Un día más con vida
Análisis

Crítica de Un día más de vida, la película de animación

Por Raquel Hernández Luján

Un día más de vida (Another Day of Life) es una película de animación de Raúl de la Fuente y Damian Nemov que narra la Guerra Civil de Angola desde la perspectiva del reportero polaco Ryszard Kapuscinski.

Esta producción hispano-polaca que cuenta también con capital alemán, belga y húngaro de la que vamos a hablaros hoy, es toda una rara avis en nuestro panorama cinematográfico. Un día más con vida (Another Day of Life) es una película de animación para adultos dirigida por Raúl de la Fuente y Damian Nemov, en la cual se nos narra cuál fue el proceso que sufrió Angola cuando dejó atrás la colonización de Portugal.

Las mejores películas de animación en UHD 4K

Seis años de duro trabajo y algo más de siete millones de euros han sido el caldo de cultivo de una película visceral que adopta la perspectiva del reportero polaco Ryszard Kapuscinski en su viaje de tres meses por el país, para dar cuenta de lo que allí sucedía e, inevitablemente, terminar siendo parte activa de su futuro al tomar una decisión respecto a la información que poseía que era crucial en un momento dado.

La película no solo tiene un fortísimo mensaje político sino que es un poderoso alegato antibelicista y también nos lleva a reflexionar acerca del papel de la prensa internacional en un conflicto de esta magnitud. ¿Es la presencia de los reporteros algo que por sí mismo cambia el curso de la Historia?

Uno de sus principales aciertos de la película Un día más con vida es el de mostrar de primera mano material documental real que se mezcla con la recreación animada. De esta manera encontraremos fotografías de las personas implicadas en este periplo que se desarrolla durante el turbulento año de 1975, pero también, y mucho más importante, el testimonio de los principales agentes del cambio: el periodista Artur Queiroz, compañero del reportero o el General Farruso, que es quien le avisa de que Sudáfrica va a invadir Angola. Este último es un personaje especialmente interesante por su evolución y las paradojas personales a las que tiene que enfrentarse a lo largo de todo ese tiempo.

Pero cuando esta película hace realmente magia es cuando se vuelve más literaria y acude a tropos literarios que sabe plasmar de forma visual como las reiteraciones, por ejemplo de una de las palabras que son la llave con la que descifrar una guerra: "confusão", o la poesía del subconsciente de nuestro protagonista en cuya mente irrumpen por igual flashbacks de sus clases universitarias en las que es interpelado por sus alumnos mientras que en otras ocasiones se sumerge en mundos soñados, en los que todo se tiñe de rojo, o su coche levita entre volutas de humo y neones de hoteles que se hacen pedazos.

Un día más con vida es una película dura, lo que se traduce también en su paleta cromática, a menudo virada a los tonos rojizos y en la que se abunda también en ese caos por medio de bruscos escorzos, puntos de vista inestables y una cámara muy libre que recoge con movimientos audaces las acciones bélicas.

Al estar basada en la obra de Kapuscinski toma evidentemente su punto de vista, así que habrá quien la tache de ser en exceso bienintencionada con el personaje, pero en este sentido es honesta con el material de base. Lo que sí se le puede achacar es el hecho de que el montaje sea mu, muy brusco. Probablemente funcionaría mejor si fuese más fluido o bien si la parte de los testimonios se hubiese colocado al final de tal modo que la narración animada fluyera de una manera más natural, aunque se intercalasen fotografías o fotogramas de imagen real para dotar al metraje de un mayor calado.

Las mejores series de animación para adultos

Como decíamos al comienzo, es una coproducción de Kanaki Films de España, Platige Image de Polonia, Walking the Dog de Bélgica, Wüste Films y Animationfabrik de Alemania, y Puppetworks de Hungría. 

Esta pieza audiovisual ganó el premio Cartoon Movies a la mejor productora del año (la navarra Kanaki Films) y llegó al Festival de Cannes, aunque desde la Sección Oficial con la proyección fuera de concurso además de que ha podido verse en el Festival de Cine de San Sebastián. Un día más con vida llegará a la cartelera española a finales del año de la mano de Golem Distribución.

Valoración

Animación e imagen real se dan la mano para mostrar la Guerra Civil de Angola hasta llegar a ser un Estado libre. Un proceso doloroso, lento y con un reguero de cadáveres tras de si. Una reflexión imprescindible sobre el coste de la revolución y de los actores implicados en el proceso.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

La animación: los movimientos de cámara, la plasmación de los personajes y sus momentos surrealistas para mostrar los pensamientos del protagonista.

Lo peor

Lo brusco que es el montaje a la hora de casar la animación y la imagen real y la imagen excesivamente hagiográfica de Kapuściński.