Ir al contenido principal
Resident Evil switch
Análisis

Análisis de Resident Evil para Nintendo Switch

Versión comentada: Nintendo Switch

Nunca se vive suficientes veces nuestro primer encontronazo con el zombi de la mansión Spencer... ¿O quizás sí? Vamos con el análisis del remake de Resident Evil que acaba de llegar para Switch.

Hay compañías especialistas en sacar partido a sus juegos y luego está Capcom. Sin duda, uno de sus mejores ejemplos puede ser este Resident Evil, que supone un port respecto a la versión HD Remaster que vimos en PS4 y One, las cuales, a su vez, eran una versión mejorada del Resident Evil que llegó en GameCube, el cual por su parte era un remake del juego de PlayStation y Saturn... Vamos, que, de una forma u otra, seguramente habréis vivido la aventura de Chris Redfield y Jill Valentine en el pasado. Así pues, ¿qué hace interesante este Resident Evil para Switch? Para ponernos un poco en contexto, os explicamos que este juego ha llegado junto a Resident Evil Zero y Resident Evil 4 para Switch ahora mismo, pero cada uno lo ha hecho por separado y solo de forma digital en España.

Conoce mejor la historia de Resident Evil con este libro

Por si acaso os pilla de nuevas, la historia de este primer Resident Evil nos coloca en la tétrica mansión Spencer, cuando unos miembros del equipo de élite STARS busca a unos compañeros que desaparecieron en las inmediaciones de Raccoon City en extrañas circunstancias. Nosotros podemos optar por jugar la historia de Chris Redfield o de Jill Valentine al comenzar la partida. Jill tiene más huecos en su inventario y una ganzúa, mientras que Chris es más versátil en combate... Bueno, y tiene un mechero. Si estáis acostumbrados a los Resident Evil más recientes, os chocará ver lo mucho que descansa esta entrega en la resolución de puzzles y en la exploración del entorno para encontrar el camino correcto. Sí, también hay algo de acción, pero el ritmo es bastante más pausado.

Precisamente por esto, este Resident Evil 1 también dedica su tiempo a cultivar su atmósfera, gracias a los gemidos de los zombis, los rayos colándose por las ventanas... Y claro, los ángulos de cámara, que son fijos. Eso, en su momento, servía para utilizar unos fondos pre-renderizados mucho más detallados de lo que podría permitir el motor gráfico y, aunque una consola como Switch podría presentar algo muy similar en tiempo real, hay que reconocer que la estética conseguida en este survival horror sigue funcionando estupendamente.

Lo que no aguanta tan bien el paso del tiempo es el sistema de control. Precisamente por esos ángulos fijos de cámara (al más puro estilo del clásico previo, Alone in the Dark), cada vez que el plano cambia lo hace también el control, de tal forma que a veces nos encontramos yendo para delante y detrás como si estuviéramos "chalaos". A todo se acostumbra uno, claro, pero no cabe duda de que el sistema parece bastante anacrónico hoy en día.

Resident Evil para Switch

Eso sí, al igual que en la versión de Resident Evil HD Remaster de PS4 y One, es posible elegir entre un sistema de control más moderno (los personajes giran solos y se mueven más rápido) o el clásico, como en el juego original. Este último, también conocido como "control tipo tanque", nos obliga a rotar al personaje sobre sí mismo antes de poder ir en una nueva dirección. Un verdadero tostón, vamos, pero puede ayudar a que los más nostálgicos rememoréis cómo se jugaba en los títulos originales.

Otro aspecto que se ve bastante anticuado hoy en día es el apuntado: con L sacamos el arma y con R disparamos, pero precisamente por el sistema de cámaras se hace muy difícil encañonar justo a los zombis que vienen a por nosotros.

El apartado gráfico, como decíamos, se ve bastante bien incluso para los estándares de hoy en día (¡hay que ver, lo mucho que se adelantaron los gráficos originales a su tiempo!) y es posible elegir si jugamos en modo panorámico o en proporción de 4/3, como en el original. Las voces se mantienen en inglés, pero con subtítulos y menús en castellano.

Resident Evil para Switch

Vamos, que en definitiva todo está igual en Switch a como lo vimos en esa versión de Resident Evil para PS4 y One. A diferencia del Resident Evil 4 para Switch que comentábamos hace poco, aquí no se nota la ausencia de un control por movimiento, por la propia dinámica del juego, pero es cierto que los años se notan más en este juego, incluso más que en ese Resident Evil Zero que también llega ahora a la consola de Nintendo.

Resident Evil para Switch

En definitiva, nuestro lado nostálgico siempre agradece volver a ver a ese primer zombi girando la cabeza hacia nosotros, pero más allá de eso, a muchos de vosotros quizá no os merezca la pena "apoquinar" los 29,99 euros que cuesta. Un precio absolutamente disparatado para un juego así de antiguo, en nuestra opinión (¡10 euros más de lo que costaba en PS4 y One!) y para un port al que probablemente ha dedicado Capcom menos tiempos que nosotros en escribir este texto, pero, por otra parte, a Albert Wesker no se le dice que no...

Valoración

La adaptación no aporta nada nuevo respecto a lo que vimos en PS4 y Xbox One, pero sigue siendo un juego con una atmósfera e historia interesantes.

Hobby

73

Bueno

Lo mejor

El apartado gráfico aguanta muy bien el tipo. La ambientación sigue dando miedo.

Lo peor

El control no es tan preciso como nos gustaría, incluso con el sistema nuevo. El sistema de cámaras confunde. Precio demasiado alto.

Y además