Black Mirror: Bandersnatch
Análisis

Crítica de Black Mirror: Bandersnatch, donde tú eliges el camino

Por Raquel Hernández Luján

Crítica de Black Mirror: Bandersnatch, donde tú eliges el camino. Es una película dirigida por David Slade y protagonizada por Fionn Whitehead y Will Poulter. Ya disponible para algunos dispositivos vía Netflix.

Black Mirror sigue siendo una inquietante caja de sorpresas para los fans de la serie. Con Bandersnatch recién estrenada en la plataforma de streaming queremos hablaros de la primera narrativa interactiva que nos permite guiar los pasos de nuestro protagonista hasta llegar a un desenlace bien curioso.

Pero antes de meternos de lleno en la crítica de Black Mirror: Bandersnatch tenemos que hablaros de algunas otras cuestiones como los requerimientos técnicos y los medios que podéis utilizar para poder elegir los distintos caminos que propone la serie.

¿Qué es Black Mirror: Bandersnatch?

Los que seáis seguidores de esta serie, ya sabréis de sobra que se trata de una antología de relatos distópicos en los cuales la tecnología juega un papel clave. Además de las distintas temporadas de las que hemos ido disfrutando hasta la fecha, en ocasiones especiales se nos ofrecen episodios especiales de Navidad. Tal fue el caso de Yuletide hace cuatro años y tal es también Bandersnatch ahora en 2018. Solo que en esta ocasión no nos importa solo el "qué" sino también el "cómo".

Consigue las dos primeras temporadas de Black Mirror

Y es que estamos ante una película interactiva, una especie de "Elige tu propia aventura", esos libros que leíamos y que nos permitían seguir distintos caminos. Esto implica que durante el visionado de la película se invita al espectador a tomar decisiones que afectan al transcurso de la trama. A veces puedes elegir entre dos opciones, a veces no te queda más remedio que pulsar sobre una única decisión y en otra tienes que pulsar una serie de números para continuar.

Como curiosidad hay que señalar que no es la primera vez que Netflix experimenta con una narrativa interactiva: las series El gato con botas y Buddy Thunderstruck también permitían al usuario elegir qué decisión debían tomar los protagonistas, aunque Bandersnatch propone una experiencia mucho más completa e inmersiva. Ahí va el tráiler:

¿Dónde y cómo ver el episodio especial de Black Mirror?

Esta película interactiva de Netflix solo es compatible con los modelos más recientes de Smart TV, con la mayoría de reproductores multimedia en streaming, las videoconsolas de última generación y prácticamente todos los navegadores web. Podrás reproducirlo en tu videoconsola o en una televisión moderna: si no dispones de estos dispositivos, tendrás que acudir al navegador de tu ordenador para verlo teniendo en cuenta eso sí, que si conectas el portátil a la tele mediante HDMI podrás verlo en el televisor.

También es compatible en dispositivos iOS y Android que dispongan de la última versión de la aplicación de Netflix. En un iPhone, un iPad, móvil o tableta con Android en el que la app de Netflix está actualizada a la última versión, podrás ver la película interactiva. También está disponible desde la aplicación de Netflix en Android TV. Bandersnatch no funciona desde Chromecast, Apple TV ni las Smart TV antiguas. Si tu televisor o dispositivo son compatibles, en el banner del episodio podrás ver un símbolo rojo con forma de estrella en la parte superior derecha como el que te mostramos a continuación. En caso contrario solo podrás acceder al tráiler y serás redirigido a la temporada 4 de Black Mirror.

Black Mirror: Bandersnatch
Black Mirror: Bandersnatch

¿De qué va y cuántos desenlaces puedes ver?

La película Black Mirror: Bandersnatch tiene cinco finales que dependerán de las decisiones que tomes, y si quieres cambiar alguna de ellas tendrás que reiniciarla y volver a empezar el camino. Puedes saltar al pasado o al futuro 10 segundos con el límite de alcanzar la anterior o posterior decisión para ir variando la ruta. 

