Ir al contenido principal
30 monedas
Análisis

Crítica de 30 monedas, la serie dirigida y coescrita por Álex de la Iglesia

Crítica de 30 monedas, la serie de terror y misterio dirigida y coescrita por Álex de la Iglesia que podréis ver en HBO España a partir del 29 de noviembre de 2020.

El 29 de noviembre llega a HBO España el nuevo trabajo para la televisión de Álex de la Iglesia, tras la serie de 24 episodios Plutón BRB Nero. Se trata de 30 monedas, cuyo guión coescribe de nuevo junto a Jorge Guerricaechevarría (Desaparecidos) y que está destinada a ser una serie de tres temporadas, según supimos gracias a la rueda de prensa ofrecida en el marco del Festival de Cine de Sitges donde se presentó.

El aclamado director de El día de la bestiaBalada triste de trompeta Las brujas de Zugarramurdi, sumerge al espectador en un mundo donde nada es lo que parece y no se puede confiar en nadie.

Revisitando la filmografía de Álex de la Iglesia no es difícil ver alusiones religiosas constantes (calvarios, cruces, el demonio y su encarnación...), mezcladas con afluentes del paganismo (las brujas, los hechizos...), que aquí se repiten de nuevo y encuentran un nuevo cauce para hacernos dudar de lo que estamos viendo.

El protagonista de 30 monedas, el padre Vergara (Eduard Fernández), es un exorcista, boxeador y exconvicto exiliado por el Vaticano en una parroquia de un pueblo remoto de España.

Cuando Vergara es relacionado con una serie de fenómenos paranormales ocurridos en el pueblo, Paco (Miguel Ángel Silvestre), el ingenuo alcalde y Elena (Megan Montaner), una inquieta veterinaria, tratarán de desvelar los secretos de su pasado y el significado de la antigua moneda que Vergara mantiene oculta.

Poco a poco, este insólito trío de héroes se encontrará inmerso en una conspiración global: la batalla por el control de las treinta monedas por las que el apóstol Judas Iscariote traicionó a Jesús de Nazaret.

Con esta premisa en mente la serie desarrolla una historia en la que, como es evidente, prima el corte fantástico derivado de visitar los lugares mágicos del cristianismo utilizando reliquias, fetiches, textos no oficiales ni validados por la Iglesia, que sin embargo están muy presentes en su imaginario: desde la lanza de Longino a las estampas de santos, pasando por supuesto por evangelios apócrifos y por el objeto que señala la traición a Cristo como el principal arma con el que el Mal quiere derrotar al Bien o, al menos, con el que el reverso tenebroso de la fe, representada en los cainitas, quiere reclamar su papel en el Plan Divino.

Al festín de alusiones y homenajes a thrillers, películas de terror y fantásticas (ojo a la excelente banda sonora de Roque Baños, por momentos my hitchcockiana y otras veces trayéndonos a la mente la Semana Santa o las liturgias eclesiásticas), hay que sumarle un potentísimo sello autoral que hace que se desmarque de toda la producción nacional vista a lo largo del año en el terreno de las series.

No se parece a nada que hayáis visto dentro de nuestras fronteras y es un verdadero caramelo para los fans del género que no defrauda y deja con ganas de más, aunque también tenga sus defectos como cierta tendencia a la megalomanía a la hora de introducir efectos especiales en secuencias puntuales.

Pero esta serie, 30 monedas, no podría funcionar de ningún modo si no tuviera un excepcional reparto defendiendo el guión. Eduard Fernández, Miguel Ángel Silvestre, Megan Montaner, Macarena Gómez, Pepón Nieto o Manolo Solo son los personajes fijos más importantes, pero ojo también a los esporádicos entre los que encontramos a intérpretes de gran solvencia como Carmen Machi, Víctor Clavijo, Nuria González o Cosimo Fusco.

Mención especial a Eduard Fernández y Manolo Solo, que han trabajado a fondo a sus personajes tanto en el plano físico como en lo relativo a su forma de hablar (solo parece italoparlante de veras).

La serie, que cuenta con un diseño de producción ambicioso y cuidado, espolea la curiosidad del espectador y le ofrece secuencias memorables de terror de las que se quedan grabadas en la retina, así que, a sabiendas de que la segunda temporada ya está en proceso de escritura, estaremos muy atentos para no perdernos ninguna novedad sobre el próximo regreso de 30 monedas.

De momento, no os perdáis este "primer round" de ocho episodios de una hora de duración (el primero alcanza la hora y cuarto, pero no tiene desperdicio). Os aseguramos que cada episodio os mantendrá atados al televisor hasta el último segundo: es una serie potente desde el plano de la acción y también gracias a su intrincado guión, que nos deja con un cliffhanger magnífico.

Valoración

Álex de la Iglesia regresa a la televisión con una serie de terror costumbrista inédita, con un reparto de lujo y una premisa que se desarrollará a lo largo de dos temporadas más. Es un disfrute maravilloso para fans del fantástico y del terror.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

El tipo de propuesta, tan alejada de cualquier otra de producción nacional en tono y formas, el sello autoral, el casting y la banda sonora.

Lo peor

Algunos excesos de CGI que lastras secuencias que podrían ser verdaderamente terroríficas.

Y además