Alpha
Análisis

Crítica de Alpha, protagonizada por Kodi Smit-McPhee

Por Raquel Hernández Luján

Crítica de Alpha, una película dirigida por Albert Hughes y protagonizada por Kodi Smit-McPhee en la que se muestra la relación entre el hombre y el lobo. En cines a partir del 24 de agosto.

Si hay algo que caracteriza al ser humano, es su capacidad de adaptarse al entorno: es un mamífero omnívoro que puebla casi cada región del planeta y ha tenido a su alcance la posibilidad de domesticar a otras especies salvajes para aprovecharse de ellas en una relación casi simbiótica. Es decir, en la que ambas han obtenido beneficio de su interacción. Alpha es, por así decirlo, una "dramatización estilizada" en la que se narra cómo pudo ser ese primer acercamiento entre el hombre y el lobo antecesor de los perros que conocemos hoy día.

Descubre las mejores películas en UHD 4K

Honesta y directa en su premisa, Alpha es una cinta que no da rodeos ni se alarga en exceso para contarnos cómo Keda, el joven hijo del jefe de un clan prehistórico, sufre un accidente durante una importante cacería.

Dado por muerto, solo podrá curar sus heridas y tratar de regresar a su hogar, aun con condiciones meteorológicas adversas. En su aventura en solitario, tendrá que creer en sí mismo, reunir el valor necesario y demostrar los conocimientos que sus progenitores le han procurado para llegar hasta el grupo. Eso implica también saber librarse de otros competidores por el alimento que además intentan atacarlo como las hienas o los lobos. Tras herir a uno en un enfrentamiento, decide curarlo y empieza a cuidarlo. Apoyándose el uno en el otro, continúan un largo viaje.

Albert Hughes dirige la cinta y firma la historia que ha convertido en libreto Daniele Sebastian Wiedenhaupt. Se trata de una aventura que busca un sentido trascendental al periplo vital de Keda: se muestra el camino iniciático de un joven que pasa de ser un aspirante a hacer que su padre se sienta orgulloso de él a evolucionar teniendo que salir adelante por sus propios medios.

Narra la historia un omnisciente Morgan Freeman, por cierto, si bien solo escuchamos su voz al comienzo y en los impases finales del metraje. Los valores que aporta la película, son positivos: de cooperación interespecies, de aprendizaje, respeto a la naturaleza y fortalecimiento de la autoestima además de trabajo duro, así que en este sentido Alpha es recomendable para un público familiar. También es bastante blanca en lo relativo a la violencia y la crudeza de la naturaleza, de ahí que hayamos utilizado la expresión de que es una cinta muy estilizada.

Como historia de supervivencia, Alpha tiene serias carencias en la credibilidad de la historia y también hay que señalar que se toma muchísimas licencias a la hora de mostrar los clanes humanos: tanto su estética como su indumentaria están demasiado elaborados y puede que incluso la relación hombre-lobo hubiera precisado algo más de espacio para desarrollarse. Vamos, que los historiadores se van a echar las manos a la cabeza y con razón.

Contribuye a este hecho su tono (a veces exageradamente épico) que puede traeros a la cabeza películas como 300 y el montaje, bastante ágil y en ocasiones hasta sincopado que trata de atrapar la belleza de los paisajes y el ADN de la Europa de hace unos 20.000 años en la que la chispa del fuego representaba la diferencia entre la vida y la muerte cuando la nieve cubría los caminos.

Alpha

Aunque tiene secuencias de puro deleite visual, los efectos especiales son demasiado dominantes en los momentos álgidos de la película, lo que les resta mucha fuerza: puesto que lo que quiere contar es la forma en la que el hombre ha ido adaptándose y adquiriendo nuevas habilidades y aliados, habría sido fundamental hacerlo de manera más natural. Alpha puede resultar algo aburrida por su escasez de diálogos, pero en cualquier caso se deja ver y hará las delicias de los enamorados de los animales y en especial de los perros, aquellos a los que llaman "los mejores amigos del hombre" precisamente por el lazo que estrecharon hace milenios.

Valoración

Los amantes de los animales y, especialmente de los canes, tienen una cita en cines para ver esta dramatización de la primera relación de colaboración entre el hombre y el lobo. Asequible para el público juvenil por su sencillez e ingenuidad, Alpha refuerza valores positivos y cuenta con una esmerada fotografía.

Hobby

60

Aceptable

Lo mejor

Que se haya abordado el riesgo de rodar una película en la que es obligatorio leer y que tiene un tempo pausado: el montaje es magnífico.

Lo peor

Los efectos especiales "cantan" demasiado en varias ocasiones, especialmente en el clímax final y como película de supervivencia es bastante blanda.