Ir al contenido principal
Monster Hunter Rise
Análisis

Análisis de Monster Hunter Rise para Nintendo Switch - La bestial cacería está de vuelta

Versión comentada: Nintendo Switch

¡Los cuernos de caza ya han emitido su llamada! La saga Monster Hunter regresa este 26 de marzo con una entrega para Nintendo Switch, que aterrizará también en PC en 2022. Monster Hunter Rise ya está aquí y nosotros hemos podido salir a la caza de grandes monstruos para contaros todo acerca de este nuevo juego de Capcom. Preparad vuestras pociones, raciones y piedras de afilar, porque hay mucho que contar en este análisis.

Después de haber disfrutado de unos cuantos juegos de la saga con lanzamiento internacional desde 2004, Capcom por fin logró apuntalarse en Occidente con World. Ahora, tres años después y con la expansión Iceborne de por medio, su siguiente paso ha sido Monster Hunter Rise y parece que la desarrolladora no va a desaprovechar el tirón que tiene ahora la saga en todo el mundo.

Con toda la carne en el asador puesta para este título, la franquicia de acción RPG regresa para proponernos una evolución en la saga con una identidad muy desarrollada, ¿pero es suficiente? ¿Merece la pena? Eso es algo que vamos a ver en este análisis de Monster Hunter Rise para Nintendo Switch.

Monster Hunter ha vuelto como nunca... y como siempre

Desde un primer momento, nuestra aventura comienza mostrando su habitual sistema de creación de personaje. Tras haber ajustado a nuestro cazador o cazadora, comenzamos a ver todo lo que tiene que ofrecer Rise. ¡Bienvenidos a la aldea de Kamura! La nueva población que se suma a la larga lista de asentamientos de la saga revela las intenciones del equipo creativo de esta obra: toca volver a la estética japonesa, a los títulos con una profunda ambientación oriental como fue Portable 3rd (que paradógicamente no salió de Japón en PSP).

Monster Hunter Rise EMBARGO

Nuestra base de operaciones tiene todos los elementos de pasadas entregas. Tras este primer vistazo, los engranajes de Monster Hunter Rise comienzan a girar y la narrativa de la que hace gala ya se vislumbra. Ya sabemos de qué va todo esto. El universo de Monter Hunter es un mundo hostil para los humanos y sus camaradas, poblado de monstruos terroríficos que son alejados de los núcleos rurales gracias a la encomiable tarea de los cazadores y cazadoras del Gremio.

Como novatos recién incorporados a este, acudiremos a Kamura para tratar de contener una nueva amenaza jamás antes vista, el Frenesí. En menos de lo que canta un Qurupeco, nos damos cuenta de lo rápido que hay que ponerse manos a la obra. Poco tardaremos en enfrentarnos al primer gran monstruo.

A partir de aquí comienza un camino medido al milímetro en el que el juego nos irá proponiendo misiones de dificultad ascendente. Poco a poco, Rise va desvelando sus cartas, monstruos y aciertos, mientras que el propio jugador consigue ir dominando los aspectos más exigentes del gameplay. El farmeo, la mejora de armas y armaduras, el comercio y otros aspectos tan carismáticos del ARPG se mantienen firmes. El herrero, la alimentación de nuestro cazador para mejorar estadísticas, la granja de Felynes, los miaurcenarios… todo lo encontramos en Rise, pero hay mucho más.

Monster Hunter Rise EMBARGO

Se mantienen rasgos más accesibles introducidos en la pasada entrega, como la fabricación automática de objetos, un grindeo menos exigente e incluso se suman otros que, en nuestro caso, hemos lamentado: no necesitaremos bebidas dependiendo del clima. A pesar de estas opciones más accesibles, Rise también tiene muy en cuenta a los cazadores más veteranos y añade más elementos que estimularán a los expertos en la saga. La comida es una de ellos, el postre tradicional japonés conocido como Dango, nos va a proponer cantidad de opciones para afrontar las cacerías.

Monster Hunter Rise EMBARGO

El equipo de Monster Hunter Rise ha sabido unir ambos formatos, técnicas depuradas de la nueva etapa que estableció MH World, con esa jugabilidad más fresca y acelerada y la identidad de las entregas más queridas por los puristas. El liderazgo de Yasunori Ichinose, director de este título y quien ya orquestó las obras más queridas de la franquicia, la rama de Monster Hunter Freedom, ha apostado por esta fórmula conjunta de la que se aprovechan muy bien las grandes novedades de Rise.

