Crítica de Cobra Kai - La serie secuela de Karate Kid de Youtube
Análisis

Crítica de Cobra Kai temporada 1 - La secuela de Karate Kid de Youtube

Por Jesús Delgado Manzano

Cobra Kai es la serie secuela de Karate Kid de Youtube, que narra en un nuevo episodio de la rivalidad entre Daniel LaRusso y Johnny Lawrenece, antiguo alumno del infame Dojo Cobra Kai. Aquí analizamos toda la temporada 1 al completo.

Finalmente, hemos podido ver enterita la primera temporada de Cobra Kai, serie que se puede ver en Youtube Red y que sirve de secuela a Karate Kid. La premisa de esta webserie parte del reencuentro accidentado entre Daniel LaRusso (Ralph Macchio) y Johnny Lawrence (William Zabka), su rival del gimnasio Cobra Kai. 

Mientras la vida ha sonreído a LaRusso, que ahora es un exitoso hombre de negocios, Johnny no podía haber caído más bajo. Sin embargo, cuando el antiguo karateka cree haber tocado fondo, una oportunidad de redimirse y de encauzar su vida llama a su puerta.

A fin de dejar de ser una sombra de lo que era, Lawrence reabre su vieja escuela, dispuesto a entrenar a los frikis de un instituto cercano. Con su entrenamiento, pretende no solo dar sentido a su existencia, sino ayudar a los muchachos a enfrentarse a los abusones y a los "populares de clase". Lo que nuestro protagonista no sabe, sin embargo, es que el camino al infierno está pavimentado de buenas intenciones.

Y hasta aquí la sinopsis de la temporada 1 de Cobra Kai. A continuación os hablamos de lo que nos ha parecido y de cuáles son sus puntos fuertes y sus flaquezas. 

Nostalgia contraataca

Como ya aventuramos en la crítica del episodio 1 de Cobra Kai, efectivamente la serie es un producto de esa moda revival de los años 80. Un movimiento que, por cierto, estaba encabezado hasta ahora por Stranger Things o Ready Player One, y al que ahora podríamos añadir perfectamente esta serie como tercer pilar. 

¿Ha cambiado mucho nuestra opinión tras ver el primer episodio de Cobra Kai? Esta fue nuestra crítica del arranque de la serie

Y es que, ante todo, Cobra Kai es una serie que exuda nostalgia por todos los lados. Esta orientada a los fans de toda la vida de Karate Kid y a todos aquellos que consideran que el Walkman es el mejor invento creado jamás por el ser humano. Los que no entren en este mismo rollo, lo van a tener complicado para disfrutar de la serie.

Tanto su música, eminentemente ochentera, como las referencias y el punto de partida son un canto a las tres primeras películas de Karate Kid como a la moda y a la producción musical de la época. Se ha de admitir que tanto en lo uno como en lo otro, los directores y productores lo bordan. La selección musical es certera y su elección como temas de fondo para ciertas secuencias, un acierto. Los guiños y referencias... bueno, digamos tan solo que os arrancarán una sonrisa, si no una lagrimita. Sobre todo, cuando llegue (que llegará) el obligado homenaje a Pat Morita, cuyo personaje del Señor Miyagi proyecta una larga sombra en esta historia. 

Con todo lo dicho, hemos de decir que es una serie revival que funciona muy bien. Tanto para el público objetivo, que creció en los 80 haciendo la grulla de Karate Kid como para la nueva generación de espectadores, intrigados por el clásico. En este sentido, se posiciona como un producto transgeneracional bastante funcional. 

Una de las grandes virtudes de la serie es que, a pesar de beber de los años 80 y del furor de esta década, es consciente de la época en la que vivimos. De ahí que aunque se parte de una referencia constante, los problemas y también los protagonistas representan situaciones y cuestiones actuales. Esto se extiende a temas como el abuso escolar, la identidad cultural y la etnicidad, el uso de redes sociales, etc.. Por lo que ejecuta su labor de serie puente con bastante tino. 

Todo se basa en el equilibrio...

Citando al Señor Miyagi, un poco de esto también transpira la historia. No se trata de una secuela al uso, sino de una serie que viene a desmitificar los axiomas inamovibles de la primera película, mostrándonos las imperfecciones de "Daniel-san", pero también las bondades de Johnny.

No dejes de leer tampoco nuestra crítica de la película original de Karate Kid

En este sentido, la temporada 1 de Cobra Kai ejemplifica el equilibrio, el Ying y el Yang, demostrando que siempre hay otro punto de vista. Invirtiendo los roles de los dos protagonistas originales (que ya son cincuentones, por cierto) asistimos a un "ajuste de cuentas" del uno con el otro y con sus respectivos fantasmas. En esta línea, se explora cómo la lucha nunca acaba, pero también cómo las personas evolucionan. Y de esta forma, lamina el discurso maniqueo propio de los ochenta para ofrecernos un punto de vista alternativo.

Que la trama, además, desarrolle precisamente la evolución de Johnny, de Daniel y de sus respectivos alumnos ofrece un aliciente. Si bien trata de recurrir a la figura narrativa de la repetición de ciclo, su ejecución está muy bien realizada, ofreciendo algunas sorpresas. Sobre todo, destaca cómo William Zabka recoge buena parte del peso dramático sobre sus hombros, siendo héroe y villano a la vez de esta, su historia. Su caracterización y su evolución a lo largo de la serie llega a estremecernos, sobre todo en los últimos capítulos. 

De hecho, sin haceros spoilers, os adelantamos que el final de Cobra Kai os va a saber algo agridulce. Sobre todo porque no pretende ser una historia ramplona sobre superación personal, sino que cubre muchos más aspectos, ofreciendo una visión mucho más madura y crítica respecto a las películas originales. Y, ojito, que lo mismo tenemos secuela que expanda aun más lo que nos han presentado. 

A nivel técnico, dejando de lado ya su tratamiento como historia, hemos de decir que quizás un experto en artes marciales le pueda encontrar algún fallo o katas que se ejecuten de forma pobre. En lo tocante al autor de estas líneas, este solo puede decir que le parece que Cobra Kai cuenta con coreografías y escenas de lucha muy potables. Sin desperdicio, a decir verdad. De ahí que el público no especializado saldrá bastante contento a este respecto. 

¿Fan de Karate Kid?  la saga original de películas en Amazon

Cobra Kai es la secuela que Karate Kid merece. Supera no solo a su reciente reboot sino a las películas que siguieron a la película original, haciendo madurar la propuesta de los ochenta y trayéndola a nuestros días. Si podéis echarle un ojo, os la recomendamos encarecidamente. 

Valoración

Excelente continuación de la clásica serie películas de artes marciales de los 80. Arranca desde la nostalgia, apuntando a una nueva generación.

Hobby

88

Muy bueno

Lo mejor

La inversión de roles y el discurso filosófico acerca de los ciclos de rivalidad. Conocer "la otra versión". El uso de su BSO. Los homenajes.

Lo peor

Está orientada, sobre todo, a los fans de la serie original. Si no se tienen frescas las películas o no se es fans de ella, cuesta entrar en ella.

Lecturas recomendadas