Starlink
Análisis

Análisis de Starlink Battle For Atlas para Switch, PS4 y Xbox One

Por David Martinez

Versión comentada: Nintendo Switch

El análisis de Starlink Battle For Atlas se desarrolla entre el espacio, donde combaten estas naves, y el escritorio, donde hemos colocado nuestra flota a escala. Porque estamos ante la última entrega en el terreno de los toys to life que aúnan videojuegos y juguetes.

Starlink Battle for Atlas es la apuesta de Ubisoft en el terreno de los "toys to life" (juguetes que tienen interacción con videojuegos, como hemos visto en Disney Infinity, Skylanders y en menor medida los Amiibo de Nintendo). En este caso, la propuesta es un poco diferente, en lugar de tratarse de personajes, Starlink nos ofrece un catálogo de naves, pilotos y armas de plástico para formar nuestra propia flota estelar. 

Battle for Atlas tiene todos los elementos de una "space opera" bien administrados. Un grupo de aguerridos pilotos (humanos y de diferentes razas alienígenas) que forman una alianza para enfrentarse a un imperio malvado, bautizado como la Legión Olvidada. Exploración en planetas extraterrestres, combates espaciales y un puñado de facciones que recorren el sistema explotando diferentes recursos. 

starlink

De hecho, la exploración es la parte principal de la campaña, ya que nuestro objetivo no sólo es rescatar al fundador de la iniciativa Starlink y derrotar a Grax, el líder de la Legión, sino que debemos tomar el control en todos los planetas, construyendo bases, destruyendo a los titanes y explotando sus recursos minerales. 

Además de la historia principal, la de los tripulantes de la Equinox y la investigación de St. Grant, la versión de Switch tiene su propia historia vinculada con Starfox y que enfrenta al escuadrón de veteranos pilotos de Corneria contra Wolf O´Donell, y la verdad es que no es sólo un extra, sino que hace justicia a los personajes de Nintendo

starlink 7

Comenzamos a jugar... antes de encender la consola

El starter pack de Starlink Battle For Atlas incluye un adaptador para el mando, el piloto Mason Rana, la nave Pulse y tres armas: ametralladora Shredder, lanzallamas y cohetes Frost Barrage, salvo en la versión de Nintendo Switch en que la nave principal es el Arwing de Starfox y también incluye a Fox McCloud como piloto (algo que le da un atractivo extra a esta versión) en lugar de la ametralladora.

El sistema de montaje es muy sencillo; primero colocamos el adaptador, que es una pieza de plástico con entradas similares a un puerto USB. Y después construimos nuestra nave por orden: primero el piloto, encima el caza de combate y en sus alas, nuestras dos armas favoritas. Cuando la nave esté conectada, algunas piezas se iluminan. En general tienen un diseño bastante detallado, lo que le da un valor adicional a la colección.

Análisis de Skylanders Imaginators

La construcción de las naves y pilotos alterna piezas de plástico rígido (todas tienen una carlinga transparente que permite ver al piloto en el interior) con otras más blandas, que les dan bastante resistencia. Hay que tener en cuenta que Starlink es un producto pensado para mayores de 7 años, y que las nave seguro que acaban utilizándose en juegos sin estar conectadas a la consola. Pero eso ya depende de cada uno.

En nuestra Switch, PS4 o Xbox One, el uso que damos a los "juguetes" es similar a lo que hemos visto en anteriores "toys to life". Cuando colocamos la nave en el adaptador aparece automáticamente en pantalla, y podemos cambiarla por otras cuando necesitemos características diferentes. Esto resulta especialmente útil con el armamento. Hay que reconocer que también nos da una ventaja en el juego, ya que si nuestro caza es derribado, tenemos la opción de continuar con otro (pero si no tenemos más naves, nos toca reiniciar). 

starlink 9

Análisis de Disney Infinity 3.0

Si ya estáis valorando coleccionar todos los elementos de Starlink Battle For Atlas cada nave se vende en un pack con un piloto -de unos 3 cm- y un arma por un precio de 29,95 euros, los pilotos sueltos cuestan algo menos de 8 euros y los packs con dos armas cuestan menos de 12 euros. Por ahora la flota cuenta con 6 naves diferentes, incluyendo el Arwing. 

starlink 5

Combatir y explorar

No se debe cometer el error de asumir que Starlink es sólo un gimmick. Sí, es cierto que lo más llamativo resulta tener en las manos una nave física mientras jugamos, pero pronto nos olvidamos, porque como juego de naves está muy bien diseñado. Por una parte, el control por defecto es muy sencillo (tanto en superficie como en el espacio nuestro caza se mueve en "horizontal" sin rotaciones). Con el stick izquierdo controlamos la velocidad y con el derecho, la dirección, mientras que usamos los botones LZ y RZ para disparar.

