Ir al contenido principal
Review Shovel Knight King of Cards
Análisis

Análisis Shovel Knight: King of Cards para Nintendo Switch, PS4, Xbox One y PC

Versión comentada: Nintendo Switch

En el análisis de King of Cards, la tercera expansión de Shovel Knight, repasamos todas las novedades que ofrece y en qué se diferencia de las anteriores, así como si merece o no la pena comprarla si no tienes la edición Treasure Trove, que incluye todo el contenido lanzado hasta la fecha...

Lo que comenzó siendo la opera prima de un pequeño estudio indie, Yacht Club, con una modesta campaña en Kickstarter, se ha convertido por derecho propio en uno de los juegos indie más importantes de los últimos años. Shovel Knight era una carta de amor a los plataformas y juegos de acción de la era de los 8 bits, algo que sigue patente en King of Cards, la tercera expansión de Shovel Knight.

Porque, una vez más, estética, gráficos y sonido remiten a esa época, y a clásicos como Mega Man. No vamos a retroceder y entrar en detalle de dónde viene Shovel Knight y qué ofrece, ya que podéis leer nuestro análsis de Shovel Knight Treasure Trove y descubrirlo si aún no lo habéis hecho. En este análisis de Shovel Knight: King of Cards para Nintendo Switch, PS4, Xbox One y PC, nos vamos a centrar única y exclusivamente en lo que ofrece esta tercera campaña.

Esta microSD de 128GB es la más barata de Amazon y es perfecta para tu Switch

Al igual que Plague of Shadows y Specter of Torment, esta nueva expansión trae bajo el brazo un nuevo protagonista, el llamado King of Cards, un caballero que se viste y se comporta como un rey... pero que no lo es, aunque aspira a conseguir su propio reino participando y ganando un campeonato de Joustus, el juego de cartas que arrasa en el universo de Shovel Knight.

Precisamente esa, es una de las novedades clave de Shovel Knight: King of Cards, el Joustus, un completo juego de cartas con dos patas: por un lado el propio juego de cartas en sí, que cuenta con sus propias normas y que, a grandes rasgos, consiste en ocupar las casillas de un tablero y, al terminar la partida, que nuestras cartas acaben en las casillas que contienen gemas (o, en su defecto, conseguir el mayor número de gemas).

King of Cards review

Como el Triple Triad de Final Fantasy VIII, las cartas cuentan con una ilustración y una característica clave, que es la que marca el desarrollo de la partida: todas tienen al menos una flecha que indican hacia dónde "empujan", lo que nos permitirá mover las cartas de los rivales en la pugna por las gemas. Hay pequeños vericuetos, que dos flechas enfrentadas no se desplazan, aunque hay vericuetos como colocar una carta entre medias, que sí permite el desplazamiento... pero, a grandes rasgos, es un juego que requiere unos mínimos de táctica y estrategia.

Los mejores y peores ports de Nintendo Switch en 2019

Vencer una partida nos proporciona el derecho de obtener, al menos, una carta del oponente, lo que nos permite ir engordando nuestro mazo... aunque si perdemos, el rival consigue el mismo derecho. Por suerte, un personaje nos vende "trucos" que nos permiten asegurar victorias o, al menos ponernos todo más a nuestro favor.

King of Cards review

El Joustus no es la única novedad de King of Cards, y de hecho, es una actividad que discurre de manera paralela, sin forzar al jugador a meterse de lleno en sus posibilidades o dedicar mucho tiempo a ello si no le gustan los juegos de cartas o directamente, se le dan mal. La otra novedad es el protagonista, el Caballero Rey, que cambia sensiblemente la forma de jugar.

Este personaje inicialmente no dispone ni de una pala, ni de una guadaña, ni de escudo ni nada que pueda usar como arma. Su único recurso es una embestida, que al contactar con un enemigo o pared lisa, le permitirá comenzar un movimiento giratorio, que a su vez causa daño a los enemigos sobre los que cae, o le permite seguir saltando sobre otros objetos...

