Nightmare Boy
Análisis

Análisis de Nightmare Boy en PS4, Xbox One, PC y Nintendo Switch

Por Redacción Hobby Consolas

Versión comentada: Nintendo Switch

Nightmare Boy es un juego de plataformas 2D, desarrollado por The Vanir Project, que nos traslada a un mundo de pesadilla. Un viaje en que nos vamos a reencontrar con muchos elementos de los juegos de desarrollo horizontal de principios de los años noventa.

Nightmare Boy es un título difícil de etiquetar. Se trata de un juego "indie", desarrollado por el estudio español The Vanir Project (que por cierto, tan sólo está compuesto por dos personas: Mr. Garcai y Victor Ávila) y que tiene elementos de exploración y plataformas en un entorno bastante abierto. Un sencillo Metroidvania -uno de esos juegos en que los poderes que conseguimos nos permiten retroceder a niveles anteriores y descubrir nuevas zonas- con una ambientación oscura. 

También es un juego de plataformas en 2D, realizado con un gusto exquisito, animaciones a mano y un montón de elementos sacados de juegos clásicos de los años 90. De hecho, Nightmare Boy nos permite activar un filtro CRT que imita a los monitores de tubo, para que lo disfrutemos con un aire nostálgico. Pero sobre todo, es un juego entretenido, cargado de buenas ideas, y que nos hace pensar en un futuro muy prometedor para este equipo. Casi se nos olvida; Nightmare Boy ya está disponible en PC, PS4, Xbox One y Nintendo Switch (la versión que hemos analizado). 

Una historia de pesadilla

Pero antes de sumergirnos en este mal sueño, ¿de qué va Nightmare Boy? Se trata de acompañar a Billy, un niño que ha quedado atrapado en el mundo de las pesadillas. Para volver a la realidad, Billy (al que en el mundo oscuro confunden con alguien llamado Rolok) tendrá que rescatar a otros chavales en su misma situación y enfrentarse a un mago malvado que responde al nombre de Baldr.

Nightmare Boy

El sistema es sencillo: recorrer unos escenarios oníricos (con diseños que nos han recordado a obras de Tim Burton como Pesadilla antes de Navidad o Frankenweenie, pero también a algunos episodios de la serie animada Hora de aventuras) saltando y golpeando enemigos, a lo largo de alrededor de cuatro horas que se nos pasan volando. 

Cada niño que Billy rescata nos otorga un poder adicional (como el doble y triple salto o ataques mágicos) con que llegar a nuevas zonas de Noctum y derrotar a los jefes finales, que son uno de los puntos fuertes del desarrollo (y que, por cierto, también son una buena muestra de su diseño original y truculento). Y aunque Nightmare Boy no sea demasiado largo, sí que ofrece diferentes finales y coleccionables como para repetir. 

Nightmare Boy captura 1
Tanto el héroe del juego como sus enemigos han sido animados de manera tradicional.

Diversión en pequeñas dosis

Los escenarios están cargados de "personalidad", son coloridos (pero también oscuros) y recuperan el espíritu de los juegos de 16 bits, y además la banda sonora  encaja a la perfección con este mundo sacado de nuestros peores sueños infantiles. Hay que tener en cuenta que el juego sólo se encuentra disponible en formato digital, y cuesta menos de diez euros, así que merece la pena probarlo.   

Los mejores juegos españoles para consolas Nintendo

Además, en el modo portátil de la consola de Nintendo, el estilo pixel art luce de maravilla: intenso, fluido... parece que fue diseñado para jugar así. Por lo demás, Switch no ofrece diferencias respecto a las versiones de PS4, Xbox One o Steam. 

Lo único que le podemos reprochar es que el sistema de guardado huye de los puntos de control, y nos obliga a pagar a la Muerte con gemas (cada vez que guardamos la partida, aumenta el precio). Y puede que el resultado de este sistema nos haya obligado a repetir alguna zona más de lo que nos gustaría. 

Nightmare Boy
Nightmare Boy es una aventura de acción y plataformas en 2D al más puro estilo de los metroidvania clásicos.

Aquí os dejamos nuestro reportaje con juegos para Nintendo Switch por menos de 5 euros, por si buscáis otros desarrollos independientes, que pueden ser cortos pero entretenidos. 

Valoración

Un buen juego de plataformas, que se apoya en un diseño abierto, animaciones de estilo tradicional y escenarios coloridos, y que cuenta con guiños a juegos clásicos de los años noventa. Es un juego corto, pero cuesta menos de 10 euros.

Hobby

80

Obra maestra

Lo mejor

Guiños a los juegos de los años 90. El apartado artístico, visual y sonoro, y en particular las animaciones.

Lo peor

El sistema de guardado es algo engorroso. No es demasiado largo.

Y además