sigue siendo un auténtico juegazo.

Está en la sangre

En realidad, este análisis va a ser realmente sencillo: hace unos meses os hablamos de la versión de Hades para Nintendo Switch, y ya entonces os dijimos que estábamos ante uno de los mejores juegos de 2020; la clase de juego que puede lograr que alguien que repudia un género tan "de nicho" como los roguelite/roguelike, cambie de opinión.

En su versión para PS4, PS5, Xbox One y Xbox Series X|S, Hades es exactamente ese mismo juego. Es decir, un título de acción robusto, con una banda sonora condenadamente buena, una narrativa ingeniosamente integrada dentro del desarrollo roguelite y un bucle de juego tan, tan bien diseñado, que echar una sola partida se antoja imposible, por mucho que nos lo propongamos.

Hades

Oh, y con una cantidad de contenido tan elevada (155 horas llevamos en la versión de Nintendo Switch... y todavía nos quedan cosas por hacer), que es inevitable sentir que estamos atracando a Supergiant Games al pagar tan solo 24,99 € (en su versión digital).

La diferencia es que ahora Hades se muestra a resolución 4K (en PS5 y Xbox Series X|S) o 1080p (PS4 y Xbox One), lo que permite apreciar de forma absurdamente nítida la fantástica dirección de arte y el injustamente sensual diseño de personajes de Jen Zee. 

Hades

Y que se mueve a 60fps más sólidas que Roquita, de forma constante y sin importar la cantidad de Excelsos que nos esperen en las habitaciones del Elíseo o el número de Pactos de Castigo que tengamos activados.

Es decir, que si en su versión de Nintendo Switch ya era una joya, la superioridad técnica de las consolas de Sony y Microsoft lo hacen aún más recomendable. Para que os hagáis una idea, y pese al tiempo que le dedicamos en la portátil de Nintendo, ha sido ponernos de nuevo a los mandos de Zagreo y estar MUY tentados de volver a hacerlo todo de nuevo.

Hades

Y por si habéis pasado los últimos meses congelados en hielo y os acabáis de enterar de que Hades existe, a continuación os dejamos una pequeña descripción de lo que ofrece.

En Hades nos ponemos en el papel de Zagreo, el "joven" y obstinado príncipe del Inframundo que ansía escapar de casa... algo que su padre no está dispuesto a permitir. 

Hades

Esta es la excusa que da pie al diseño roguelite, es decir, un título en el que morir y volver a empezar forman parte del núcleo de la jugabilidad. Pero cada partida de Hades es lo suficientemente diferente y estimulante, tanto a nivel jugable como argumental, como para que no acabe cayendo en el tedio... Nunca.

Entre muerte y muerte podemos mejorar diferentes aspectos de Zagreo, algo que sirve para generar sensación de progreso y llegar cada vez un poco más lejos. Pero, sobre todo, sirve para que nunca sintamos que las muertes han sido en vano.

Hades

En lo jugable, las diferencias entre las cinco armas infernales, sumadas a las prácticamente infinitas combinaciones de bendiciones de los dioses del Olimpo, logran que continuamente queramos poner a prueba la build que llevamos ("una habitación más y lo dejo").

En lo argumental, cada muerte y regreso a la morada de Hades nos deja con nuevos diálogos, nuevas revelaciones, nuevos personajes y nuevos progresos en la historia principal. 

Una historia que habla sobre la familia y sobre lo que realmente representa el hogar, y que pese a su carácter segmentado, logra mantener el interés hasta el final e, incluso, llega a emocionar.

Así que si teníais alguna duda sobre si haceros o no con Hades en PS4, PS5, Xbox One y Xbox Series X|S, con esto debería bastar; era un juegazo y ahora lo es aún más.

Valoración

Hades ya era uno de los mejores juegos de 2020, de los últimos años y el mejor trabajo de Supergiant Games, y esta nueva versión para las consolas de Sony y Microsoft (con sus consiguientes mejoras técnicas) sólo sirve para consolidarlo. Auténtica ambrosía.

Hobby

93

Excelente

Lo mejor

Todo: jugabilidad, apartado artístico, banda sonora, diseño, narrativa... A 4K/1080p y 60fps.

Lo peor

Que no haya guardado cruzado con la versión de PC.

Y además