Super Mario World
Análisis

Análisis de Super Mario World antes de SNES Mini

Por Redacción Hobby Consolas

Versión comentada: Retro

¡Continuamos con la cuenta atrás del lanzamiento de Nintendo Classic Mini SNES! Si ayer recuperamos el análisis de Donkey Kong Country, hoy os traemos el análisis de otra de las joyas de Super Nintendo: Super Mario World.

Super Mario World fue el debut de Super Mario, uno de los personajes más famosos (si no el que más) de los videojuegos, en Super Nintendo, la consola de 16 bits también conocida como El Cerebro de la Bestia. A continuación, podréis leer nuestro análisis de este título realizado hace ya 25 años. Cómo pasa el tiempo...

Super Mario

El mundo más divertido

Mario, su inseparable amigo Luigi y la bella princesa Toadstool estaban a punto de disfrutar de unas merecidas vacaciones. Atrás quedaba el recuerdo de su última aventura tras los pasos de Bowser y su numeroso ejército de tortugas malévolas. Ahora tan sólo les preocupaba llegar al lugar que habían elegido para retirarse del mundanal ruido: La Tierra de los Dinosaurios, el más bello paraje de cuantos se pueda imaginar. Los habitantes de tan afortunado país, hospitalario como ninguno, al enterarse de tan importante visita prepararon una gran ceremonia para celebrar la llegada de nuestros héroes. Tras una gran noche de diversión, fiestas, fuegos artificiales, juergas y algaravías varías, Mario y compañía se retiraron a descansar a una apacible posada situada a la rivera del río Soda. 

A la mañana siguiente, Mario se levantó con un gran dolor de cabeza. Un extraño presagio le rondaba las pensaderas. Se incorporó rápidamente, frotó sus ojos, se caló su roja gorra y salió de la posada raudo y veloz. ¡Cuál fue su sorpresa al comprobar que la calle estaba totalmente desierta! Nada ni nadie perturbaba la malsana tranquilidad de los alrededores. Pero... ¿dónde se habían metido todos los habitantes del reino?, ¿cómo es que habían desaparecido tan de repente? 

Super Mario

De pronto, la voz de Luigi sonó desde la ventana de la posada. "La princesa ha desaparecido, la princesa ha desaparecido...". Ambos subieron rápidamente a la habitación de la princesa y comprobaron el vacío que reinaba en ella. "Me temo que Bowser ha vuelto, amigo Luigi", susurró Mario. "¡No!, otra vez no. Pero si acabamos de empezar nuestras vacaciones", exclamó Luigi consternado. Así es la vida, amigos. Esta pareja ha nacido para ser héroes eternos y no les queda más remedio que salvar a la princesa Toadstool cuantas veces sea necesario. ¡Faltaría más!" Pero no perdamos tiempo y sigamos los pasos de estos dos personajillos, que ya se han puesto en camino. 

Tras unas cuantas horas de ardua búsqueda, Mario y Luigi se sentaron a descansar. La verdad es que no tenían ningún tipo de pista y no sabían muy bien por dónde... pero ¿qué es ese extraño bulto...? ¡un huevo con lunares verdes! y... ¡se está moviendo!. El cascarón se rompió en pedazos y del interior surgió repentinamente una curiosa figura. "¡Oh, pero, si es un pequeño dinosaurio!", exclamó Mario sorprendido.  "Hola amigos, me llamo Yoshi", fueron las primeras palabras que salieron del humeante morro de aquel simpático y verde animalito.

Super Mario

Una vez pasado el susto y acabadas las presentaciones de rigor, los tres volvieron a sentarse y comenzaron una larguísima charla que duró hasta bien entrada la noche. En esta agradable pero tensa reunión, se habló de Bowser, -el mayor enemigo de Mario-, de la invasión de la Tierra de los Dinosaurios por los secuaces del tirano tortuguero, de la huída repentina de todos los habitantes, del secuestro de los hermanos de Yoshi y de su posterior encierro en huevos-prisión.

Pero esto no era lo peor. Lo más alarmante de todo era que el temible Bowser no estaba solo, pues se había traído consigo a sus siete hijos y les había instalado en siete grandes fortalezas prefabricadas. Además, y como guinda final, Bowser se hallaba oculto en el otro confín de la Tierra de los Dinosaurios, en la zona que él mismo, modestia aparte, hacía llamar el Valle de Bowser. Y este va a ser precisamente la misión de Mario y Luigi, atravesar las siete gigantescas zonas, eliminar a todos los enemigos y llegar hasta los dominios del mismísimo Bowser. Yoshi, tras enterarse de toda la historia, se ofreció voluntario para ser la montura particular de los dos arrojados aventureros. 

Super Mario

Todo está listo, pues, para que comience esta inigualable aventura. Nuestros amigos no pueden perder más tiempo. Bowser espera impaciente en su castillo, acompañado de Toadstool, y aún queda mucho camino por recorrer. Mario, Luigi, no le hagáis esperar más... ¡A por él!.

El mundo de Super Mario

Una vez puestos en ambiente y conociendo ya en qué va a consistir exactamente la misión de nuestros amigos, pasemos a descubrir los entresijos de este auténtico juegazo. En primer lugar, tenemos que decir que el descomunal mapa del Super Mario World está pensado para ir avanzando fase a fase, en un orden ya fijado. Hasta que no completemos un nivel, no se nos permitirá pasar al siguiente. Sin embargo, el juego ofrece la curiosa posibilidad de permitirnos volver a una fase anterior que ya hayamos completado. ¿Y para qué?, os estaréis preguntando. Pues muy sencillo, para proveernos de valiosas ayudas, como capas, Yoshi, Fiery Mario, etc... y afrontar con más tranquilidad los niveles posteriores. Seguid leyendo y comprenderéis porqué. 