Entre perros, gatos y bichos voladores

En Monster Hunter Rise se suma un nuevo compañero de aventura, la especie conocida como Canyne. Estos híbridos perro/lobo tienen una importancia clave en el juego y son parte de esa continuación hacía una vertiente jugable más rápida. Nos acompañaran en nuestras cacerías, si así lo deseamos, para servirnos como monturas con las que recorrer el escenario rápidamente. Además, también podremos realizar acciones básicas sobre su lomo.

Monster Hunter Rise EMBARGO

Por otra parte, los felynes, esos pequeños michis bípedos que en tantas ocasiones nos han salvado de una buena tunda, también estarán en Rise para arrimar el hombro. ¡Puurrrfecto! Cada uno cuenta con habilidades especiales que, por supuesto, podremos escoger. Nuestro equipo de caza estará compuesto por dos de estos compañeros y solo uno en el online.

Prosiguiendo con los añadidos tenemos que avisar de algo importante, después de Monster Hunter Rise, nada volverá a ser lo mismo. Aquí entra la segunda novedad del juego y sin lugar a dudas, la más relevante: el cordóptero. Aquellos que hayáis disfrutado de la demo ya os habréis hecho a la idea de las poderosas implicaciones que tiene esta herramienta. Usarla será lo más parecido a sentirse Spider-Man en un mundo prehistórico.

Básicamente, el cordóptero es la siguiente evolución en la navegación, el movimiento y el combate de la saga. Gracias a estos cordones de luz proyectada por una especie de insecto, el cazador puede elevarse sobre el nivel del suelo para ejecutar todo tipo de rutas aéreas. Saltos, esquivas y movimientos de combate devastadores se fusionan con las mecánicas de Rise de impecable manera.

Monster Hunter Rise EMBARGO

Esto, vinculado a las opciones de desplazamiento que se habilitan al correr y escalar por las paredes y cornisas, abre las posibilidades a nuevas vías y opciones de ataque y exploración. Gracias a esta herramienta se puede alcanzar cualquier punto del mapa.

Cómo entrenar a tu Wyvern

A medida que la saga ha ido evolucionando, Monster Hunter ha añadido opciones de verticalidad tanto en la recolección y desplazamiento como en el combate. Parte de esa altura se obtuvo en la cuarta generación y en World con la posibilidad de encaramarse a los monstruos para proyectar sobre ellos una lluvia de golpes.

Ahora, no es que nos subamos a ellos, si no que les controlamos. La sensación de poder que embarga al jugador cuando tomamos las riendas de un Rathalos, tras tantos años pasando calamidades contra este Wyvern, es casi indescriptible.

Cualquier monstruo grande de Rise puede montarse y una vez le tenemos dominado podremos usar los propios ataques de las bestias contra otros enemigos. El combate en esta fase no se trata de un simple “machacabotones”, si no de saber controlar los tiempos, las esquivas y maximizar los combos hasta haber alcanzado un tope de poder que permitirá ejecutar el “Vengador montado” un arrollador ataque que tumbará a cualquier enemigo. Rise incorpora una mecánica que aporta un gran dinamismo a las cacerías.

El Frenesí arrasa con todo a su paso

Al inicio de la historia se nos advertirá sobre el Frenesí y muy atentos a esto, porque el nuevo modo que incorpora MH Rise ha llegado para quedarse. Si recordáis batallas de gran calibre como Lao-Shan Lung, Jhen Moran o el reciente Zorah Magdaros, todas ellas seguían una misma fórmula: un monstruo colosal asolaba una fortaleza en un escenario más cerrado y lineal que los cazadores tenían que defender con cañones, balistas y todo tipo de armas pesadas.

Monster Hunter Rise EMBARGO

Pues bien, en Rise se potencia esta idea, pero eliminando al monstruo gigante para sustituirlo por una horda de varias bestias. El Frenesí comienza indicando al cazador que haga acopio de defensas anteriormente mencionadas. Una vez comiencen a asediarnos los monstruos tendremos que evitar que derriben las puertas tras las que se resguardan los habitantes de Kamura, aunque muchos acudirán en nuestra ayuda.

