NBA Live 19
Análisis

Análisis de NBA Live 19, el simulador de EA para PS4 y Xbox One

Por Martín Amechazurra Falagán

Versión comentada: Xbox One

Como si de los Philadelphia 76ers se tratase, en EA Sports no desisten con la saga NBA Live. Saben que el proceso es largo, arduo, que no se puede crear un equipo de campeonato de la noche a la mañana, aunque siempre hay que tratar de ir a más con cada temporada. Y este es el caso con NBA Live 19, una entrega que logra mejorar algunos aspectos de su predecesor y de ampliar su propuesta, pero... ¿Será eso suficiente para competir por el título?

EA Sports tiene un largo historial de dominio con los juegos de deportes. Ya sea en el mundo del fútbol como en el del hockey, o en el del fútbol americano, los juegos deportivos de Electronic Arts logran acaparar toda la atención dentro de su disciplina... salvo en el baloncesto. El auge de la saga de 2K hizo que, con los años, la marca NBA Live quedara relegada a un puesto de banquillo con medio pie fuera de la pista.

En estos casos uno puede optar por retirarse, o también puede tratar de recomponerse y confrontar la situación. En EA Sports optaron por lo segundo y, tras un año de descanso en 2016, volvieron a la carga con NBA Live 18 - aquí tenéis su análisis -, una entrega que, si bien seguía lejos de la competencia, demostraba las ganas de luchar de la compañía. Y no es casualidad que, un año después, elijan a Joel Embiid como la cara de su franquicia.

NBA Live 19

Como ocurre con el pívot de los Sixers, NBA Live 19 representa el proceso de regeneración de una franquicia histórica que busca recuperar su puesto en la liga. El proceso es largo y arduo, sin que haya un camino fácil que te lleve hasta la cima, pero la pregunta que todos nos hacemos es... ¿Podrán competir este año por el título?

Licencia para tirar

Nada más pisar la cancha, y empezar a botar el balón, se aprecia la mejora en el manejo de NBA Live 19. Como ya hicieron con Madden NFL 19, en EA Tiburon han incorporado el sistema Real Player Motion a las animaciones del juego, algo que les da mayor variedad y las hace más vistosas. Esto se traduce de primeras en un control más fluido cuando llevamos el balón. Con el stick derecho podemos realizar amagos, cambios de mano y diversos movimientos de dribbling de manera fluida, pudiendo encadenar uno de tras de otro como si fuéramos el mismísimo Iverson.

NBA Live 19

Si los combinamos con un buen cambio de ritmo, o un quiebro repentino, podemos mandar a paseo los tobillos de nuestro defensor para anotar a placer. Los uno contra uno son sin duda uno de los apartados más satisfactorios de esta entrega, con una sensación de control real al driblar con el balón donde prima nuestra capacidad para engañar al rival y superarle.

Amplía la capacidad de tu consola con los mejores discos duros externos

También se han introducido algunos movimientos de dribbling nuevos y muy vistosos para lucirnos con los mejores "dribladores" del juego, que nos permiten tirar túneles a los rivales o engañarles por su espalda, aunque también tienen su aquel para llevarlos a cabo. Por supuesto, los jugadores menos hábiles son más propensos a perder el balón cuando tratan de combinar varios movimientos seguidos, en especial si se enfrentan a un buen defensor.

NBA Live 19

En esta línea, también se ha trabajado en el lado defensivo de los uno contra uno. Podemos dejar más espacio al rival para evitar que nos supere, o podemos cerrarle el paso para buscar el contacto y tratar de provocar una pérdida, aunque esto nos deja más expuestos a un quiebro repentino con el que nos quedemos sentados mientras el rival nos supera. Se trata de un sistema bastante fluido tanto en ataque como en defensa, aunque las colisiones se provocan con demasiada facilidad, pero por desgracia esto no ocurre con el resto de apartados de la jugabilidad.

NBA Live 19

Los rebotes y los tapones, las penetraciones a canasta, e incluso los pases se sienten muy rígidos y automatizados. No en cuanto a las animaciones en sí, que son una delicia, sino a su forma de operar. Muchas veces el resultado de un rebote parece estar predeterminado antes de que puedas actuar sobre él, o ves cómo tu jugador elige de manera automática una penetración u otra al pulsar el botón de tiro, en función de lo que ya sabe de antemano que van a hacer los defensores rivales.

Esto hace que se trate de una experiencia más simple en cuanto al juego, que ofrece un abanico de opciones limitado tanto en defensa como al atacar el aro o moverse en el poste. Tampoco brilla especialmente la IA que, salvo por el jugador individual que te defiende, peca de pasividad en las jugadas, o a la hora de disputar los rebotes y los balones sueltos. Aún así, esto no evita que los partidos sean bastante entretenidos de jugar.

NBA Live 19

Los mates y las bandejas son de lo más espectaculares, el manejo del balón funciona con precisión, y los pinchos de merluza vuelan en una zona y en la otra. Como en el NBA Live 18, las penetraciones a canasta siguen siendo extremadamente eficaces, aunque ahora hay que currárselo un poco más para engañar al defensor. En términos generales, se trata de una jugabilidad con un carácter "arcade", que no busca tanto el realismo como ofrecer una experiencia ágil y divertida, que además sea accesible.