El combate espacial sigue las reglas del "dogfight", en que la clave es colocarse a la cola de los enemigos e ir derribándolos, pero añade escudos, acrobacias, diferentes velocidades de recarga. Y la variedad de armas, que se ajustan a las vulnerabilidades de distintos enemigos, añade un toque estratégico. Pero las posibilidades de las naves van mucho más allá; poseen un rayo tractor para recoger objetos, reparar estructuras dañadas o escanear formas de vida. 

starlink 2

Esto significa que podemos posarnos en un planeta y pasar allí todo el tiempo que queramos hasta que esté al 100% bajo el control de la alianza. Las misiones son variadas y tienen una curva de dificultad muy bien ajustada (cuando os penséis que no hay un piloto más habilidoso, seguro que el acorazado de la Legión o los titanes de mayor nivel os hacen cambiar de idea)  

Los mejores simuladores espaciales para PS4, Xbox One y PC

Cuanto más progresemos en estas misiones, mayor será nuestro nivel (podemos mejorar cada nave por separado, cada arma y cada piloto, además de añadir funciones adicionales a la Equinox). Y de paso conseguiremos modificadores -desde comunes a legendarios- que son los que de verdad nos otorgan una ventaja en el combate.

starlink 3

Si bien queda claro que Battle for Atlas es un juego profundo, desafiante y entretenido, que nadie se espere un Star Citizen o Elite Dangerous. Todas estas posibilidades se despliegan ante el jugador con sencillez, y algunos elementos, como la temperatura, no tienen apenas efectos sobre el juego aunque se nos indiquen.

El universo a tus pies

El diseño de los planetas recuerda bastante a lo que vimos en No Man´s Sky, tanto por la paleta de colores que utiliza como por el estilo de las estructuras alienígenas y la orografía del terreno. La vida extraterrestre también está formada por gigantescas mutaciones que nos recuerdan a dinosaurios y la variedad de estos mundos hace que merezca la pena explorar cada ecosistema. 

En cuanto al diseño de la flota, sólo echamos en falta la posibilidad de pilotar desde una perspectiva interior, desde la que se vean los cuadros de mandos e indicadores de cada nave. 

El apartado sonoro también tiene es notable. Además de un buen doblaje al castellano, nos hemos llevado alguna sorpresa, como escuchar el tema principal de Starwing cada vez que Fox solicita la ayuda de uno de sus aliados. 

starlink 6

Análisis de No Man´s Sky

Starlink Battle For Atlas tiene dos soluciones bastante ingeniosas. La primera de ellas es la posibilidad de jugar sin utilizar las naves, de forma digital. Así cada vez que conectamos un juguete a través del soporte, tenemos 7 días para utilizarlo en nuestra consola (esto es necesario para jugar en modo portátil en Nintendo Switch). También nos permite comprar objetos digitales, por si no queremos los juguetes.

starlink 4

La segunda de ellas es la posibilidad de jugar en modo multijugador a pantalla partida, y no se trata de un modo aparte, sino de la posibilidad de recibir apoyo de un compañero en cualquier momento durante la campaña. 

starlink 8

Como ya hemos dicho antes, las naves de juguete pueden ser lo más llamativo, o lo que atraiga a los jugadores más jóvenes, pero una vez que lo cargamos en nuestra consola nos hemos encontrado con un desarrollo muy sólido. Starlink Battle for Atlas es una aventura espacial que me hubiera vuelto loco de ser uno de esos niños: la sensación de descubrimiento, los combates frenéticos, los gigantescos titanes o las entradas en los acorazados de la Legión ofrecen lo mejor de la ciencia ficción que hemos visto en el cine. Ojalá su final abierto nos permita saber más de esta tripulación en próximas entregas. Si además sois fans de Starwing o Lylat Wars, seguro que la versión de Switch (algo inferior técnicamente) os hace esbozar alguna sonrisa recordando nuestros combates en Super NES o N64 (un poco menos en el juego de Namco para GameCube).  

 

Valoración

Un juego de combates y exploración espacial que puede volver locos a los más jóvenes: tiene enfrentamientos emocionantes, lugares exóticos, pinceladas de estrategia y además es compatible con una serie de juguetes muy atractivos. En Switch, además, integra perfectamente a Starfox.

Hobby

81

Muy bueno

Lo mejor

Una combinación de batallas y exploración profunda, con unos juguetes muy atractivos. Multijugador a pantalla partida durante la campaña. Star Fox.

Lo peor

Hacerse con armas y naves adicionales supone una ventaja notable para avanzar. Al final, la mecánica de conseguir núcleos puede volverse repetitiva.