Habrá numerosas oleadas y mientras derrotamos monstruos tendremos que remplazar defensas y subir de nivel para desbloquear nuevas, como las propias gemelas Hinoa y Minoto, que serán nuestra salvaguarda en más de una ocasión desesperada. Diferentes tipos de monstruos con distintas funciones nos pondrán las cosas difíciles, por suerte, el matadragones y otras armas altamente destructivas están aquí para machacar a todos. El Frenesí es otro añadido que, pese a que puede resultar un tanto caótico en solitario, es refrescante y aporta infinitas horas de juego.

Cazadores por el mundo

La principal sensación que hemos experimentado con Monster Hunter Rise es la de ver que todo está íntimamente conectado y esa “culpa” también reside en los escenarios. Son cinco las localizaciones principales con las que cuenta este título: tres originales (Santuario en ruinas, Islas heladas y Grutas de Lava) y dos que regresan de Monster Hunter Tri (Llanos Arenosos y Bosque Inundado) pero no temáis, que gracias al diseño de niveles, todo presenta un aspecto muy diferente.

Monster Hunter Rise EMBARGO

En ellos impera la verticalidad y es que la escalada hasta atalayas, altos picos y todo tipo de salientes es de lo mejorcito que hemos visto, pero también hay que hacer mención a su gran extensión.

Los mapas son muy grandes y recogen esa estructura clásica de toda la vida, con zonas abiertas para combates prolongados. La exploración y la recolección de materiales se basan en las mecánicas vistas en World, es decir, apenas tendremos que detenernos, pero todo está genialmente integrado.

Monster Hunter Rise EMBARGO

Respecto a la pasada entrega, Rise solo se queda atrás en lo que respecta al desarrollo de esos ecosistemas tan vivos que se presentaron como parte del Nuevo Mundo. Hay una menor interacción con el mapa en lo que respecta a trampas y otras acciones ambientales, aunque el uso del cordóptero añade variantes distintas.

Tenemos que reconocer que explorar los rincones y cornisas de este juego, únicamente por el mero placer de hacerlo y encontrar secretos, se ha convertido en uno de nuestros pasatiempos favoritos mientras dábamos caza a los monstruos.

Monster Hunter Rise EMBARGO

Esto se debe en gran medida a que los tiempos de carga han pasado a mejor vida y todo el escenario está conectado, al igual que en World. También regresan los campamentos adicionales, que nos servirán como punto de viaje rápido en nuestras cacerías.

El único punto que puede restar valor a la navegación es la eliminación de los lafarillos y el rastreo de nuestras presas (aunque puede que eso alegre a algunos jugadores). En MH Rise veremos a nuestros objetivos en el mapa en todo momento, lo que puede restar complejidad a la caza.

Monster Hunter Rise EMBARGO

No obstante, esto se compensa con la introducción de otros elementos dinámicos como las animaves, unas pequeñas criaturas aladas que podremos recoger automáticamente y que nos aportarán incrementos de vida, resistencia, ataque o defensa; la fauna que nos presenta cantidad de pequeñas criaturas que podremos usar en nuestro beneficio o una serie de coleccionables escondidos en lugares recónditos que amplían el lore de cada mapa. Muchas veces desviarse del camino principal se recompensa con creces.

Un arsenal muy familiar con actualizaciones bien recibidas

En lo que respecta al combate, se mantienen las 14 armas principales de la saga (espadas dobles, ballestas, lanza, espada larga, glaive insecto…). Las hay para todos los gustos y roles y si bien estas armas son ya muy conocidas, el combate también ha evolucionado.

Las habilidades de cordoamarre, técnicas especiales que requieren el uso del cordóptero, y la existencia de habilidades intercambiables suman unas cuantas técnicas que dejan un muy buen sabor de boca. Si bien no habría estado mal que se añadiese un nuevo tipo de arma, lo que tenemos en Rise da para una cantidad inmensa de posibilidades y estilos.

Destacamos la cordocaída, una acción que permitirá reponerse de un derribo a una gran velocidad para escapar o reincorporarse a la batalla en milésimas de segundo. Otra prueba más de cómo se ha buscado que la lucha sea frenética, con ritmo, variada y sobre todo divertida.

