Desplazados
Crítica de la miniserie australiana Desplazados (Stateless) basada en hechos reales y protagonizada por Yvonne Strahovski, Jai Courtney y Cate Blanchett. En Netflix a partir del 8 de julio de 2020.

Netflix estrena Desplazados, una miniserie de seis episodios de unos cincuenta minutos de duración en la que se aborda el drama de los flujos migratorios. A su favor, magníficas interpretaciones y el hecho de que intente aportar una perspectiva poliédrica en torno a un tema tan complejo; en su contra otros aspectos como una dificultad manifiesta de atrapar a los espectadores con algunas historias particulares, que resultan menos absorbentes que otras y un tono de drama carcelario que quita el foco de las víctimas de los sistemas disfuncionales en los países de acogida.

Se calcula que unos 70 millones de personas han sido desplazadas de sus lugares de origen por diversos motivos: hambrunas, conflictos armados, represalias políticas... Todo un problema tanto para las personas en esta situación como para los lugares que acogen estas entradas masivas en sus fronteras, con las diferencias culturales e idiomáticas como principal dificultad y sistemas ineficientes e inadecuados para gestionarlas.

Desplazados está basada en testimonios reales de modo que nos ofrecen desde distintos puntos de vista. Por una parte, tenemos a una familia afgana, que intenta embarcar rumbo a Australia para rehacer su vida obteniendo un visado como refugiados. 

VIDEO

Tráiler de Desplazados, la miniserie australiana de Netflix

Por otra, tenemos muchas otras situaciones de personas que, por diversos motivos, tratan de evitar ser repatriados, viviendo entre tanto en el "limbo" que supone un centro de detención en el que se dirimirá cada uno de sus casos.

El más curioso de todos ellos, el de Sofie (Yvonne Strahovski), una mujer que trata de huir de una secta urbana llamada GOPA, en la que ingresa de forma voluntaria tras huir de un hogar opresivo. Una vez que deja de tener recursos con la que financiarla, es expulsada y termina robando el pasaporte de una mujer alemana con la finalidad última de ser enviada a aquel país.

Su traumático paso por GOPA termina derivando en una crisis de identidad primero y en un trastorno esquizofrénico después que hace que reviva determinados episodios de forma recurrente y desarrolle un comportamiento agresivo unas veces y delirante otras. Así, la narración en ocasiones muestra sus alucinaciones en clave musical con Dominic West y Cate Blanchett dando vida a Pat y Gordon Sanders, los líderes del culto, algo un tanto desconcertante que choca con la realidad en la que se mueve.

A tal punto llega la desatención de las personas retenidas en el centro de detención que los expedientes se acumulan y algunos llevan años luchando por obtener una entrevista con inmigración que aclare su destino mientras que otros han optado por buscar aliados en diversas ONG que tratan de ayudarles mediante el activismo pacífico.

Amazon Fire TV Stick

Amazon Fire TV Stick

El dispositivo de Amazon para proyectar vídeo en tu TV. No necesitas el móvil y además incluye mando con control de voz por Alexa.

Cómpralo al mejor precio

Desplazados también habla de lo que encuentran "al otro lado" todos ellos, desarrollando varios personajes fundamentales para comprender la deriva del centro. Desde los funcionarios, que reciben a Cameron (Jai Courtney) como recién llegado tras un breve entrenamiento, hasta una burócrata llamada Clare (Asher Keddie), a la que le encargan evitar filtraciones a la prensa.

No se trata de una serie que pretenda posicionarse de forma maniquea haciendo bandos sino que sabe mostrar todas las perspectivas: los intereses cruzados entre el departamento de inmigración, que intenta a toda costa evitar escándalos tapando incluso abusos de poder; los propios funcionarios, hastiados por las medidas que asfixian a los inmigrantes y los vuelven en su contra y los colectivos externos que intentan ayudarles a conseguir el visado y a denunciar de forma pública maltratos y vejaciones por parte de determinados agentes que no saben lo que es la dignidad humana pero que tampoco representan el sentir general.

Sí que denuncia de forma abierta el etnocentrismo: en realidad, todo estalla por el escándalo que supone que haya una mujer australiana retenida, quedando en segundo plano los dramas humanos que hay a su alrededor, con los que parece que la ciudadanía se siente menos identificada. La indolencia es manifiesta y debería hacernos reflexionar acerca de aquello de lo que se nos informa y de lo que nos cala. Es decir, por una parte, hay una selección en las noticias que nos llegan porque de por sí estamos insensibilizados ante lo que no nos pilla cerca y por otra parte, tenemos la terrible tendencia de mirar a otro lado.

Dicho lo cual, la serie peca exactamente de hacer lo mismo que denuncia: sobreexpone la historia de Sofie y nos priva de profundizar en muchas otras que solo quedan esbozadas y que probablemente son mucho más duras y trascendentales.

En suma, Desplazados es una miniserie correcta que podría ser mucho más compleja pero que al menos se preocupa de intentar hacer pensar a la audiencia, que podrá conectar lo que ve con la actualidad de forma inmediata. Ahora bien, no deja de ser curioso que una serie de ficción como Years and Years nos hiciera llegar de una forma tan lacerante el drama de la inmigración y que ese desasosiego no nos lo traslade esta otra, basada en hechos reales. La diferencia radica en la construcción de los personajes y en la fortaleza del guión: Daniel Lyons y Viktor Goraya consiguieron implicar emocionalmente a los espectadores: que su historia nos calara hasta el tuétano y sintiéramos cada lance del destino como en carne propia... Más que eso, consiguió que nos metiéramos en sus zapatos y nos sintiéramos vulnerables al punto de que nos planteáramos que su drama podría ser el nuestro si las circunstancias se torcieran. Eso es lo que le falta a esta serie.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Desplazados es una serie notable que se esfuerza por mostrar la inmigración ilegal desde distintos puntos de vista, ofreciendo una panorámica del problema que suponen los flujos migratorios tanto para los países de acogida (Australia en esta ocasión) como para las personas que se ven obligadas a desplazarse sin garantías.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Busca un enfoque poliédrico mostrando el papel de las instituciones, de funcionarios, de la prensa, los activistas y distintos inmigrantes.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

No llega a retratar el drama que supone en las vidas de muchas personas tener que abandonarlo todoe implicar emocionalmente a los espectadores.
Hobby

75

Bueno

Y además

Desplazados (Serie TV)

Argumento:

Desplazados (Stateless) es una miniserie australiana basada en hechos reales y protagonizada por Yvonne Strahovski (El cuento de la criada), Jai Courtney, Asher Keddie y Cate Blanchett. La narración nos lleva a conocer a cuatro personas completamente desconocidas que acaban conviviendoen un centro de detención de inmigrantes en Australia, en...