A lo Juan Palomo

El máximo exponente de esta jugabilidad son los partidos callejeros, que se mantienen desde la anterior entrega como una parte integral del modo "The One", el modo carrera de NBA Live. En ellos competiremos contra las mayores estrellas de la NBA y la WNBA en todo tipo de canchas a lo largo y ancho del planeta, con ubicaciones que abarcan desde Chicago o Nueva York hasta Río de Janeiro y París.

NBA Live 19

Como novedad, en NBA Live 19 nos permiten crear a un equipo de estrellas para que nos acompañen en estos partidos callejeros. Según progresamos, vamos reclutando a jugadores actuales como Anthony Davis o Andrew Wiggins, e incluso leyendas como Allen Iverson, para que se unan a nuestro equipo, y así dominar las calles tanto en los modos offline como en línea, donde además podemos crear nuestras propias canchas personalizadas y conquistar las de otros jugadores en las nuevas Court Battles, para así ganar recompensas cosméticas y animaciones nuevas.

¿Buscas una pantalla barata para jugar en tu cuarto? Aquí tienes los monitores mejor valorados

Otra de las novedades es la posibilidad de crear a una jugadora femenina como nuestro personaje en el modo The One. Con ella podremos competir de manera indistinta en cualquiera de los modos de juego que ofrece The One excepto en el modo The League, el cual se centra en la NBA. Ya sea en estos como en los partidos callejeros de The Streets, el juego nos ofrece un atisbo de narrativa a través de distintas conversaciones de WhatsApp con los periodistas o los entrenadores y jugadores de la liga, algo que se mantiene desde la anterior entrega, y que nos permiten obtener unas recompensas u otras en base a las respuestas que demos.

NBA Live 19

Lo que sí ha cambiado es el modo de progresión, el cual se centra ahora en torno a distintos arquetipos de personaje y sus habilidades icono. Al crear a nuestro jugador, elegiremos una posición y un arquetipo ("alero anotador", "tirador exterior", "protector del aro"...) que determinará nuestras cualidades principales. Luego elegiremos una habilidad Icono, representada por antiguas leyendas del deporte, la cual definirá las habilidades que podemos desarrollar según progresemos. Este Icono se puede cambiar al alcanzar cierto nivel, y cada uno ofrece distintas bonificaciones para complementar y definir nuestro estilo de juego.

NBA Live 19

Más allá del modo The One, en NBA Live 19 contamos nuevamente con un Modo Franquicia para controlar a un equipo de la NBA y llevarlo hasta lo más alto. También disponemos de partidos rápidos con equipos de la NBA o de la WNBA, así como el típico modo Ultimate Team presente en todos los juegos de EA Sports, en el que trataremos de crear un equipo de estrellas a base de cartas mientras competimos con otros jugadores de todo el mundo.

NBA Live 19

Trust The Process

Antes de terminar, hay que destacar la labor realizada con la presentación del juego tanto dentro de las canchas como fuera de ellas. Sobre el parqué, se ha trabajado bastante en la iluminación y la atmósfera de los partidos, e incluso en la manera en la que interactuamos con el entorno, pudiendo alentar al público y a nuestros compañeros, o provocar a los rivales, cuando hacemos una jugada importante. Y en los partidos callejeros podemos sentir la emoción del público tras una gran canasta con distintos cortes de cámara enfocados como si de una grabación con el móvil se tratase.

NBA Live 19

También se ha trabajado en el parecido de los jugadores con sus homólogos reales, donde se aprecia cierta mejoría tanto en las grandes estrellas como en el resto de jugadores. Fuera de los terrenos de juego, el modo The One cuenta con un sistema de noticias en vídeo en el que distintos programas y reporteros hablan de nuestros logros durante los partidos y su reacción a ellos. Además, dichas noticias van acompañadas por las propias repeticiones del último partido disputado, algo que le da un toque más personal a la presentación de este modo y que, todo sea dicho, es un detalle que gusta bastante.

NBA Live 19

Más allá de esto, NBA Live 19 supone un paso adelante con respecto al juego del año pasado, aunque todavía le queda trabajo por delante para competir de tú a tú con sus rivales. Las mejoras en las animaciones y los uno contra uno son bastante agradecidas, pero se ven lastradas por la IA y una jugabilidad demasiado simple. Y el modo The One, si bien es un tanto entretenido, acaba cansando con el tiempo. En su segunda temporada tras las lesiones, Joel Embiid logró llegar a los Playoffs. Veremos si NBA Live lo consigue en la próxima temporada.

Valoración

NBA Live 19 supone un paso en la dirección correcta para la saga de EA Sports, con una propuesta simple y divertida, más pulida que la de su predecesor, pero a la que todavía le falta un último empujón para destacar.

Hobby

77

Bueno

Lo mejor

Las mejoras en las animaciones y los uno contra uno. La iluminación de los estadios y el ambiente en los partidos callejeros.

Lo peor

Una jugabilidad un tanto simple y falta de profundidad. El comportamiento de la IA tanto en ataque como en defensa.