Bestiario de caras conocidas y nuevas incorporaciones

Con 25 monstruos pequeños y 32 grandes, no es el plantel más extenso de la saga, ni mucho menos, aunque alguna sorpresa nos espera. Este es uno de los pocos puntos flacos que vemos al juego, que palidece en lo que respecta a los 93 de Monster Hunter Generations Ultimate. Aunque hay que tener en cuenta que hablamos de un juego base.

Rise añade 9 grandes monstruos, no son demasiados, aunque sus diseños si convencen en general. Las animaciones, comportamientos y reacciones medidas y calculadas se mantienen como aquello que les ha hecho únicos a lo largo de los años, a nuevos y a viejos. Extraordinaria calidad en este aspecto.

Monster Hunter Rise EMBARGO

Bishaten, Bestia de Colmillos, es un monstruo sumamente singular, con un set de movimientos errático y aleatorio basado en un Tengu. Tetranadon está centrado en la figura mitológica japonesa del Kappa y posee elementos que nos recuerdan a un luchador de sumo. Mención especial al Magnamalo, monstruo insignia y uno de los primeros en ponernos las cosas difíciles. Por supuesto, regresan unos cuantos colmillos conocidos como el Barioth, la pareja de Rathian/Rathalos, el indomable Barroth, etc.

Monster Hunter Rise EMBARGO

Como siempre, un completo bestiario nos permitirá conocer todos los datos y estadísticas sobre los monstruos: debilidades, partes que podremos conseguir, hábitats y comportamientos, etc.

No podemos si no mencionar las espectaculares cinemáticas que introducen a cada uno de los monstruos y que, acompañadas de una especie de poema haiku, nos permiten conocer a fondo la naturaleza del peligro que se nos viene encima. Esas no os las enseñamos, mejor descubrirlas en el momento.

Duración, multijugador y el futuro de Monster Hunter Rise

Las misiones que encontraremos en Monster Hunter Rise son muy numerosas. Nosotros hemos logrado completar la historia principal en unas 35-40 horas (jugando rápido y sin farmear más allá de lo imprescindible). Una vez completada la campaña, el contenido disponible sobrepasa el centenar de horas, sin mencionar el modo online que es, como en otros títulos de la saga, algo infinito, lo que también se aplica al modo Frenesí. La dificultad ha podido verse reducida para los jugadores más expertos.

Monster Hunter Rise EMBARGO

Las submisiones vuelven a estar presentes y los aldeanos nos encargarán tareas de recolección que permitirán desbloquear habilidades, conjuntos de armadura únicos y mucho más. Las misiones de la Arena también tienen su dosis de protagonismo.

La historia no ofrece nada del otro mundo, pero ni mucho menos pretende ser lo que haga que uno se compre el juego. No entraremos en el terreno de los spoilers, pero no podemos evitar señalar la decisión de Capcom de no darle un final completamente cerrado a la trama. Este llegará más tarde en forma de actualización gratuita.

Monster Hunter Rise EMBARGO

Y sobre este asunto, la desarrolladora ya ha anunciado que habrá varias actualizaciones con contenido gratuito. Se espera una al mes y el primer monstruo que se suma al título ya se ha revelado (Chameleos).

Pese a que puede resultar un tanto precipitado, Rise parece destinado a seguir el camino que ha tomado World, es decir, un sistema de parches y actualizaciones que continúen añadiendo contenido con el paso de los meses. ¿Veremos una expansión como Iceborne en el futuro con un posible Rango G?

Monster Hunter Rise EMBARGO

Hasta que puedan trazar los derroteros que tomará esta entrega (recordamos también su salida en PC en 2022, el mismo camino que siguió World), seguiremos explorando el modo multijugador, una de las razones de ser de cada una de las entregas de la saga y que en Rise vuelve a presentarse como un pilar base.

La caza en compañía es mucho más divertida y jugar con amigos siempre es un placer. Hasta cuatro cazadores podrán emprender batidas que elevarán su dificultad al instante dependiendo del número de jugadores que se encuentre en partida. Se requiere de suscripción a Nintendo Switch Online.