Entramos en un nivel fácil, ya completado, y conseguimos poderes. Ahora, pulsamos Start para hacer pausa y luego Select para volver de nuevo al mapa. Entramos en ese mundo que es tan difícil y lo afrontamos con las ventajas conseguidas. Mejor, ¿no?. Recordad este gran truco, que vale millones. 

Super Mario

El agreste, inexplorado y gigantesco mapa que va a servir de escenario para la más grande de las aventuras, consta de 96 enormes niveles llenos de enemigos de todo tipo y tamaño, miles de plataformas y útiles objetos. Todo está pensado para que Mario emplee hasta la última gota de sus habilidades. Ya no basta con salta, también hay que agacharse, volar, trepar, subirse en nubes e incluso comer un globo de helio para flotar por los aires. Como véis, un cúmulo de tareas insospechadas y peligrosas, pero totalmente necesarias. 

Como en anteriores aventuras del héroe de Nintendo, este mundo está llenito de tuberías secretas, y salas de bonus donde conseguir valiosas vidas extra y gloriosas puntuaciones. Pero los lugares más siniestros y peligrosos son, sin duda, las casas encantadas y los castillos de Bowser. Las primeras van a producirte más de un quebradero de cabeza, mientras que los castillos te van a hacer saltar, correr y agacharte como en ningún otro lugar del mapeado. Son auténticas pruebas de fuego para nuestro diminuto amigo. 

Super Mario

El reino de los dinosaurios está compuesto por siete grandes mundos que marcan el entorno geográfico de este gran continente. El primero de ellos es la Isla de Yoshi, el más facilito y donde empezará el duro entrenamiento para sobrevivir más adelante. Luego llegarás a las Llanuras del Donut, la Montaña de Vainilla, los Puentes Gemelos, el Bosque de la Ilusión, la Isla de Chocolate y el Valle de Bowser. Pero aquí no acaba la cosa. Todavía quedan El Mundo de la Estrella, los Tres Palacios del Switch (donde se activan las plataformas de colores que inundan todos los niveles), las tuberías secretas y el nivel especial al que sólo accederán los más expertos...

Como podéis ver, el mayor y más bonito escenario jamás creado para un videojuego. Pero, por si fuera poco, todos estos escenarios están habilitados por la fauna y flora más variada y peligrosa que puedas imaginar: las tortugas Koopa, -enemigos ancestrales y clásicos de todas las aventuras de Mario-, las plantas carnívoras, -que saldrán disparadas hacia arriba cuando pases cerca de las tuberías donde habitan-, peces dormilones -verás cuando despierten-, peces pincho, fantasmillas, fantasmones, almas en pena, tomates ácidos, Rhinos... esperad un momento que cojamos aire..., bombas caprichosas, gusanos altivos cactus desmontables, magos chiflados e incluso deportistas ebrios. 

Super Mario

Como podéis observar, una de las listas de enemigos más nutridas de todos los tiempos, y ¡ojo! que no hemos dicho ni la mitad... La única nota alegre del juego la ponen los simpáticos delfines, quienes transportarán a Mario a través de las aguas de algunos niveles. Todo un espectáculo. 

Bueno, pues creemos que ya os hemos contado todo bastante en esta primera toma de contacto con el fantástico Super Mario World. Simplemente, a la vista de esta joya de los videojuegos, nos gustaría finalizar invitando a todos los consoleros del mundo a lanzar unas merecidas ovaciones en honor del creador del mito, Shigeru Miyamoto, (aplausos), de Nintendo y su super máquina (más aplausos), y de Mario y esta su cuarta y más fascinante de sus aventuras (más aplausos todavía). 

¡Enhorabuena, Mario!, una vez más has vuelto a demostrarnos que sólo tú eres capaz de protagonizar juegos como éste, tan maravillosamente divertidos.

Super Mario

El mejor juego de todos los tiempos

Mario ha vuelto en la más grande y mejor aventura de todas cuantas haya protagonizado. Prepárate para surcar en su compañía un mapeado de gigantescas dimensiones, con más de noventa mundos a tu completa disposición, unos gráficos realmente entrañables y preciosistas, melodías de ensueño, posibilidad de grabar partidas y toda la magia y encanto de esa mitología llamada Mario, rey de las plataformas y mascota por excelencia de ese gran imperio llamado Nintendo

Porque tenemos ante nosotros el mejor y más divertido juego de la historia, y no estoy exagerando ni lo más mínimo. Todo en este arcade está pensado para crear un increíble mundo formado por una sinfonía de colores, docenas de niveles secretos, enemigos super simpáticos, diversión casi infinita y la más alta jugabilidad y adicción que podáis llegar a imaginar jamás. 

Gracias Mario por permitirnos jugar contigo y con esta maravilla llamada Super Mario World. ¡Bienvenida Super Nintendo, tu andadura en el campo del videojuego no podía haber comenzado mejor!

Análisis publicado originalmente en el número 10 de Hobby Consolas y realizado por The Elf (Marcos García).

Valoración

Es el mejor y más divertido juego de la historia, y sin exagerar ni lo más mínimo. Todo en este arcade está pensado para crear un increíble mundo formado por una sinfonía de colores, docenas de niveles secretos, enemigos super simpáticos, diversión casi infinita y la más alta jugabilidad y adicción que podáis llegar a imaginar jamás. 

Hobby

97

Obra maestra

Lo mejor

Todo, pero la posibilidad de salvar partidas es total.

Lo peor

No nos imaginamos qué podría haber de malo en este juegazo.