King of Cards review

Esto, de primeras, se convierte en un puzle en sí mismo, ya que si has jugado al juego base o cualquiera de sus expansiones, tendrás que "reacostumbrarte" a la forma en que progresas por los niveles, calcular cuando embestir y en qué apoyarte para llegar a la zona de la pantalla que quieres alcanzar.

Unos niveles que, todo sea dicho, se organizan en torno a pequeños "mapamundi" de distintas áreas, al estilo de los Mario clásicos, y que conservan los puntos de control (que podemos destruir si queremos un reto mayor), y que son algo más cortos que en anteriores expansiones, quizá para adecuarse a este nuevo planteamiento y reto a la hora de movernos. A pesar de este cambio, el desarrollo sigue siendo más o menos similar, con el mismo estilo gráfico, música, combates contra jefes, rapiña de joyas y cofres... etc. 

King of Cards review

Y ahí es donde llegamos al quid de la cuestión: en nuestra opinión, King of Cards deja unas sensaciones contradictorias. Por un lado, es el contenido más "diferente" de todos los lanzados hasta la fecha, quizá por las cartas y la forma de progresar por los niveles, y eso, quizá puede hacerlo menos divertido para algunos usuarios que buscan un "más de lo mismo en toda regla". Pero si te atraen las cartas, tiene muchas papeletas de encandilarte.

Por otra parte, que resulte la expansión menos divertida también puede deberse a cierto síntoma de agotamiento de la fórmula. Aunque Yacht Club mantiene los mismos estándares de calidad (el pixel art, insistimos, sigue siendo bellísimo), al final, queda la sensación de que llevamos jugando a lo mismo, con ciertas variaciones, desde 2014, año en que se lanzó el juego base.

King of Cards review

Esa sensación, no obstante, se suaviza sensiblemente si tienes la edición Treasure Trove, que te da acceso automáticamente a esta expansión, así como al nuevo modo Shovel Knight Shodown de combates al estilo Super Smash Bros. Ultimate, todos contra todos (hasta 4 jugadores), que gira en torno a recoger joyas o derrotar a una serie de enemigos, y que además cuenta con un modo historia en el que debemos superar distintos niveles.

Si no tienes la edición Treasure Trove, la expansión cuesta 8,99 euros, y se puede adquirir y jugar sin necesidad de tener el juego base, como una aventura independiente. Un precio realmente ridículo para las 10-13 horas de duración que puede dejar, más incluso si vas a por todas las cartas, completar todos los desafíos que incluye, etc.

King of Cards review

Así pues, Shovel Knight: King of Cards, es la expansión más "polarizante" de todas las que se han lanzado hasta la fecha. Si te gustan los juegos de cartas con tintes de estrategia y la parte coleccionista (para conseguir el mayor número de cartas), las novedades te convencerán y te atraparán fácilmente.

Los mejores juegos de Nintendo Switch

Si no es el caso, puedes pasar de puntillas por ellas, y disfrutar de la parte plataformera y de acción, que aunque con cambios, quizá empieza a sentirse algo anquilosada y puede no resultar tan divertida como las anteriores expansiones. En cualquier caso, no es un mal añadido, gracias a sus cuidados valores de producción (aunque la traducción de los textos puede mejorar algo) y en especial, a su pixel art.

Valoración

King of Cards es, sin duda, la expansión más arriesgada de todas las lanzadas hasta el momento. Cuenta con importantes novedades, como un completo juego de cartas o un protagonista cuyas habilidades obligan a readaptarse a las mecánicas del juego, pero que no consiguen asombrar al mismo nivel de lo que ha ofrecido Shovel Knight hasta el momento.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Buena duración. Habilidades y cambios que obligan a readaptarse. La introducción de un completo juego de cartas. El protagonista y su humor...

Lo peor

Que no te atraigan lo más mínimo los juegos de cartas. Es, quizá, la expansión que deja sensaciones más encontradas.

Y además