Monster Hunter Rise EMBARGO

Otro aspecto que en nuestra opinión hace que la saga regrese a una senda correcta es la separación entre misiones de aldea y misiones de sala (online y offline). Ambas se complementan muy bien, tanto en la propia narrativa de la trama, como en la posibilidad de subir ambos niveles de misiones a la par de nuestro desarrollo como cazadores.

¿Cómo se ven las cacerías en Nintendo Switch?

Concluyendo ya esta valoración de Monster Hunter Rise, nos toca mencionar el apartado técnico del que hace gala lo nuevo de Capcom en Nintendo Switch. El motor RE Engine de Capcom (remakes de Resident Evil o Devil May Cry 5) hace que el juego se muestre realmente bien en la consola híbrida y saca a relucir su potencial tanto en el dock como en modo portátil. Recordamos que Switch ya contaba con Monster Hunter Generations Ultimate en su catálogo, pero era más bien un port de su versión de Nintendo 3DS y resultaba muy pobre, gráficamente hablando.

Monster Hunter Rise EMBARGO

Rise es la entrega que hace justicia a Switch y es un digno sucesor de World, después del gran realismo que esta entrega nos permitió experimentar. El aspecto gráfico regresa a esa esencia más propia de títulos de PSP ostentando una mejoría clara en iluminación, personajes, monstruos y efectos.

La resolución en TV es mayor que en portátil, donde sí que se pueden apreciar mejor algunos dientes de sierra y texturas menos definidas. En lo que respecta al framerate, apenas hemos experimentado bajones ni problemas de rendimiento destacables en ninguno de los modos de juego.

Monster Hunter Rise EMBARGO

El control es sencillo de entender, pero también requerirá práctica. Hay una inmensa cantidad de combos que, en este caso, serán más complicados de ejecutar para los primerizos. Recomendamos ir a la sala de entrenamiento, que también mejora enormemente en este título. Capcom ha logrado adaptar el HUB y la información en pantalla para que sea clara, pese a los muchos elementos que la pueblan. Mención al modo foto y Bubo, un simpático búho con habilidades muy útiles para esta función. Los fans de la fotografía virtual disfrutarán realizando composiciones.

Monster Hunter Rise EMBARGO

La banda sonora goza de esa identidad clásica que siempre ha acompañado a la saga, con diversos temas que encajan a la perfección tanto en momentos épicos como en lugares más calmados. Muchos monstruos cuentan con sus habituales temas que les definen. El juego viene doblado al inglés, japonés e idioma de Monster Hunter, pero consta de una buena localización en sus textos en castellano.

¡Misión completada!

Monster Hunter Rise para Nintendo Switch se posiciona como uno de los mejores juegos del año, no solo para la consola de Nintendo, sino en general. Capcom ha sabido dar el siguiente paso en su veterana saga y haciendo gala de un nombre muy apropiado, ha conseguido que Monster Hunter ascienda hasta el siguiente nivel.

Monster Hunter Rise EMBARGO

Poco o nada malo se puede comentar sobre esta nueva entrega. La accesibilidad se mantiene, pero se vira ligeramente hacia la esencia más pura de la saga. El cordóptero y los canyne cambian el concepto de navegación y la promesa de contenido gratuito y un lanzamiento en PC nos asegura que se trata de un juego por el que Capcom va a apostar de cara al futuro próximo. Nada más podemos añadir, así que ahora toca disfrutarlo. Entonar vuestras cornamusas, afilar las hachas-espadas, tensar los arcos y que los cuernos de caza resuenen… ¡La cacería ha comenzado!

Valoración

Monster Hunter Rise es un paso adelante. A falta de algo más de contenido en cuanto a monstruos (la promesa de más añadidos nos permite ser optimistas), todas sus novedades hacen que su jugabilidad sea la más disfrutable hasta el momento. Solo o acompañado, veterano o novato, Rise convence en todas su facetas.

Hobby

95

Excelente

Lo mejor

El cordóptero, desplazamiento y combate vertical. El Frenesí y montar monstruos. La saga evoluciona gráficamente en Switch. Estética japonesa.

Lo peor

 La sensación de ecosistema se pierde respecto a World. La cámara puede marear en algunos momentos. Algunas opciones de accesibilidad.

Y además