La sinopsis oficial dice lo siguiente: "En esta película ambientada en los años 80 y a veces moralmente comprometedora, solo tú tendrás el control sobre lo que ocurre. Tus decisiones tendrán una consecuencia directa sobre el desarrollo de la historia. Hay decisiones que tomar, desafíos que superar, peligros que tener en cuenta y, como siempre en la vida (y en Black Mirror), consecuencias de tus actos y decisiones. Elegir el camino acertado podría llevar a un gran triunfo, pero equivocarse podría acabar en desastre. Pero ¿quién tiene el poder de decidir lo que es correcto o incorrecto? No debes temer ya que una vez termine la experiencia podrás, y deberás, volver atrás y escoger un nuevo camino, cambiar el desarrollo de tu historia y quizás conseguir cambiar el final".

El espectador está llamado a identificarse con Stefan Butler, por quien comenzará a tomar decisiones. Se trata de un joven que se despierta un día con la ilusión de llevar su proyecto a Tuckersoft: una adaptación en formato de videojuego de la novela titulada Bandersnatch escrita por el malogrado genio Jerome F. Davis que terminó suicidándose tras decapitar a su esposa, obsesionado por la idea de que alguien controlaba su mente y de que era una marioneta. A partir de ese momento tendrá que enfrentarse a varios retos: crear su videojuego y descubrir qué sucedió en su infancia.

Black Mirror: Bandersnatch

¿Qué hace especial esta película?

Muchos aspectos. En primer lugar, podemos hablar de la ambientación: la época escogida son los años 80 así que de nuevo actúa un potente componente nostálgico cuando se nombran las Commodore, cuando escuchamos temas como "Relax" de Frankie Goes To Hollywood o cuando nuestro protagonista entra en una tienda de discos en la que las novedades están en vinilo.

Lo bueno además, es que la serie no abusa de esos recursos ni nos satura de ellos. Y por el camino hilvana además muchísimos guiños a la propia serie y episodios anteriores como el nombre de los últimos videojuegos que está programando Colin Ritman: Metl Hedd (aludiendo al episodio de la cuarta temporada "Metal Head" o el que sale posteriormente llamado "Nosedive") o la aparición de un letrero de San Junípero en la clínica de la doctora Haynes, que trata a Stefan.

Por otra parte, el nivel de presión del espectador va en aumento. Al principio, las decisiones que puedes tomar en Black Mirror: Bandersnatch parecen de lo más superfluas: elegir unos cereales para el desayuno del protagonista o la música que va a escuchar pero, a medida que la trama avanza, es más difícil decantarse por una opción y sus repercusiones son mayores. Para cerrar un arco completo lo normal es tomar en torno a unas 30 decisiones.

Aquí es donde se le puede poner una pega a la película: está pensada para llevarte a finales distintos pero esas bifurcaciones importantes llegan muy al final: variar de parecer al comienzo de la partida poco cambia el resultado. Pero su gran virtud es la de descubrir que nuestro Stefan es un trasunto del Augusto Pérez de "Niebla". Al igual que en la nivola de Miguel de Unamuno, la película explora la identidad, el destino, la predeterminación y la incapacidad del ser humano para discernir siquiera si el tiempo no es más que una invención suya.

En fin, estamos ante un bomboncito de ciencia-ficción que no puede evitar recordarnos a piedras angulares del género como a los tótems Aldous Huxley o Philip K. Dick y que tiene todos los ingredientes para proporcionarnos un dignísimo entretenimiento con debate a posteriori. Algo más que un juego con el espectador: una experiencia memorable.

Valoración

La primera película de Black Mirror al estilo "Elige tu propia aventura" es un estimulante ejercicio creativo repleto de referencias a otros episodios de la propia serie y del mundo de la ciencia-ficción.

Hobby

88

Muy bueno

Lo mejor

Que abre una vía a una forma de entretenimiento más interactiva para los usuarios de Netflix y que explora temas complejos y enriquecedores.

Lo peor

Da la sensación de que las posibilidades de elección a veces quedan forzadas: en realidad tienes una ilusión de control al comienzo de la experiencia.

Y además